Menú
Claves de seguridad para cuando vas a la playa
VERANO

Claves de seguridad para cuando vas a la playa

Si vas a la playa deberás seguir algunas claves de seguridad para asegurarte de que pasas un día sin peligros.

Irmina Merino Vidal

En estos días de tanto calor, sobre todo si estamos de vacaciones, es normal que nos apetezca mucho ir a la playa con toda la familia. Es uno de los mejores momentos del verano, ya que bajo el sol podemos relajarnos y también jugar en el agua con los más pequeños. Sin embargo, y como en casi todas las actividades que realicemos con tanto calor, deberemos tener en cuenta una serie de premisas por el bienestar de nuestra salud y de los niños, principalmente.

Descubre cuáles son algunas claves de seguridad que deberías tener siempre en cuenta cuando vayas a la playa este verano.

1. Protege la piel siempre del sol

Aunque ya estemos morenos no debemos dejar nunca de aplicarnos crema solar. Es muy importante que la crema sea al menos de un factor 30, sobre todo para los más pequeños, y que se la apliquemos tanto a ellos como a nosotros mismos media hora antes de tomar el sol. Una vez nos encontremos en la playa deberemos reaplicar la crema tantas veces como sea necesaria, sin olvidarnos de partes tan importantes como el rostro o los pies que si los olvidamos podrían llegar a quemarse.

Cuando nos exponemos al sol es importante que llevemos siempre con nosotros una botella de agua frescaCuando nos exponemos al sol es importante que llevemos siempre con nosotros una botella de agua fresca

Sé generoso con el producto, ya que si no nos aplicamos suficiente pueden quedarnos superficies de piel sin cubrir, que podrían quemarse o bien que la crema solar no llegue a hacer el efecto deseado. En el caso de los niños es también importante que además de llevar siempre la cantidad de crema adecuada no se expongan al sol durante demasiado rato, por lo que limita el tiempo que pasas en la playa o llévate una sombrilla para que puedan estar también en la sombra.

2. Una constante hidratación

Cuando nos exponemos al sol es importante que llevemos siempre con nosotros una botella de agua fresca, sobre todo si vamos a la playa con niños pequeños como necesidad y seguridad . Es esencial beber al menos dos litros de agua al día, pero en un día de playa, aunque estén todo el rato debajo de la sombrilla, el calor será tan intenso que nuestro cuerpo tendrá que estar constantemente hidratado.

Elige el agua por encima de otras bebidas azucaradas por el bien de la salud de tus hijos. Es normal que quieran beber alguna de ellas, pero conviértelo en algo excepcional y anímales a beber agua por encima de otras bebidas de forma diaria. Así también las valorarán más y su cuerpo estará mejor cuidado.

3. Los niños siempre bajo supervisión de un adulto

Cuando estemos en la playa una de las principales claves de seguridad para el bien de vuestros hijos será que siempre estén bajo la supervisión de un adulto. Los niños tendrán ganas de jugar, sobre todo en el agua o cerca de la orilla, por eso es conveniente que un adulto esté jugando con ellos, en el caso de que sean pequeños, o bien esté de pie mirándolos, aunque no esté involucrado en sus juegos.

El mar puede sorprenderte en cualquier momento El mar puede sorprenderte en cualquier momento

El mar puede sorprenderte en cualquier momento y aunque el niño o la niña sepa nadar, necesitará siempre la supervisión de un adulto en caso de que pudiese suceder cualquier cosa. No solamente podría ahogarse, sino que con la corriente del mar podría ir alejándose de los padres que se encuentran en la arena y a perderse.

Normalmente acostumbra a haber mucha gente en la playa en verano, por lo que lo mejor será estar al lado de los más pequeños en todo momento. Esto no significa que no se lo vayan a pasar bien ni a disfrutar del juego, sino que estarán vigilados para que no pueda sucederles nada. Para que se distraigan puedes llevarles cubos, palas o raquetas para jugar con una pelota de playa.

Intenta que si están en el agua no opten por jugar a hacerse ahogadillas, ni competiciones para ver quién nada más lejos. Aunque a simple vista estos juegos puedan parecerte inofensivos, puede que si los niños no están vigilados o se despistan podrían llegar a ser peligrosos para su seguridad.

Artículos recomendados

Comentarios