Menú
Biopsia cutánea
DERMATÓLOGO

Biopsia cutánea

La biopsia cutánea es una muestra de tejido cutáneo que se toma para analizar, no siempre tiene relación con un cáncer, descubre más sobre esta prueba.

Marta Cabrera Benito

Hablamos de biopsia cutánea cuando nos referimos a la acción mediante la cual se toma una muestra del tejido cutáneo para su posterior análisis. Normalmente, se hace cuando se tiene sospecha de que en esa zona hay peligro de que se esté reproduciendo cualquier tipo de tumor maligno en la piel. El médico solicita esta prueba cuando después de una exploración externa no ha podido sacar ninguna conclusión sobre la lesión.

Existen distintos tipos de biopsias cutáneas. En primer lugar, tenemos la biopsia por raspado. Consiste en raspar o extraer la parte más externa de la piel para extraer una parte o toda la lesión para analizar. A continuación estaría la biopsia en sacabocados. En este caso, se toma una pequeña muestra circular de piel utilizando un cilindro hueco con los bordes afilados. En tercer lugar está la biopsia por escisión. Cuando se sospecha que hay un melanoma se usa este tipo que consiste en retirar toda la lesión con la ayuda de un bisturí. Por último, está la biopsia por cirugía. Se realiza cuando se busca extraer una muestra de un tamaño superior.

Hay varios tipos de biopsia, desde raspar la piel, hasta la cirugíaHay varios tipos de biopsia, desde raspar la piel, hasta la cirugía

Pasos previos a la biopsia cutánea

La biopsia cutánea no es una prueba aislada, sino que, cuando se realiza, es porque el dermatólogo ha visto algo que es necesario analizar y que, tras la exploración física no lo ha podido hacer como quisiera. Necesita información adicional que solo podrá conseguirla si examina la lesión con más detenimiento, de ahí que necesite sacar una muestra.

En primer lugar, suele utilizarse para poder analizar si la lesión se trata o no de un melanoma. No siempre que se pide una biopsia tiene que significar que hay un tumor maligno, sino que el dermatólogo quiere tener más información sobre la lesión. No siempre tiene que estar relacionado con un tumores. En ocasiones, aparecen erupciones en la piel que no se sabe el origen y se quieren analizar para saber qué hongo o bacteria ha podido causarlas. Por último, cuando hay algún antecedente de enfermedad cutánea en la familia, se puede tomar una muestra de piel para prevenir cualquier riesgo.

Se trata de una prueba que no requiere de una gran preparación previa. El día que le vayan a hacer la biopsia cutánea, el paciente acudirá al centro o a la consulta donde el médico le haya citado. Será necesario que comente con él cuáles son los medicamentos que está tomando en ese momento para prevenir problemas. Por lo demás, no hay ningún otro aspecto necesario a tener en cuenta antes de hacerse la biopsia cutánea.

Normalmente nos ponen unos puntos de sutura tras la biopsiaNormalmente nos ponen unos puntos de sutura tras la biopsia

Cómo se realiza una biopsia cutánea

Dependiendo de la lesión que tengamos o de lo que quiera analizar el dermatólogo, éste nos preparará para el tipo de biopsia que quiere llevar a cabo. Antes de empezar cualquier tipo de intervención, nos informará sobre ella y sobre los posibles riesgos que puede conllevar esta prueba. En caso de que sea una biopsia quirúrgica, será necesario firmar un permiso por escrito, mientras que para el resto, seguramente, sirva con el consentimiento oral.

Cuando ya esté todo claro, el dermatólogo procederá a pedir que el paciente se descubra la zona de la que se va a tomar la muestra. Una vez descubierta, se procederá a aplicar un líquido antiséptico para eliminar los gérmenes de la zona para, posteriormente, anestesiarla a través de un pinchazo que puede resultar algo molesto. En el momento en el que dejemos de sentir la zona, se procederá a extraer la muestra de piel con el procedimiento más adecuado. En caso de que sea necesario cerrar la herida, se darán los puntos de sutura necesarios.

Una vez termine todo, se pondrá un apósito en la zona que ha sido intervenida que tendrá que estar puesto durante 24 horas después de la biopsia cutánea. En cuanto a los puntos, será necesario volver al médico para que él o una enfermera nos los quite tras una o dos semanas, dependiendo de lo que nos digan. Tras esto, solo quedará esperar los resultados que suelen tardar entre una semana y un mes, por lo que hay que tomárselo con paciencia.

Artículos recomendados

Comentarios