Menú
Beneficios de la salsa de soja
ALIMENTACIÓN SALUDABLE

Beneficios de la salsa de soja

La soja es un alimento con buena fama y es que es ideal para tu dieta. Existe la salsa de soja que muchas personas utilizan habitualmente, ¿qué beneficios te aporta a tu salud?

Noelia Rodríguez Alvarez

La soja es uno de esos alimentos que tienen buena fama, que descubrimos hace unos años y que consideramos la panacea de la alimentación. A pesar de que existe una coincidencia en la sociedad de lo recomendable y "sano" que es tomar soja en sus diversas vertientes no tenemos del todo claro qué tiene de especial ni mucho menos para que es beneficioso.

Sabemos que procede de la cultura asiática y como otros alimentos introducidos desde este continente viene envuelto en un halo de bondades para salud, especialmente cuando lo que se busca es adelgazar y llevar unos hábitos de alimentación saludables aludiendo a sus pocas calorías.

Entre todas las aplicaciones de la soja probablemente la más conocida sea la salsa de soja- con permiso de la leche de soja, fácil de introducir en nuestra dieta, a la venta en cualquier supermercado y con un precio más que asequible. La consumimos con naturalidad, pero ¿sabemos ciertamente qué beneficios reporta para nuestra salud? ¿Es un aliado si lo que pretendemos es adelgazar?

Son muchos los beneficios que aporta la salsa de sojaSon muchos los beneficios que aporta la salsa de soja

Extra de nutrientes

La salsa de soja es un alimento milenario, cuya primera receta nació de la fermentación de los granos de la soja y de trigo, de la que salía una masa que al mezclarse con agua se convertía en salsa. Por sus nutrientes se consideraba una alternativa a las proteínas cárnicas, algo que caló especialmente en la comunidad vegetariana, lo que suele identificarse con comida baja en calorías y cuyo consumo puede ayudar a adelgazar.

Hoy en día podemos diferenciar dos tipos de salsas de soja: shoyu y tamari, en cuya elaboración no se incluye el trigo, por lo que es apta para los celiacos. Son diferencias a tener en cuenta y que han de consultarse en el momento de hacer la compra. Aún así, en función de su origen hay diversos tipos de salsa de soja, que puede ser oscura -tonalidad más habitual- pero también clara.

Entre los nutrientes que tiene la salsa de soja cabe destacar proteína, fibra, aminoácidos esenciales y lecitina, todo ello beneficioso para nuestra salud. De este modo ayuda a reducir el colesterol, es buena para las enfermedades cardiovasculares y también para adelgazar. También está recomendado para personas diabéticas.

Está recomendada para quienes practican ejercicio, puesto que permite recuperar los nutrientes que se pierden mientras se hace deporte, así como para las mujeres con menopausia porque, entre otras cosas, refuerza el calcio de los huesos.

[img=La salsa de soja tiene un alto poder antioxidantehttp://img.bekiasalud.com/articulos/47000/47827/2.jpg[/img]

Poder antioxidante

La salsa de soja tiene un gran potencial como antioxidante, de ahí que ayuda a hacer frente a las situaciones vistas anteriormente. De hecho se considera más potente que otros de los alimentos antioxidantes clásicos, como puede ser el vino o el zumo de naranja. La salsa de soja es diez veces más efectiva que el vino y 150 más que la naranja.

La salsa de soja cuenta con numerosos beneficios para nuestra salud y muy pocas calorías, así que está recomendado para cualquier persona, no únicamente cuando se está en riesgo de sufrir alguno de los casos vistos anteriormente.

De hecho es una gran aliada cuando se quiere adelgazar, por sus escasas calorías y poderosos nutrientes. Para conseguir sus beneficios basta utilizar la salsa de soja para aliñar las ensaladas, sustituyendo a otro tipo de aceites. Pero podemos ir más allá e introducirla en nuestro menú usándola para cocinar.

Cocinar con salsa de soja

Ya comentamos que uno de los beneficios de la salsa de soja es que tiene pocas calorías y se convierte en un aliado cuando pretendemos adelgazar. El problema que se nos presenta es no saber cómo usarla más allá de las ensaladas.

Se puede considerar una alternativa al aceite de oliva o de girasol. Así, puede usarse para condimentar alimentos o para marinarlos o para elaborarlos de diversas maneras. También se usa en la preparación de otro tipo de salsas de origen asiático como la archiconocida salsa teriyaki.

Artículos recomendados

Comentarios