Menú
Cómo actuar ante un golpe de calor en bebés
GOLPE DE CALOR

Cómo actuar ante un golpe de calor en bebés

Los bebés son seres muy frágiles y deben estar bien protegidos, sobre todo por posibles golpes de calor. Descubre cómo debes actuar.

Sergio Gallego Uvero

El verano ya está aquí y el calor ha llegado para quedarse durante mucho tiempo. Es muy normal que ante tal calor sean muchas las personas que puedan sufrir algún que otro problema de salud como el famoso golpe de calor. Las altas temperaturas no afectan a todo el mundo por igual y los más vulnerables de la población ante el sofocante calor suelen ser los bebés junto a personas de avanza edad. Existe el riesgo de que los más pequeños puedan perder una buena cantidad de líquido de su cuerpo dando lugar a una peligrosa deshidratación en todo el cuerpo.

Los más vulnerables de la población ante el sofocante calor suelen ser los bebés junto a personas de avanza edadLos más vulnerables de la población ante el sofocante calor suelen ser los bebés junto a personas de avanza edad

Este hecho se conoce como golpe de calor y durante este estado, el cuerpo está demasiado caliente provocando graves problemas de salud que pueden incluso provocar la muerte de la persona. Acto seguido te hablo un poco más detalladamente de cuáles son sus síntomas y cómo debes actuar en el caso de que tu bebé sufra dicho golpe de calor. Recuerda que es un problema de salud mucho más serio de lo que en realidad pueda parecer por lo que debes tener mucho cuidado con tu bebé a la hora de exponerlo al sol.

Síntomas de un golpe de calor

La insolación sobre zonas del cuerpo tan importantes del cuerpo como la cabeza puede provocar que el bebé sufra una fiebre muy alta. La temperatura corporal sube a unos 39 grados lo que hace que el pequeño empieza a sudar más de la cuenta. La citada insolación suele causar un fuerte dolor de cabeza que hay tratar rápidamente en el centro de salud más cercano.

Otra serie de síntomas que son bastante evidentes en el bebé que sufre un golpe de calor son: fatiga, calambres musculares, vomitos, aumento de la frecuencia cardíaca o cierta erupción cutánea en todo el cuerpo. Los casos más graves se dan cuando se juntan varios de los síntomas anteriormente citados, en tal caso es realmente importante el acudir al hospital ya que la vida del pequeño podría estar en peligro.

Cómo actuar ante un golpe de calor

En el caso de que tengas serias sospechas de que tu hijo pueda haber sufrido un golpe de calor, es muy importante que acudas lo más rápido posible al hospital. A la espera de llevarlo o a que venga el especialista, debes tener en cuenta una serie de recomendaciones para conseguir que el problema no vaya a más.

 Hay que evitar en la medida de lo posible que los bebés estén expuestos a las altas temperaturas Hay que evitar en la medida de lo posible que los bebés estén expuestos a las altas temperaturas

Lo primero que debes hacer es poner al pequeño en un lugar con sombra y fresco para evitar que la temperatura pueda seguir subiendo. Otra cosa que hay que hacer a los bebés consiste en aligerar toda la ropa que puedas para que el cuerpo pueda ventilar lo máximo posible. Si ves que el pequeño está demasiado caliente, pon un paño mojado con agua tibia en zonas del cuerpo como la frente, la nuca o las muñecas. De esta forma la temperatura corporal bajará unos grados. Para re hidratarlo es aconsejable que le des de beber un poco de agua fresca sin que llegue a estar fría. Si tu hijo tiene una temperatura superior a los 40 grados es importante que lo bañes en agua fría con el fin de bajar unos cuantos grados de su cuerpo.

Como has podido ver, hay que evitar en la medida de lo posible que los bebés estén expuestos a las altas temperaturas propias del verano ya que podría llegar a tener un peligroso golpe de calor. Recuerda que los bebés junto con los ancianos y los enfermos son las personas más vulnerables al calor por lo que debes tener especial cuidado a la hora de ir a la playa o salir a la calle.

Artículos recomendados

Comentarios