Menú
Análisis del PSA
DETECCIÓN PRECOZ

Análisis del PSA

El análisis de PSA en un sencillo método por el que se puede detectar de manera precoz en cáncer de próstata.

Marta Cabrera Benito

El análisis de PSA, o lo que es lo mismo, el análisis de antígeno específico de la próstata se utiliza para saber los indicadores de cáncer de próstata que puede haber en el cuerpo de un hombre. La próstata es una glándula que únicamente se encuentra en el cuerpo de los varones y que, además, es la encargada de producir la sustancia llamada PSA. Ésta, como ya hemos dicho, puede ayudarnos a indicar que hay riesgo de que el paciente tenga un cáncer de próstata ya que sus niveles de descontrolan cuando esto ocurre, dando lugar a pensar que está pasando algo en el cuerpo del hombre.

Aun así, no hay que alarmarse. Aunque un hombre tenga los niveles de PSA descompensados no siempre va a significar que padece un cáncer de próstata. Puede venir provocado por cualquier otra causa que no tenga nada que ver. Por otro lado, también es posible que una persona con los niveles de PSA dentro de lo que se considera normal esté desarrollando un cáncer de próstata. De todos modos, el análisis de PSA es buen método de detección precoz de esta enfermedad, aunque a veces tenga que llevar más pruebas adicionales para corroborarlo.

Para hacer un análisis del PSA sólo se realiza una sencilla extracción de sangrePara hacer un análisis del PSA sólo se realiza una sencilla extracción de sangre

Pasos previos al análisis de PSA

El análisis de PSA, como ya hemos dicho, tiene como cometido ser un método de detección precoz del cáncer de próstata. Por lo tanto, serán sometidos a él aquellos hombres de los que el médico tenga sospecha de que puede pasar algo. Aun así, hay algunos indicadores que pueden hacer que la sospecha sea mayor. Por lo tanto, el análisis de PSA suele hacerse a hombres que pasan de los 50 años por el riesgo a padecer cáncer de próstata, a aquellos a los que, tras una exploración manual, se les ha encontrado un bulto, cuando se quiere saber en qué nivel se encuentra el cáncer o cuando hay antecedentes familiares de esta enfermedad.

Antes de la prueba será necesario avisar al médico de dos cosas. En un primer lugar de los medicamentos que el paciente está tomando. En caso de que no lo haga, es posible que no se sepa las causas de posibles alteraciones en los resultados. También es importante saber si se ha comido o no. A veces, en caso de que el paciente haya comido en las horas previas a la prueba, puede quedar reflejado en lo que revelen los análisis. Por lo demás, se trata de una prueba de lo más sencilla que no supone ningún problema para la persona que se lo tiene que realizar.

Cómo se realiza el análisis de PSA

Como ya hemos dicho previamente, para que el médico mande hacer un análisis de PSA tiene que ver un indicador de que su paciente puede padecer cáncer de próstata. Por lo tanto, antes de esta prueba habrá otras que incluirán desde el examen físico de la zona hasta un cuestionario de preguntas para saber los antecedentes familiares y otros problemas de salud que puedan tener relevancia.

El análisis de PSA ayuda a detectar el cáncer de próstataEl análisis de PSA ayuda a detectar el cáncer de próstata

Teniendo ya superado el primer paso, toca el momento de hacer la prueba. En el momento en el que llegue tu turno, verás que se trata de una analítica normal. Es decir, entrarás en una sala y la persona encargada de la extracción te pedirá que te descubras el brazo. A continuación, limpiará la zona con una sustancia antiséptica para eliminar los gérmenes e introducirá la aguja para poder sacar la cantidad de sangre necesaria. Una vez terminado, te dará un algodón para que aprietes el lugar donde te han pinchado durante un rato.

Pasadas unas semanas, el paciente ya tendrá sus resultados y podrá acudir al médico para que le interprete lo que estos dicen. Cuando dan que los niveles de PSA son menores a 4 ng/ml en sangre se supone que no hay indicadores de cáncer de próstata. Lo contrario ocurre cuando los resultados son superiores a 10 ng/ml en sangre. Aun así, como ya hemos dicho antes, no es bueno quedarse únicamente con esta prueba. Puede haber otros factores, como el simple hecho de estar tomando una medicación que pueden alterar estos niveles sin que necesariamente el paciente tenga que tener cáncer de próstata o, en otros casos, camuflarlo.

Artículos recomendados

Comentarios