Menú
DOLOR DE CUELLO

La cervicalgia o dolor de cuello

La cervicalgia es un síntoma de otras dolencias que afecta en algún momento de su vida a la mitad de la población.

Sara Menéndez Espina

La cervicalgia no se refiere a una patología en sí, sino a un síntoma, y significa literalmente dolor cervical o dolor de cuello. Esta parte del cuerpo es muy delicada y trabaja mucho a lo largo del día, la movemos hasta 600 veces por hora, por lo que no es extraño que un alto porcentaje de la población sufra dolor de cuello alguna vez en su vida, los expertos hablan de un 48.5% a nivel mundial.

¿Cómo funciona la zona cervical? El segmento cervical se encuentra en la parte superior de la columna vertebral, y está formada por 7 de los 33 huesos o vértebras que componen la columna, la cual recubre la médula espinal. Éstas están articuladas entre sí por discos vertebrales, que son los que les dan movilidad, y sujetas por músculos y ligamentos. Además, de ella salen los nervios motores y sensitivos que conectan el sistema nervioso central (encéfalo y médula espinal) con los brazos, por tanto, son los que permiten a éstos moverse y tener sensibilidad.

La cervicalgia puede ser aguda o crónicaLa cervicalgia puede ser aguda o crónica

Como vemos, hay muchas estructuras comprendidas en el cuello, por lo que el origen del dolor puede ser de varios tipos. El más común es muscular, debido al mantenimiento de posturas incorrectas, o al estrés.

Síntomas que pueden acompañar

Además del dolor y la rigidez, que será mayor o menor dependiendo de la causa y el tipo de lesión, el dolor cervical puede venir acompañado de mareos y dolor de cabeza. Esto se debe a que la rigidez muscular impide el correcto flujo sanguíneo hacia zonas como el cerebelo o el oído interno, estructuras encargadas de darnos equilibrio. El dolor puede extenderse hacia uno o los dos brazos, entonces se hablaría de cervicobraquialgia.

Tipos de cervicalgia

Según el tiempo durante el que se extienda el dolor de cuello, se hablaría de cervicalgia aguda o crónica. La aguda también se conoce como tortícolis, aparece de forma repentina, y ocasiona falta de movilidad, de forma que si intentamos mover el cuello produce un dolor intenso. Va desapareciendo con los días, y en ocasiones puede incapacitar para realizar las tareas cotidianas.

Se habla de cervicalgia crónica cuando el dolor se mantiene más de 3 meses, aunque no presenta la rigidez de la tortícolis, sino que los dolores van apareciendo de manera irregular, y se intensifican durante unos minutos. Se da en el 10% de la población, y es más común en mujeres debido a los peustos de trabajo que suelen ocupar con más frecuencia (oficina, tareas del hogar, etc.).

Posibles causas del dolor de cuello

Las causas de la cervicalgia son mútiples. Como decíamos, la causa más común es el exceso de trabajo, el estrés, malas posturas, enfriamientos, realizar movimientos bruscos con el cuello, pasarse muchas horas con posturas que implican mirar hacia abajo, etc. Esto produce una contractura en los músculos del cuello, se quedan agarrotados o tensos, y eso produce dolor y el resto de síntomas que acompañan a la cervicalgia.

Otra causa del dolor cervical son los accidentes, donde se puede tener una lesión por latigazo cervical. Esta se da cuando la cabeza realiza de forma brusca un movimiento hacia delante y hacia atrás, forzando la flexión del cuello, como ocurre en accidentes de tráfico debido al impacto del golpe.

La hernia discal o hernia de disco también es una causa común de cervicalgia. Esta puede producirse por un golpe o por realizar esfuerzos, aunque en muchas ocasiones su causa no está clara. Los discos intervertebrales están formados por una parte central blanda y un revestimiento exterior duro, y lo que ocurre en esta dolencia es que la parte exterior se desgarra y el contenido blando del mismo sobresale por esa abertura. Los síntomas son dolor y disminución de la movilidad, y se suele dar en personas jóvenes, porque a medida que pasan los años los discos intervertebrales se van gastando, y eso evita que se de este tipo de lesión.

Adoptar posturas incorrectas puede provocar dolor de cuelloAdoptar posturas incorrectas puede provocar dolor de cuello

Por último, el dolor de cuello puede ser derivado de otras enfermedades, como artrosis cervical, fibromialgia, pequeñas rupturas en la columna causadas por la osteoporosis, espondilitis o inflamación de las vértebras, escoliosis, trastornos circulatorios, meningitis o tumores. Se hablaría en estos casos de dolor cervical no mecánico, es decir, no se relaciona con factores musculares o ligamentosos, y son menos comunes.

Cuando la cervicalgia se da como consecuencia de otra enfermedad, esta va acompañada de otros síntomas, y muchas veces el dolor aparece cuando ya se conoce la enfermedad y ya ha afectado de otras maneras. Por tanto, si nos duele el cuello, lo más probable es que se deba a factores mecánicos, contracturas o malos hábitos posturales.

Tratamiento de la cervicalgia

Cuando se trate de cervicalgia no mecánica, es decir, que derive de otra enfermedad, el tratamiento será específico para tal patología. En caso de cervicalgia mecánica el tratamiento consiste, por un lado, en administrar fármacos analgésicos, si el dolor es fuerte, y antiinflamatorios y relajantes musculares. También se aplicará calor en la zona, pues tiene la función de relajante muscular y si la rigidez no es muy severa no será necesaria la ingesta de medicamentos de ese tipo. Se recomienda reposo relativo si se trata de dolor agudo, y si este es fuerte o se debe a una lesión con cierta gravedad, se colocará un collar cervical o collarín, cuyo uso limitará el médico para evitar debilitar y atrofiar la zona.

El fisioterapeuta nos indicará los ejercicios que devuelvan cuello su movilidadEl fisioterapeuta nos indicará los ejercicios que devuelvan cuello su movilidad

Cuando se termine el tratamiento y el dolor vaya desapareciendo, se realizarán ejercicios suaves, indicados por el médico o fisioterapeuta, para devolver la movilidad al cuello. Volveremos cuanto antes a la rutina diaria siempre que no implique realizar esfuerzos y presión sobre la zona superior del cuerpo.

El tratamiento de la cervicalgia crónica irá encaminado a realizar ejercicios de fortalecimiento de los músculos del cuello, y a mejorar la postura durante las actividades de trabajo, por lo que el paciente deberá modificar y aprender nuevas pautas de ergonomía e higiene postural para prevenir el dolor y la complicación en patologías más severas. El estrés y la tensión juegan un papel muy importante en este tipo de dolor cervical, así que las técnicas de relajación y de disminución del estrés serán necesarias.

Artículos recomendados

3 Comentarios

Patsy

29/03/2016 05:43

Me hicieron cirugia en Miami y Me ayudo al dolor cefalea Cervical pero ya no puedo mas los dolores son cronicos. Solo me duele y eStoy Muy cansada Y haSta la cama me duele

0 0

Responder

santiago franco

22/09/2015 13:39

tengo dolor cervical desde ase un mes consecutivo me gustaria saber si puede ser de las quija grac ia

3 0

Responder

Patsy

29/03/2016 05:47

Hola, me hicieron cirugia cervical pero solo mejoro Cefalea. Los discos dijeron fui a rehabitacion . Pero sigue mi dolor Oxycodin es lo unico que me quita el terrible dolor pero es muy fuerte

0 0

Responder