Menú
Cómo afecta el calor del verano a tu estado de ánimo
CALOR

Cómo afecta el calor del verano a tu estado de ánimo

El calor del verano o las temperaturas demasiado altas pueden hacer que tu estado de ánimo se vea perjudicado.

Mª José Roldán Prieto

Cuando hace frío todos esperamos impacientes la llegada del calor de verano, pero cuando el calor llega con fuerza parece que nos gusten más las temperaturas algo más suaves. Es normal, el calor puede hacer que tu estado de ánimo y tu humor se vean afectados. Hay estudios que corroboran que el calor te pone de mal humor. Pero no solo a ti, nos puede poner de mal humor a todos.

El calor hace que te enfades

Un estudio realizado en European Journal of Social Psychology se ha comprobado que los entornos más calurosos son los que hacen que otras personas sean menos propensas a ayudar a otros cuando tienen una necesidad.

Un día realmente caluroso puede hacer que las personas tengan sentimientos de mal humor e incluso hostilidad hacia las personas que nos rodean. Este primer estudio muestra un vínculo entre la temperatura del ambiente y los comportamientos poco sociales. Las personas con calor afectan a las personas y hace que no se quieran realizar actividades desinteresadas por otros.

El calor puede hacer que tu estado de ánimo y tu humor se vean afectadosEl calor puede hacer que tu estado de ánimo y tu humor se vean afectados

Tres experimentos que lo demuestran

El primer experimento

Para estudiar esta conexión, los investigadores de la Universidad de Lehigh y la Universidad Northwestern realizaron tres experimentos. En el primero, encontraron que los empleados de las tiendas minoristas eran un 50% menos propensos a participar en comportamientos prosociales -como el voluntariado para ayudar a los clientes, escuchar activamente y hacer sugerencias- cuando estaban trabajando en una tienda con exceso de calor en comparación con otras condiciones normales.

El segundo experimento

Para seguir estudiando la conexión, en el segundo experimento, querían saber si el calor podría influir en los comportamientos de ayuda de las personas. A la mitad de los participantes que hacían una encuesta en línea pagada se les pidió que recordaran situaciones en las que sintieron de manera incómoda demasiado calor y luego se les pidió a todos los participantes que hicieran otra encuesta sin compensación adicional. Sólo el 34% de las personas que se imaginaban con calor (pero no tenían calor real) estaban dispuestas a completar la encuesta gratuita, frente al 76% del grupo de control.

El tercer experimento

Por último, los investigadores pusieron a un grupo de estudiantes en una sala con calor y a otros en una sala con temperaturas agradables. Les pidieron a los estudiantes que estaban sentados en una sala con calor que rellenarán una encuesta que beneficiaría a una organización local sin fines de lucro. Sólo el 64% de los estudiantes en la sala con calor acordaron responder al menos una pregunta, en comparación con el 95% de los estudiantes que estaban realizando lo mismo en una sala con una temperatura agradable. Los alumnos que tenían más calor solo contestaron a una sexta parte de las preguntas en comparación con los que estaban en la otra sala.

 Los ambientes calurosos aumentan la fatiga y reducen el estado de ánimo positivo Los ambientes calurosos aumentan la fatiga y reducen el estado de ánimo positivo

Los investigadores fueron capaces de demostrar que los ambientes calurosos aumentaron la fatiga y redujeron el estado de ánimo positivo, lo que condujo directamente a un menor comportamiento de ayuda hacia otros. La comprensión de esta conexión puede ayudar a las personas a anticipar -y posiblemente a prevenir- este tipo de comportamientos dañinos o indeseables. A pesar de que no se puede controlar el clima, sí se puede controlar el humor de cada uno.

Por todo esto es buena idea que en verano cuando hace bastante calor seas consciente del efecto negativo que puede tener sobre tus emociones. Así, podrás buscar soluciones para mejorar el calor en tu cuerpo. Busca estrategias para combatir el calor y sentirte más fresco a cada momento del día, además es necesario saber cómo prevenir una insolación o evitar un peligroso golpe de calor. Si eres capaz de luchar contra las altas temperaturas tendrás un mejor humor.

Artículos recomendados

Comentarios