Menú
Las alergias en otoño
ALERGIA ESTACIONAL

Las alergias en otoño

En otoño no atendemos a la alergia como en primavera y es una estación propensa, te contamos por qué y cómo controlar las alergias este época.

Sara P. Lorenzo

Las alergias afectan durante todo el año pero son en los cambios de estación cuando más afectan a las personas. Durante la primavera nadie lo duda, el polen del aire hace que muchos teman salir de casa. Sin embargo, algunos aun se sorprenden cuando en otoño empiezan a estornudar. ¿Por qué empeoran las alergias en otoño?

1) Bajada de temperaturas

En otoño, especialmente a partir de octubre, las temperaturas empiezan a bajar y podemos encontrarnos de un día a otro con cambios bruscos de temperatura, no solo en la calle si no también en casa. Al hacer más frío muchos hogares comienzan a poner la calefacción y se reduce la ventilación natural. Por otro lado, hay mayor humedad en el ambiente. Si sumamos todo esto obtenemos un caldo de cultivo perfecto para que los ácaros del polvo se reproduzcan. Los cerpos más sensibles darán lugar a una respuesta inmune en la cual la persona sufre tos, moqueo, estornudos, ojos enrojecidos y lagrimosos, etc. Esos son solo los síntomas leves, en casos más graves la persona puede sufrir urticarias, dificultades para respirar, asma o incluso anafilaxia.

2) Cuidado con los objetos

Algo a tener en cuenta y que muchas personas desconocen es que no solo importa el lugar en el que estés sino los objetos que hayan en él. Así, los colchones, alfombras, sábanas, mantas, almohadas y otros objetos que acumulen ácaros se vuelven más peligrosos en otoño por el aumento de la humedad dentro de las casa. En lugares públicos también podemos encontrar alérgenos en objetos en los que es fácil que los ácaros del polvo se acumulen. Por ejemplo: ropa húmeda o toallas húmedas en el gimnasio, juguetes o peluches en guarderías, etc.

Las aspiradoras con filtro HEPA te ayudarán a combatir la alergiaLas aspiradoras con filtro HEPA te ayudarán a combatir la alergia

3) El comienzo de las clases

Los niños suelen sufrir más las consecuencias de las alergias que los adultos. Primero, porque su sistema inmune no está tan fortalecido como el nuestro pero también porque después de un largo verano deben empezar las clases en septiembre y pueden entrar en contacto con otros chicos que tengan mascotas en casa (siempre acaban llevando algo de pelo de sus mascotas en la ropa). Además, no debemos olvidar las alergias alimentarias, con la vuelta de las clases es probable que los niños puedan tomar por error alimentos a los que son alérgicos en el comedor o por comer comida de los compañeros.

4) Aumentan las enfermedades víricas.

Con la llegada del otoño los virus se proliferan con mayor rapidez, desggraciadamente empeoran los síntomas típicos de las alergias.

5) Se descuida la medicación

Las personas con alergias suelen abandonar o al menos descuidar la medicación en verano porque se sienten mejor, sin embargo, al llegar de nuevo el otño con la proliferación de los ácaros del polvo en los hogares los síntomas empeoran.. Por eso, los médicos siempre recomiendan que las personas con asma o alergia al polvo continúen con su medicación también en verano si no quieren sufrir crisis alérgicas con la llegada del otoño.

6) Contacto con las mascotas.

Si tienes animales de compañía sabrás que en otoño e invierno estamos más en contacto con ellos, básicamente porque nos quedamos más iempo en casa por el mal tiempo. En el caso de los perros los paseos no durarán tanto ni serán tan frecuentes como en verano.

Alergias más comunes en otoño y sus síntomas

1) Alergias alimentarias. Los estudiantes y trabajadores se incorporan a sus rutinas diarias después del periodo vacacional. Como muchos comen fuera es más probable que puedan entrar en contacto con alérgenos.

2)Rinitis alérgica. Se produce como consecencia de la exposición a ciertos alérgenos como el polvo o el polen. También puede venir acompañado de sintomas asmáticos.

3) Asma. Es el tipo de alergia más frecuente, suele aparecer por alérgenos como el polvo, ácaros, humedad, moho, caspa animal y ciertos alimentos.

4) Alergia a mascotas. El contacto con la piel y caspa de los animales puede desencadenar los síntomas de esta alergia, estamos más tiempo en casa y por tanto con ellos.

5) Dermatitis atópica. Con la llegada del del viento y del frío, nuestra piel tiende a descamarse. Además, con las bajas emperaturas abrimos nuestros armarios y sacamos de nuevo los jerséis, abrigos... Las prendas a base de lana mantienen la temperatura corporal pero también puede facilitar que la piel se descame.

El asma y la rinitis son algunas de las alergias que más se agudizan en otoñoEl asma y la rinitis son algunas de las alergias que más se agudizan en otoño

Como prevenir los síntomas alérgicos

1- Limpieza a fondo. No es un secreto que para prevenir la alergia al polvo y ácaros hay que aspirar frecuentemente la casa. Si alguien dde tu familia sufre esta dolencia es recomendable quitar las alfombras, peluches y otro tipo de objetos que puedan acumular polvo y ácaros. En caso contrario aspira las alfombras con frecuencia y no simplemente las barras.

2- Evita la calefacción. Es mejor que lleves más ropa en casa a poner la calefacción, no se solo te lo agradecerá tus pulmones si no también tu organismo. También deberías cambiar frecuentemente los filtros del aire acondicionado o de la calefacción para evitar el bombeo de polvo y ácaros al ambiente.

3- Cuida de tu cama. Las sábanas de la cama deberías lavarlas una vez a la semana con agua caliente apra eliminar los ácaros. Por otro lado, los peluches infantiles deberían estar alejados de las camas, al igual que las mascotas. Por último, no comas en la cama y cambia tu colvhón mínimo cada 10 años.

4- No acumules ropa mojada durante mucho tiempo, ponla a secar según hagas la colada en un sitio seco y en el que esté expuesta al sol.

5- Usa aspiradora con filtro HEPA. Es un tipo de filtro que se encarga de que el alérgeno absorbido no regrese de nuevo al piso una vez aspirado.

6- Los productos frescos no deben dejarse al aire libre y la basura tiene que sacarse todos los días.

7- Si tienes plantas en casa debes vigilar como el estado de la tierra y de las hojas, si se han formado hongos o hay partes putrefactas.

8- Durante un tiempo evita pasear por parques o jardines.

9- Evita la exposición al tabaco y a olores fuertes provenientes de productos de limpieza, perfumados, lacas, etc.

10- Escoge productos de higiene libres de alcohol y otros agentes alérgenos.

Artículos recomendados

Comentarios