Menú
BIENESTAR EMOCIONAL

Cómo evitar la tristeza de los lunes

Los lunes pueden ser deprimentes para muchas personas, sobre todo después del descanso del fin de semana. Descubre algunos trucos para comenzar bien la semana.

Coral Ferrero Ibáñez

Muchas veces, tras un fin de semana descansando o haciendo actividades divertidas llega el lunes y nos invade una sensación de tristeza. La ansiedad o el estrés que nos puede generar la jornada laboral afectan a nuestro humor negativamente y empezamos la semana con mal pie. Por lo tanto, si te sientes identificada con estas emociones puedes trabajarlo siguiendo estos consejos para evitar la tristeza de los lunes.

1. Prepárate el viernes para el lunes

Los lunes suelen ser más estresantes en el trabajo si se han ido acumulando las tareas de la semana anterior. Por ello lo más aconsejable es terminar todo el trabajo de la semana un viernes, y así empezar de nuevo cada lunes. La procrastinación también es una gran enemiga de aquellos que odian los lunes; lo mejor es realizar primero aquellas tareas que nos parezcan más difíciles o pesadas y una vez acabadas pasar a otras que podamos hacer con más ligereza.

Para combatir la tristeza de los lunes una cosa que nos puede ayudar es darnos algún caprichoPara combatir la tristeza de los lunes una cosa que nos puede ayudar es darnos algún capricho

2. Date un capricho

Para combatir la tristeza de los lunes una cosa que nos puede ayudar es darnos algún capricho. No hace falta que sea comprarnos ropa nueva o ir al masajista; con que nos tomemos ese café que nos gusta tanto pero que es un poco más caro nuestro día será mejor. A veces las cosas más sencillas son las que aportan positivismo a nuestro humor.

3. Haz planes para cuando salgas del trabajo

Si tienes algo a lo que aspirar por las tardes las mañanas se te pasarán más deprisa. Muchas veces parece que nos pasemos el día trabajando, por eso es importante reservar tiempo para el ocio. Ir al cine, tomar un café con un amigo, cocinar algo nuevo o simplemente ponerte al día con las series: tener un plan que te ilusione hacer subirá tu ánimo.

4. Realiza tu ritual matutino con tiempo

No hay nada peor para empezar un lunes que ir con prisas al trabajo. Levántate con tiempo para que puedas vestirte y desayunar con tranquilidad. Para ello es recomendable preparar todo lo que puedas la noche anterior, como la ropa que vayas a ponerte el día siguiente. Si comes desayunos elaborados también puedes pensar en prepararlo el domingo. Ten en cuenta también lo que vas tardar en llegar al trabajo, y si hay mucho tráfico sal antes de casa. Te puedes ahorrar muchos dolores de cabeza si te preparas con tiempo por delante.

5. Escribe una lista

Es fácil visualizar la semana que empezamos pensando en los momentos más complicados por las que vamos a tener que pasar. Pero tenemos que intentar sobreponernos all pesimismo y para esto nos puede ayudar mucho escribir una lista donde pongamos por lo menos tres cosas que nos ilusionan esa semana del trabajo. Si no podemos encontrarlas será el indicador de que posiblemente tendremos que hacer cambios más importantes.

6. Desconecta totalmente los fines de semana

Para tu bienestar laboral (y emocional) es esencial separar el trabajo de tu tiempo de descanso. Los fines de semana están precisamente para eso, para descansar, y hay que evitar realizar tareas relacionadas con el trabajo como comprobar el email o redactar informes. Si continuas trabajando los sábados y domingos no habrás podido disfrutar de estos días y el lunes te resultará prácticamente insoportable. Recuerda desconectar los fines de semana y volverás el lunes con las pilas cargadas para empezar la semana con energía.

Para tu bienestar laboral es esencial separar el trabajo de tu tiempo de descansoPara tu bienestar laboral es esencial separar el trabajo de tu tiempo de descanso

7. Viste como más te guste

Ponte ese conjunto que más te gusta, te favorece y te hace sentir segura y cómoda al mismo tiempo que estilosa. Sentirte bien por fuera te ayudará a sentirte bien por dentro, y si tienes la autoestima alta la tristeza de los lunes quedará de lado. Para aumentar el positivismo puedes probar con llevar colores vivos y alegres, como el rojo o el amarillo.

8. Haz algo divertido en el trabajo

Como los lunes suelen ser de los días más ajetreados en el trabajo podemos intentar hacer algo que nos divierta para rebajar la tensión. Puedes traer donuts para todos tus compañeros, charlar de cómo os ha ido el fin de semana y hablar de los futuros planes dentro y fuera del trabajo. Aparte de pasar un rato relajado reforzareis los vínculos y hará que el ambiente de trabajo sea más cordial. De esta manera los lunes no te costarán tanto si te sientes apoyada por tus compañeros.

Con estos pequeños trucos te serán más llevaderos los lunes. Si sientes que tras practicarlos no mejora la situación es aconsejable que preguntes a un psicólogo que te pueda ayudar a superar la tristeza que sientes estos días.

Artículos recomendados

Comentarios