Menú
Comer menos calorías no te hará comer más saludable
ALIMENTACIÓN

Comer menos calorías no te hará comer más saludable

¿Piensas que por comer menos calorías estás comiendo más saludable? No tiene que ser así y descubre por qué

Mª José Roldán Prieto

Cuando se trata de comer mejor o al menos de tener una alimentación saludable, muchas personas se centran en las calorías. Sobre todo, las personas pueden centrarse en las calorías aún más cuando quiere perder peso. Algunos expertos en la materia de dietas, dicen que debes concentrarte en los carbohidratos, en el azúcar y también, aunque menos importante, en las calorías.

Al mirar la etiqueta de nutrición en el paquete de los alimentos que consumes, lo más fácil de hacer es mirar las calorías que te aportan y si pone que son muchas... prefieres dejarlo a un lado. Parece lógico pensar que los alimentos bajos en calorías son igual a los alimentos saludables, pero esto no siempre es cierto.

Cuando se quieren consumir la cantidad perfecta de calorías, puedes consumir más carbohidratos de los que realmente necesitasCuando se quieren consumir la cantidad perfecta de calorías, puedes consumir más carbohidratos de los que realmente necesitas

Menos calorías no significa que sea más saludable

Si te enfocas estrictamente en cuántas calorías consumes, si son muchas o pocas, es posible que te engañes a ti mismo con las proteínas que realmente necesita tu organismo. Cuando dejas a un lado las calorías, tu cuerpo usará la proteína que consumes para poder producir la energía en lugar de utilizarla para desarrollar músculo, mejorar tu inmunidad o ayudar a que tengas un buen aspecto físico. Como ves tienes que pensar muy bien qué es lo que comes para tener una mejor salud.

De acuerdo con el Centro para el Control de Enfermedades (CDC), las mujeres y los hombres adultos deben aspirar a consumir de 46g a 56g de proteína por día, respectivamente. Aquellas personas que son especialmente activas físicamente necesitarán aún más gramos de proteínas.

Cuando se quieren consumir la cantidad perfecta de calorías, puedes consumir más carbohidratos de los que realmente necesitas. Por lo tanto, es posible que no estés haciendo nada bueno para tu salud, aunque creas lo contrario.

Cuidado con la ingesta de carbohidratos

Los carbohidratos vienen en una variedad de formas. Algunos son complejos y se degradan de tal manera que ayudan en el entrenamiento y en tu salud en general. Desafortunadamente, la mayoría de los deliciosos alimentos llenos de carbohidratos que sueles comer como la pasta, las patatas frita, entre otros, son carbohidratos malos. También tienden a ser altos en calorías. Pero antes de pensar que las altas calorías equivalen a carbohidratos altos es mejor pensar las cosas con lógica.

Por ejemplo, los alimentos bajos en calorías como la avena tienen un alto contenido en carbohidratos, más de lo que tu cuerpo necesita diariamente. Por lo tanto un consumo excesivo puede ser perjudicial para tu salud.

En lugar de obsesionarte con las calorías totales, es necesario que sepas relacionar los carbohidratos con las proteínasEn lugar de obsesionarte con las calorías totales, es necesario que sepas relacionar los carbohidratos con las proteínas

Mira más allá de las calorías

En lugar de obsesionarte con las calorías totales, es necesario que sepas relacionar los carbohidratos con las proteínas. Un pequeño aumento en la ingesta de proteínas junto con un poco menos de calorías te ayudarán a tener una mejor salud. Un estudio de 2007 publicado en el Journal of the American Medical Association  informó que el aumento de la ingesta de proteínas y la limitación del consumo de carbohidratos pueden ayudar a las personas con sobrepeso a reducir las calorías para lograr una pérdida de peso exitosa (y saludable).

Para poder mantener un buen equilibrio de los hidratos de carbono con las proteínas y tener suficiente energía (calorías) para mejorar tu salud, deberás comer alimentos que tengan una relación de un gramo de carbohidratos por cada gramo de proteína, así no habrán carbohidratos de más. La mayoría de las patatas fritas y los cereales tienen una proporción de carbohidratos a proteínas de 10 a 1, y estos alimentos debes evitarlos. De hecho, evita los alimentos con una proporción superior a 5 a 1 carbohidratos a proteína.

Puedes comenzar comiendo pescado, carnes, huevos, tofu, nueces, semillas, yogur... son excelentes ejemplos para comenzar una dieta saludable real. Además de perder peso, podrás sentirte con mucha más energía y por tanto, te sentirás mucho mejor.

Artículos recomendados

Comentarios