Menú
La alergia al látex, material muy presente en nuestra vida
ALERGIA AL LÁTEX

La alergia al látex, material muy presente en nuestra vida

Existen hasta 40.000 objetos cotidianos que contienen látex, te contamos en qué consiste esta alergia.

Héctor Félix Lasheras Diez

El látex es una sustancia lechosa que se extrae, mediante la técnica de sangrado, del árbol tropical Hevea brasiliensis. La sustancia está muy extendida por todo el mundo debido a sus amplias cualidades de resistencia, flexibilidad e impermeabilidad.

La alergia al látex se traduce por una respuesta desmedida de nuestro organismo al entrar en contacto con las proteínas que se encuentran en el látex de caucho natural. En consecuencia, el sistema inmunológico reacciona frente a las proteínas presentes en el látex. Lo normal sería producir una reacción defensiva, pero en el caso de las alergias se produce lo contrario, reacciones negativas, por un fallo de respuesta en los anticuerpos del tipo IgE. Tan importantes son estos anticuerpos que, en gran medida, son los exclusivos responsables de las reacciones generalizadas al contacto con látex. También es cierto que las reacciones focalizadas suelen ser producidas por los aditivos químicos añadidos al látex durante su procesamiento.

El látex se extrae del árbol Hevea brasiliensisEl látex se extrae del árbol Hevea brasiliensis

Dos tipos de reacciones al látex

Así mismo existen dos tipos de alergia al látex. La primera, de respuesta inmediata y la segunda, de carácter retardado. La inmediata se debe a la existencia de anticuerpos frente a las proteínas del látex natural. Sus mecanismos se asemejan a los relacionados con las alergias a las proteínas vegetales.

Cuando se entra en contacto con el látex, la reacción se produce de forma casi inmediata provocando síntomas que oscilan entre los leves: enrojecimientos, picor e hinchazón, llegando hasta los más graves como edema conjuntival, rinitis, asma y urticaria generalizada.

En el segundo tipo de reacción, la retardada, esta se suele manifestar entre las 6 y las 48 horas después y no tiene un carácter tan grave, limitándose a rojeces o urticarias en la piel de forma focalizada. No debemos de olvidarnos también de las posibles alergias cruzadas, de las que ya hablamos en Bekia, en este caso látex-fruta. Casi un tercio de las personas alérgicas al látex también sufrirán reacciones al entrar en contacto con frutas de las familias de las rosáceas: melocotón, albaricoque, manzana, pera o cereza y hortalizas de la familia del tomate y la patata.

Estas reacciones, aunque menos probables, son más peligrosas si se llagaran a ingerir esos alimentos, pues la reacción se produciría en las cavidades interiores de nuestro organismo, pudiendo llegar a sufrir ataques anafilácticos u obstrucciones respiratorias.

Como ya apuntábamos, debido a sus amplias propiedades y bajos costes, existen multitud de objetivos cotidianos que contiene látex y no siempre son fáciles de identificar. Las bandas elásticas de la ropa interior, los bañadores, abrigos, botas, chupetes, globos, muñecos, pegamento de sobres, guantes, preservativos, y así hasta casi un total de 40.000 objetos de uso cotidiano que contiene látex suficiente para crear una reacción alérgica, sin olvidar los alimentos mencionados.

Actualmente, están aumentado los casos de alergias al látex por dos motivos principalmente, el primero la generalización de productos derivados del mismo y, por otra parte, aunque positiva, por la mejora en la detección de la alergia concreta, lo que implica mejora de las pruebas diagnósticas.

El látex está presente en hasta 40.000 objetos cotidianosEl látex está presente en hasta 40.000 objetos cotidianos

Colectivos en riesgo

Dado el amplio abanico de objetos con látex, también existen personas que formar parte de colectivos con mayor riesgo de padecer y contraer las alergias al entrar en contacto con esta sustancia. Paradójicamente, el entorno clínico y medico es uno de los lugares de más riesgo.

Las personas con cirugías o procedimientos medios son población en riesgo, así como los trabajadores de la salud y todos aquellos que usen guantes de látex (carniceros, peluqueras, policías, personal de limpieza). También son colectivos de riesgo los trabajadores de la construcción, amas de casa con dermatitis crónica, pacientes con espina bífida o malformaciones, pacientes atópicos, personas que han tenido reacciones alérgicas graves, y aquellas con reacciones frente a ciertas frutas o frutos secos, principalmente plátano, castaña, kiwi, aguacate y pistacho.

Hoy en día existe ya una vacuna o inmunoterapia frente al látex que se comercializa en España. Además, existen diversos tratamientos farmacológicos para tratar las reacciones una vez que se producen. Es recomendable para los pacientes con alergia al látex llevar siempre consigo antihistamínicos y, si se es muy sensible, puede estar indicado llevar también adrenalina para auto-administración.

En cualquier caso, se debe avisar siempre al personal sanitario de su condición de alérgico al látex ante cualquier intervención diagnóstica o terapéutica al entrar en contacto con esta sustancia.

Artículos recomendados

Comentarios