Menú
RIESGO DE ANAFILAXIS

Cómo actuar ante una reacción alérgica

La alergia a medicamentos, alimentos o picaduras de insectos pueden desencadenar síntomas que van desde urticaria hasta anafilaxis.

Sara Menéndez Espina

Tal y como indica la Asociación Española de Personas Alérgicas a Alimentos, los síntomas que se desencadenan con más frecuencia ante una reacción alérgica pueden ser, por un lado, leves o moderados, como son erupciones, urticaria, edema o inflamación, picor, lagrimeo, enrojecimiento ocular, irritación nasal, tos, asma, dolor abdominal, diarrea, vómitos o sangrado digestivo; o por otro lado, graves, manifestándose en dificultad respiratoria, hipotensión, opresión torácica, palpitaciones o mareo.

En muchas ocasiones las reacciones alérgicas comienzan con picoresEn muchas ocasiones las reacciones alérgicas comienzan con picores

Estas reacciones pueden ocurrir tras la ingesta de un tipo de alimento al que seamos alérgicos, un medicamento, o el veneno de la picadura de ciertos insectos. Hay personas que manifiestan estos síntomas también al realizar ejercicio, pero ocurre bajo ciertas circunstancias y no siempre que se practica.

Cómo actuar ante reacciones alérgicas leves o síntomas aislados

Lo primero que debemos hacer es mantener la calma, ya que el estrés agrava la situación, e identificar los síntomas que se van manifestando. Cuando la persona que sufre la reacción alérgica ya ha tenido episodios similares en el pasado, será más fácil identificar la situación y la sucesión de síntomas por conocimiento tanto del paciente como de la familia. Acto seguido, interrumpiremos inmediatamente la ingesta o exposición a aquello que nos está produciendo la alergia.

En caso de que se produzcan varios síntomas a la vez, la situación es más grave, pero ante la aparición de síntomas asilados actuaremos de la siguiente manera, y después la persona afectada deberá acudir a un centro de salud para evitar el posible desencadenamiento de más síntomas:

- En caso de que se produzcan síntomas leves, como urticaria o picores, podemos administrar un antihistamínico, y aplicar agua fría en la zona para aliviar el enrojecimiento y el picor.

- Cuando se produzca deficiencia respiratoria leve o tos, la persona afectada deberá inhalar broncodilatadores, un medicamento en forma de inhalador que las personas que tienen problemas respiratorios suelen llevar encima.

- Si notamos dolor abdominal, se administrará medicamentos del tipo antagonistas de los receptores de histamina o H1, que funcionan disminuyendo la producción de ácido en el estómago.

- Para el hinchazón de garganta leve, podemos administrar un ibuprofeno, pero no lo haremos si tenemos molestias en el estómago, porque las empeoraría. También se recomienda hacer gárgaras con agua tibia y sal o chupar un caramelo pastilla para aliviar la irritación de garganta.

Cómo actuar ante reacciones alérgicas graves o anafilaxis

Si se nos presentan varios síntomas de manera simultánea, estamos ante una reacción alérgica grave, y debemos llamar a una ambulancia o acudir al centro de salud más cercano, según la gravedad de la situación. Aun así podemos poner en marcha una serie de medidas para evitar que la situación empeore y mejorar la reacción del paciente al tratamiento y prevenir, así, complicaciones.

En caso de reacción alérgica grave deberá administrarse a la persona una inyección de adrenalinaEn caso de reacción alérgica grave deberá administrarse a la persona una inyección de adrenalina

En estos casos lo que suele producirse es anafilaxis, que es una reacción alérgica que afecta a todo el cuerpo. Sus síntomas suelen ser urticaria, picazón, hinchazón en los labios o articulaciones, náuseas y vómitos, dolor de estómago, diarrea, dificultad respiratoria, silbido en el pecho, mareos y pérdida del conocimiento. A veces, los síntomas empiezan siendo más leves, como la urticaria, y van desencadenándose el resto. Lo importante ante la anafilaxis es actuar con rapidez y calma.

En caso de que la persona afectada tenga mareos, se le tumbará con las piernas elevadas, y dejando libres las vías respiratorias. Después será necesario administrarle lo más rápido posible una dosis de adrenalina autoinyectable, medicamento que es recomendable que las personas que hayan tenido episodios similares en el pasado lo lleven encima. Se administrará siguiendo las indicaciones del prospecto y después se le llevará a un centro de salud o se llamará a una ambulancia. Si la reacción va acompañada de dificultades para respirar o ahogo, después de inyectar la adrenalina el afectado tendrá que inhalar de un medicamento broncodilatador.

En caso de no tener la adrenalina autoinyectable, se llamará de inmediato a una ambulancia y se seguirán las instrucciones que nos indiquen los técnicos sanitarios. Si es la primera vez que se produce esta reacción, nos ayudará a conocer en el futuro situaciones similares para actuar con más rapidez y prevenirlas llevando encima el medicamento.

Artículos recomendados

Comentarios