Menú
Alergia al polen, ¿qué es y por qué nos ataca?
ALERGIA PRIMAVERAL

Alergia al polen, ¿qué es y por qué nos ataca?

Llega la primavera y con ella los estornudos y molestias propias de los alérgicos al polen.

Noelia Rodríguez Alvarez

Llega la primavera, el sol, las flores... y los estornudos. Para muchos no hace falta mirar el calendario para saber que el 21 de marzo ya está aquí y que hemos cambiado de estación. Les basta con darse cuenta de la cantidad de veces que pueden llegar a estornudar en una mañana. Los estornudos son probablemente el principal síntoma de sufrir alergia al polen, una de las dolencias más habituales por estas fechas.

Pero la alergia al polen es más que los incómodos estornudos, y sus consecuentes dolores de cabeza, irritación en la nariz, goteo constante ... En el artículo de hoy de Bekia nos hemos propuesto tratar de arrojar algo de luz sobre esta enfermedad. Qué provoca la alergia al polen, cuáles son sus síntomas y qué podemos hacer para tratarla y aliviarla.

La llegada de la primavera se siente con estornudosLa llegada de la primavera se siente con estornudos

¿Qué es la alergia al polen?

Cualquier clase de alergia es una reacción excesiva de nuestro cuerpo ante el contacto de determinadas sustancias como pueden ser los ácaros del polvo, una comida determinada, o en el caso que nos ocupa, el polen de las flores. Y esto se produce precisamente cuando las plantas realizan la polinización -proceso de transferencia del polen desde los estambres hasta el estigma, donde germina y hace posible la producción de semillas y frutos-, algo que sucede en determinados momentos del año como es la primavera.

La reacción excesiva ante el contacto con el polen hace que el cuerpo active sus defensas y es cuando se generan los síntomas de la alergia al polen. Estornudos, congestión nasal e irritación de los ojos son los más habituales y la principal manera de combatirlos es con un tratamiento médico adecuado a base de antihistamínicos.

Síntomas principales

La alergia al polen tiene tres síntomas que son básicos y que resultan de lo más molestos: estornudos, congestión nasal y lloros. A consecuencia de estos pueden aparecer dolores de cabeza, dolor abdominal e incluso la sensación de que ha habido un cambio brusco de temperatura. Es por ello también que puede llegar a confundirse este tipo de alergia con un simple catarro.

Como curiosidad comentar que inicialmente a la alergia al polen se la conocía como la fiebre del heno. En el siglo XIX, en Inglaterra, coincidiendo con la siega del heno en junio y julio eran numerosas personas las que tenían un proceso catarral que se pensaba era producido por los efluvios del heno. Décadas después se demostró que se trataba de la alergia al polen.

Los síntomas no son graves, pero sí molestos y lo peor de todo: interfieren en el día a día de cualquier persona. Resulta de lo más complicado concentrarse en un trabajo cuando se está continuamente estornudando e incluso da mala imagen estar, por ejemplo, de cara al público con congestión nasal o llorando.

Particularidades del polen

El polen, al igual que ocurre con los ácaros, cuenta con unas peculiaridades que hacen que quien les tenga alergia tenga más problemas para convivir con la enfermedad. Cuando uno tiene alergia a una comida basta con no probarla, y cuando la tiene a un metal basta con no tocar nada que lo contenga, sin embargo el polvo y el polen flotan en el ambiente y es imposible evitar el contacto con estas partículas, por muchas precauciones que tomemos.

Así ocurre que se puede producir una reacción alérgica al polen paseando por la calle, si es que hay árboles cerca, o en la propia casa, si es que tenemos plantas. Incluso no estando especialmente próximos a plantas y árboles podemos entrar en contacto con el polen porque se mueve fácilmente con una simple brisa.

Esto hace que quienes sufren alergia al polen difícilmente puedan escapar de ella una vez comienza la primavera. Por ello es importante tener un tratamiento médico adecuado, así como seguir una serie de consejos a fin de evitar el contacto directo con el polen a fin de reducir en la medida de lo posible los síntomas.

La alergia nos puede interferir en nuestro rendimiento en el trabajoLa alergia nos puede interferir en nuestro rendimiento en el trabajo

Consejos para los alérgicos al polen

Es importante que, en la medida de lo posible, se evite estar cerca de árboles y plantas una vez entrada la primavera. Esto se vuelve fundamental por la noche, por lo que se recomienda sacar las plantas de la habitación a la hora de dormir. Es beneficioso usar humidificadores y aires acondicionados con filtro anti-polen.

Es evidente que no puede uno encerrarse en casa y no salir de ella durante los tres meses que dura la primavera, pero sí puede evitar los espacios en que hay muchos árboles y plantas y las horas en que la concentración de polen es mayor en la atmósfera (entre las 5 y 10 horas de la mañana y las 19 y 22 horas de la tarde-noche).

El polen entra en contacto con el cuerpo a través de la nariz y los ojos, por lo que las gafas de sol actúan a modo de protección. Y si vas a viajar en coche hazlo con las ventanillas cerradas para que no entre polen del exterior, especialmente durante las horas de mayor concentración. Es importante que en casa abras las ventanas a otras horas que tampoco sean esas por la misma razón.

Tratamiento farmacológico

Seguir estos consejos puede ayudar a limitar el contacto con el polen para quienes le tengan alergia, pero es inevitable evitar toda clase de contacto. Por ello es más que probable que se necesite de un tratamiento farmacológico para hacer frente a los síntomas de esta alergia.

Por lo habitual las alergias se tratan con antihistamínicos o descongestionantes, que lo que hacen es actuar sobre los síntomas de las mismas a fin de paliarlos en la medida de lo posible. Como alternativa, y con el objetivo de eliminar los posibles efectos secundarios de estos medicamentos, se pueden utilizar plantas como la ortiga, el ginkgo y el regaliz como un tratamiento incluido dentro de la fitoterapia.

Artículos recomendados

1 Comentario

Allan Hernández

11/10/2017 03:10

¡Hola! Me parece muy interesante la información que has compartido y muy importante, recientemente estuve haciendo una investigación sobre esta alergia y escribí un artículo sobre esta, tal vez encuentres alguna información adicional que te pueda servir. Saludos http://www.meditip.lat/salud-de-la-a-z/alergias/alergia-al-polen/