Menú
Claves para disfrutar de tu entrenamiento diario
EJERCICIO

Claves para disfrutar de tu entrenamiento diario

Si tienes un entrenamiento diario y te cuesta disfrutarlo no te pierdas estas claves para empezar a cambiar tu mente.

Mª José Roldán Prieto

El ejercicio es una poderosa herramienta para cambiar tu mentalidad y mejorar tu estado de ánimo, además también de mejorar tu salud física. Es necesario que para disfrutar de tu entrenamiento diario puedas sacar toda tu fuerza de voluntad, escuchar a tu cuerpo y darle la fuerza que necesita, aunque en ocasiones sientas que siempre es la misma lucha interna.

Para apreciar el entrenamiento diario necesitarás motivación y fuerza de voluntad, sobre todo al principio, pero una vez que te comprometas y te des cuenta de lo gratificante que es moverse, el ejercicio se convertirá en un estilo de vida para ti. Podrás fortalecer tu salud mental y tu cuerpo.

Si te cuesta disfrutar de tu entrenamiento diario descubre algunas formas para sacar el máximo partido de mantenerte activo/a y de sentirte bien desde dentro hacia afuera, ¡y cada día de tu vida!

Para apreciar el entrenamiento diario necesitarás motivación y fuerza de voluntad, sobre todo al principioPara apreciar el entrenamiento diario necesitarás motivación y fuerza de voluntad, sobre todo al principio

Claves para disfrutar del entrenamiento diario

1. Empieza el deporte con una sonrisa

La forma en que trabajas tu cuerpo puede darte energía o drenarla completamente. La mayoría de las personas no saben tampoco cómo el cuerpo le responde o cómo la postura afecta a su salud general y a su estado emocional.

Por ejemplo, si sales a caminar con el ceño fruncido, posiblemente tu postura tampoco sea la más correcta... Pero si sonríes con una simple sonrisa, tu cuerpo mejorará y tu postura también.

La ciencia ha demostrado que sonreír cambia tu bioquímica y afecta a tu sistema nervioso de forma positiva. Los pensamientos negativos que se convierten en hábito comenzarán también a disminuir. Cuando se tienen pensamientos positivos y se convierten en una norma, el estado de ánimo mejora automáticamente. Si sonríes mientras entrenas, percibirás al entrenamiento de forma más positiva.

2. Actúa como si ya hubieras logrado tus metas

Este es un concepto importante. Hay personas que creen que no pueden sentirse exitosos hasta que no hayan conseguido la meta que se han establecido... Creen que alcanzando la meta serán felices. Pero la realidad es que lo importante es vivir el presente y disfrutar del momento. Cada día puedes estar alcanzando metas.

Por ejemplo, no pienses que cuando adelgaces 10 kilos o cuando consigas correr 10 kilómetros seguidos serás feliz, ni mucho menos. Disfruta de los gramos que pierdes durante la semana o de superarte corriendo cada día.

Para ello, acepta que estás en el camino correcto y que cada día encuentras el éxito. Disfruta de esa sensación y sé el dueño de tu éxito en el momento presente.

Un entrenamiento es un buen momento para que compruebes cómo te hablas a cada momentoUn entrenamiento es un buen momento para que compruebes cómo te hablas a cada momento

3. Ten pensamientos positivos

Las personas nos hablamos constantemente y es necesario que prestes atención a lo que te estás diciendo diariamente y al tono de voz que usas. ¿Te hablas con amabilidad? ¿Igual que lo harías si hablases a un amigo? ¿Te hablas de forma agresiva e incluso hiriente?

Un entrenamiento es un buen momento para que compruebes cómo te hablas a cada momento. Es en estos momentos cuando tienes la oportunidad de inspirarte o de ser negativo contigo mismo. Lo ideal es que los momentos desafiantes sean oportunidades para atraer positividad a tu pensamiento interior. Esto te ayudará a sentirte mejor y a continuar tu entrenamiento con una mejor actitud.

4. Mejora tu respiración

Tu respiración es tu energía, es tu fuerza vital. La mayoría de personas no respiran bien cuando hacen deporte y esto puede hacer que se sientan más fatigadas, por eso, es importante aprender a respirar bien antes de empezar a hacer un entrenamiento. Respirando conscientemente podrás aguantar mejor el entrenamiento y te sentirás con más energías.

Una vez que tengas esto en cuenta podrás empezar a tener una mejor relación con tu entrenamiento diario. Te darás cuenta que un entrenamiento te hará sentir mejor por dentro y por fuera.

Artículos recomendados

Comentarios