Menú
Cómo mantener la piel sana e hidratada durante el verano
CUIDADO DE LA PIEL

Cómo mantener la piel sana e hidratada durante el verano

El cuidado de la piel en verano es muy importante, por eso, descubre 7 claves para mantenerla sana e hidratada.

Mª José Roldán Prieto

Todo el mundo espera con ansia el verano para poder disfrutar de momentos de descanso, de momentos de piscina, playa, barbacoas, salir por la noche... Pero lo que no se debe descuidar por nada en el verano es el cuidado de la piel. La piel para estar saludable deberá tener una serie de cuidados cuando hace tanto calor en esta época del año. Los rayos del Sol son más potentes y puede dañar tu piel sin que apenas te des cuenta.

Hay personas que por sus trabajos o por sus aficiones pueden pasar más tiempo bajo el sol que otrasHay personas que por sus trabajos o por sus aficiones pueden pasar más tiempo bajo el sol que otras

Hay más horas de sol durante el día y las personas nos exponemos más a sus rayos por lo que es necesario extremar las precauciones, sobre todo cuando se trata de exponerse al sol. Quizá pienses que ponerte un poco de crema protectora solar una vez al día es suficiente para tener la piel cuidada en verano, pero hay mucho más que puedes hacer por la salud de tu piel.

Hay personas que por sus trabajos o por sus aficiones pueden pasar más tiempo bajo el sol que otras, por lo que es necesario saber algunas estrategias para proteger la piel. Pero aunque no pases muchas horas al sol, no importa, también deberás cuidar tu piel para asegurar una buena salud y un buen aspecto.

7 consejos para mantener la piel sana e hidratada durante el verano

1. Mucha hidratación

Para que la piel esté bien hidratada primero deberás estarlo tú. Es necesario que aunque no tengas sed bebas vasos de agua para mantener tu cuerpo hidratado todo el tiempo. Así estarás cuidando e hidratando tu piel desde dentro. Además, el agua es el elixir de la vida por lo que nunca deberás pasar sed.

2. Loción hidratante

Las lociones hidratantes son una buena opción también para poder luchar contra la sequedad del aire del verano. Es necesario que uses una loción con textura ligera e hidratante, que sea más suave que las cremas. Existen aromas muy refrescantes que además de cuidar tu piel te harán sentir la piel más fresquita.

3. Buena alimentación

Igual que ocurre con el agua, mantener una buena alimentación es esencial para poder cuidar tu piel desde dentro. Por eso, no escatimes en tu dieta fruta y verdura y deja a un lado los azúcares, las grasas saturadas o cualquier alimento que pueda hacer que tu piel se perjudique.

4. Ropa adecuada

Durante el verano y para cuida bien la piel, es importante que utilices la ropa adecuada. Esto significa usar ropa de algodón, ropa de lino... piezas que sean fresquitas y que no perjudiquen la piel. Además, proteger el rostro también es imprescindible por lo que usar una gorra o pamelas nunca será una mala opción en esta época del año.

5. Cuidado del rostro

El rostro es una zona muy delicada de nuestro cuerpo y que suele estar expuesta al sol constantemente en verano. Por eso, no deberás escatimar en cuidados específicos. Usa crema solar para el rostro cada vez que salgas de casa y también, usa accesorios para cubrir tu rostro de los rayos solares.

Las lociones hidratantes son una buena opción también para poder luchar contra la sequedad del aire del veranoLas lociones hidratantes son una buena opción también para poder luchar contra la sequedad del aire del verano

6. Crema solar

La crema de protección solar también es imprescindible para poder tener una piel cuidada, sana e hidratada durante el verano. Escoge la crema protectora solar que encaje con tu tupo de piel. Pero no solo tienes que ponerla cuando estés en la playa o en la piscina. Si realmente quieres tener un buen cuidado de tu piel, lo ideal es que te eches las cremas protectoras de rayos solares cada vez que vayas a salir de casa, aunque solo sea para dar un paseo.

7. Una buena higiene

Además, aunque parezca obvio nunca está de más recodar que una buena higiene en la piel también es imprescindible para poder tenerla sana, hidratada y bien cuidada. Cada día lava tu piel con un gel suave que proteja tu dermis y exfolia si es necesario un par de veces al mes.

Artículos recomendados

Comentarios