Menú
Cómo diferenciar si tenemos un catarro o alergia
PRIMAVERA

Cómo diferenciar si tenemos un catarro o alergia

Si nunca hemos tenido una reacción alérgica en primavera, es común que la confundamos con un resfriado.

Irmina Merino Vidal

La primavera es aquella época del año en la cual empieza el calor, sale más el sol, se hacen los días más largos y los árboles y plantas comienzan a florecer. Además, con los cambios de temperatura, ya que hay días de más sol y calor que otros, es normal que cojamos un catarro.

Durante el día pasaremos calor si vamos vestidos de invierno, pero durante la noche hará frío y tanto como si hemos sudado o no vamos lo suficientemente abrigados, podemos coger un catarro con mucha facilidad durante esta época del año. Sin embargo, los síntomas de este catarro se parecerán mucho a los de una alergia por causa del polen, también muy común durante esta época del año. Estos síntomas son la sensación de moquear constantemente, el dolor de cabeza, los estornudos, los ojos llorosos y un leve dolor de garganta.

En Bekia te recomendamos cómo diferenciar entre un catarro y una alergia para que puedas dirigirte a un profesional, quien te recomendará la mejor medicina para tu caso en concreto.

Si en el exterior respiramos mejor, posiblemente tengamos catarro, pues el polen lo empeoraríaSi en el exterior respiramos mejor, posiblemente tengamos catarro, pues el polen lo empeoraría

La duración del malestar

Una de las maneras más fáciles para distinguir entre el catarro y la alergia es ver cuántos días tenemos los síntomas. Si es solamente un resfriado, entre 3 días y una semana deberías apreciar una notable mejoría, haciendo que a partir de este momento los síntomas cesen: el dolor de garganta, los estornudos, la mucosidad y el dolor de cabeza. Además el catarro puede ir acompañado de fiebre, algo no común en la alergia. No obstante, en el caso de que sea una alergia, los síntomas no cesarán con el paso de los días.

Las alergias también van condicionadas por el lugar donde te encuentres, por lo que si estás en medio de un parque o paseando por la calle puede que los síntomas se intensifiquen, por ejemplo, con estornudos, que si estás en una zona donde estás menos en contacto con el polen. Esto no sucede con el catarro. Si tienes malestar por este motivo, no importará donde te encuentres que siempre estarás mal. Más bien al contrario, cuando tenemos la nariz tapada por culpa de un resfriado, si nos vamos a un espacio abierto es más probable que podamos respirar mejor y nos encontremos descongestionados, lo que suele ser más bien al contrario que con la alergia.

Por lo tanto, sabremos si tenemos alergia y no un catarro si los síntomas no cesan al cabo de una semana y nos encontramos mejor o peor dependiendo de dónde nos encontremos en ese preciso instante.

Síntomas diferenciadores

Existe una serie de síntomas que nos ayudan claramente a encontrar la causa por la que nos encontramos mal:

- La fiebre es uno de ellos como bien hemos comentado, pero el segundo y más aclarador es la tos.

- La alergia puede producir una leve picazón en la garganta, sensación de molestia, pero no es un dolor tan agudo como puede ser en el caso de un resfriado. La garganta seca, las amígdalas hinchadas o irritadas son síntomas del catarro y generan comúnmente tos, algo que no sucede en el caso de las alergias.

- Si bien los estornudos si son comunes en ambos casos, en la alergia no causan tos y en el catarro van acompañados de los mismos.

Así pues, si tienes algunas décimas de fiebre, te duele la garganta, tienes mucosidad acumulada también en el cuello y el pecho y ganas de toser no tienes alergia, sino que tienes un catarro y debes acudir al médico lo antes posible para que te recete medicamentos, más o menos fuertes dependiendo del estado del resfriado, para que en más o menos una semana vuelvas a sentirte sano de nuevo.

Si os síntomas son leves, podemos consultar con nuestro farmacéutico para que nos orienteSi os síntomas son leves, podemos consultar con nuestro farmacéutico para que nos oriente

La medicación

Es muy importante que hayas definido si tienes un catarro o una alergia antes de empezar a medicarte.

Eso es porque los medicamentos para uno no ayudarán en absoluto si sufres lo otro. Muchas madres pueden creer que el niño está resfriado, darle antibióticos sin consultarlo con un médico y que estos no ayuden a su pequeño en absoluto. Lo primero es acudir al farmacéutico quien te ayudará a definir los síntomas. En el caso de que sean graves, no dudes en acudir a un médico quien sabrá decirte si tienes un catarro o una alergia. Una vez lo sepas podrás medicarte adecuadamente.

Como hemos dicho, el resfriado disminuirá entre el tercer y el séptimo día progresivamente. En el caso de la alergia, si nos tomamos la medicación sin olvidarnos veremos como disminuyen sus síntomas, pero no será hasta que no termine la primavera que nos encontremos de nuevo perfectamente. Sin embargo, cada persona vive la alergia de un modo distinto. Hay quienes solo la tienen a un tipo de árbol o planta y tendrán menos síntomas o durante menos tiempo que aquellos que la pasan durante meses.

Simplemente, identifica si tienes un catarro o una alergia y pide ayuda a un profesional para poder aliviar los síntomas lo antes posible para encontrarte mejor y pasarlo en grande esta primavera.

Artículos recomendados

Comentarios