Menú
7 beneficios del ajo en la salud
ALIMENTACIÓN

7 beneficios del ajo en la salud

Además del delicioso toque de sabor que da a muchas recetas, los ajos también ayuda a prevenir los resfriados y a disminuir la presión sanguínea, ente otras de sus cualidades.

Coral Ferrero Ibáñez

Son muchos los alimentos que ofrecen multitud de beneficios para la salud, pero hay uno en concreto que aparece en todas las listas: el ajo. No solo es el mejor complemento para acompañar a muchas comidas, además ofrece un alto nivel nutricional a cambio de muy pocas calorías. El ajo es uno de los alimentos más naturales que podemos encontrar y además se puede ingerir de varias maneras: crudo, cocinado, en forma de especia...

Está claro que no todo el mundo disfruta del sabor del ajo, pero de ser ese el caso, un adulto puede consumir hasta cuatro dientes de ajo al día, de un peso aproximado de un gramo cada uno. Si quieres conocer más datos sobre las propiedades saludables del ajo, estas son las cualidades que puede aportar este alimento a tu salud.

1. Trata los resfriados

¿Cuántas veces has escuchado a tu madre decir que comas ajo cuando te notes resfriada? Pues como es habitual, tienen toda la razón. El ajo refuerza el sistema inmunológico, lucha contra los gérmenes y proporciona anti-oxidantes a nuestro cuerpo para que funcione correctamente. Además también aporta vitamina C, selenio, azufre y otros minerales que ayudan a afrontar el resfriado común, aunque su mayor propiedad es la Alicina, un poderoso antioxidante antibacteriano.

Si sueles toser, estornudar o sentirte mal con regularidad seguro que añadir ajo a tus comidas mejorará tu salud, ya que según los estudios, consumir unos 2 gramos y medio de ajo al día ayuda a reducir estos síntomas en un 61%.

2. Mejora la salud de los huesos

Aparte de la vitamina C y los otros beneficios que hemos mencionado el ajo también contiene magnesio, que facilita la formación del hueso y del cartílago, el metabolismo óseo y la absorción del calcio.

Un estudio realizado a mujeres con menopausia demostró que aquellas que ingirieron alrededor de 2 gramos de ajo crudo diario experimentaron un descenso de falta de estrógeno, lo que indica que este alimento favorece la resistencia de los huesos.

3. Reduce la presión sanguínea

Una ración diaria de ajo ayuda a disminuir la presión sanguínea e incluso algunos estudios lo comparan con medicamentos utilizados para combatir la hipertensión como el Atenolol. Ingiriendo de 600 a 1500 miligramos la presión sanguínea habrá disminuido en un periodo de 6 meses. El ajo también estimula la producción del endotelio, lo que conduce a la relajación del músculo y la vasodilatación, es decir, de la pared del vaso.

Una ración de ajo diaria contribuye a disminuir la presión sanguíneaUna ración de ajo diaria contribuye a disminuir la presión sanguínea

4. Complementa el ejercicio físico.

El ajo es un alimento que ayuda a incrementar la capacidad de ejercitarse y que disminuye la fatiga tras practicar deporte, especialmente en aquellas personas que sufren problemas del corazón. Se ha experimentado con la forma de elaboración del ajo para comprobar cuál de ellas es la óptima para no perder ninguno de los beneficios, y el ajo crudo ha sido determinado como el más favorable para la salud.

5. Trata la pérdida del cabello

Otra ventaja del ajo es que puede aminorar la pérdida del pelo. El alto contenido de sulfuro de este alimento incluye queratina, la misma proteína de la que está hecha el cabello. Por ello se estimula el crecimiento y el fortalecimiento del pelo. Un estudio realizado en 2007 comprobó que un champú formado a base de extracto de ajo resultó ser muy eficaz a la hora de inducir el crecimiento del cabello en casos de alopecia.

El ajo contiene sulfuro, que a su vez contiene queratina, lo que ayuda al crecimiento del cabelloEl ajo contiene sulfuro, que a su vez contiene queratina, lo que ayuda al crecimiento del cabello

6. Disminuye el colesterol

El exceso de colesterol, y por consiguiente las enfermedades cardiovasculares, también pueden verse reducidas consumiendo ajo a diario. Después de su ingesta, los niveles del colesterol LDL (colesterol malo) se han visto reducidos moderadamente. El ajo ayuda a mejorar la capacidad del cuerpo de disolver los coágulos de sangre que, de otra manera, aumenta el riesgo de ataque al corazón mediante el cierre de las arterias.

7. Ayuda a prevenir el Alzheimer

Uno de los beneficios de este alimento es que contiene antioxidantes que apoyan a los mecanismos de protección del cuerpo contra el desgaste de las células. Ha sido probado científicamente que la abundante consumición de ajo aumenta las enzimas antioxidantes de las personas y reduce el estrés en los pacientes con una alta presión arterial. Con todo esto, las enfermedades como el Alzheimer y la demencia senil pueden llegar a ser prevenidas gracias a las propiedades del ajo.

Son numerosos los estudios que han comprobado las cualidades del ajo, por lo que si estás pensando en llevar una dieta más saludable no deberías prescindir de este alimento.

Artículos recomendados

Comentarios