Menú
Colposcopia
GINECÓLOGO

Colposcopia

Te contamos cómo se realiza una colposcopia y qué puede detectar, una prueba ginecológica para ver bien el cuello uterino.

Maria del Carmen Roldán Prieto

La colposcopia es un procedimiento ginecológico por el cual, mediante la iluminación y la obtención de imágenes ampliadas de la vulva, las paredes vaginales y el cuello uterino, permite al equipo médico detectar y examinar anormalidades en estas estructuras.

El cuello uterino es la base del útero que lleva al canal de parto, la vagina. Durante la colposcopia se pueden realizar pruebas especiales como el lavado con ácido acético, el uso de filtros de color y la toma de muestras de tejidos o biopsia.

La colposcopia no debe confundirse con la culdoscopía , que es la inserción de un instrumento a través de la cara posterior de la vagina para ver el área pélvica detrás de la vagina, es decir, para realizar un examen visual del útero, los ovarios y las trompas de Falopio.

¿Por qué se hace una colposcopia?

Normalmente se procede a realizar una colposcopia cuando se hace necesario examinar el cuello uterino porque el resultado de la prueba de Papanicolaou sea anormal.

El colposcopio es el instrumento utilizado para realizar esta prueba ginecológicaEl colposcopio es el instrumento utilizado para realizar esta prueba ginecológica

Pero, aunque la prueba de Papanicolaou dé resultados normales, la colposcopia es necesaria a veces cuando el cuello uterino se ve visiblemente anormal para el ginecólogo que realiza la prueba Papanicolaou.

El objetivo de la colposcopia es determinar qué causa la apariencia anormal del cuello uterino o el resultado anormal de la prueba de Papanicolaou, y así saber qué tratamiento es más apropiado dar a la paciente.

¿Cómo se hace una colposcopia?

Un colposcopio es un microscopio que se parece a un par de binoculares. El instrumento tiene una gama de lentes de aumento y filtros de color que le permiten al médico detectar pequeños vasos sanguíneos anormales en el cuello uterino. El colposcopio se usa para examinar las paredes vaginales y el cuello uterino a través de la abertura vaginal.

- El primer paso del procedimiento es examinar la vulva y la vagina en busca de signos de verrugas genitales u otros crecimientos. Las verrugas genitales son causadas por el virus del papiloma humano (VPH), que es un virus de transmisión sexual que puede causar cáncer de cuello uterino .

- Posteriormente se realiza la prueba de Papanicolaou.

- Se inspecciona el cuello uterino y se realizan tres pruebas especiales: el lavado con ácido acético, se usan los filtros de color del colposcopio y se toman muestras de los tejidos del cuello uterino (biopsia)

La colposcopia es un procedimiento completamente seguro. Sus complicaciones se limitan, a veces, a un ligero manchado de sangre tras la prueba.

El ginecólogo busca con esta prueba observar la unión escamocolumnar, que es el área del cuello uterino que da lugar a la mayoría de los casos de cáncer de cuello uterino. El término unión escamocolumnar se refiere al límite entre los dos tipos diferentes de células:

- Las células escamosas que recubren la superficie externa del cuello uterino,

- Y las células columnares que normalmente forman el revestimiento del canal endovervical.

El canal endocervical conecta el cuello uterino con la parte principal del útero. La mayoría de casos de cáncer de cuello uterino se originan en las células escamosas y, por lo tanto, se conocen como cáncer de células escamosas del cuello uterino.

Con la colposcopia se busca examinar el cuello uterino con más detalleCon la colposcopia se busca examinar el cuello uterino con más detalle

Durante la colposcopia, la completa unión escamocolumnar es más propia de las mujeres jóvenes. Esto se debe a que después de la menopausia, esta unión escamocolumnar tiende a migrar dentro del canal endovervical. La colposcopia, por tanto, no es adecuada para mujeres que han pasado la menopausia.

Si toda el área de unión escamocolumnar del cuello uterino no es visible en la colposcopia, puede ser necesario realizar otro tipo de procedimiento que permita examinar toda la unión escamocolumnar.

Tras los resultados de la colposcopia, ¿cuál es el enfoque para tratar las anomalías cervicales?

Si los resultados de la biopsia muestran precáncer (displasia) o cáncer, se puede recomendar un tratamiento. La displasia puede ser leve, moderada o grave. Casi todas las mujeres con displasia pueden realizar sus tratamientos en la consulta del médico. El médico elige generalmente entre dos tipos de tratamiento.

- El primer tipo es la destrucción (ablación) del área anormal. Este procedimiento de destrucción es la fotoablación con láser de dióxido de carbono y criocauterio.

- El segundo tipo es la extracción (resección). Este procedimiento consiste en la escisión electroquirúrgica con asa (procedimiento conocido como LEEP debido a sus siglas en inglés), conización con bisturí frío e histerectomía.

Ambos tipos de tratamiento curan al 90% de las pacientes con displasia, lo que significa que el 10% de las mujeres tendrá una recurrencia de su anormalidad después del tratamiento.

Solo ciertos casos cuidadosamente seleccionados de cáncer de cuello uterino se tratan con LEEP o con conización con bisturí frío. La mayoría de los casos de cáncer de cuello uterino y casos ocasionales de displasia severa se tratan con histerectomía . El tratamiento para la displasia o el cáncer generalmente no se realiza en el momento de la colposcopia inicial ya que el tratamiento depende del análisis de las biopsias realizadas durante la colposcopia.

Artículos recomendados

Comentarios