Menú
Cómo prevenir la candidiasis bucal
PROBLEMAS EN LA BOCA

Cómo prevenir la candidiasis bucal

La candidiasis bucal se trata de una infección por hongos en la boca. Averigua cómo solucionarlo.

María González Cabrero

La candidiasis bucal se trata de una infección por hongos de tipo levaduriformes que salen en la lengua o en el revestimiento de la boca. Una pequeña cantidad de este hongo vive normalmente en nuestra boca, esta cantidad no afecta a nuestra salud, pero el problema viene cuando nuestro sistema inmunitario se encuentra más débil, ya que este hongo puede multiplicarse.

Las causas por las que surge la candidiasis bucal se debe a por ejemplo si estás tomando antibióticos, tener una infección por VIH o SIDA, tener diabetes, también si llevas prótesis dentales o incluso si estás recibiendo un tratamiento de quimioterapia para el cáncer o medicamentos que inhiban el sistema inmunitario.

La candidiasis bucal se trata de una infección por hongos de tipo levaduriformes que salen en la lenguaLa candidiasis bucal se trata de una infección por hongos de tipo levaduriformes que salen en la lengua

Los síntomas del hongo cándida en la boca pueden manifestarse porque tengamos algún tipo dolor a la hora de tragar, también por lesiones de textura arteciopelada y de color blanquecino que aparecen en la boca y que pueden sangrar cuando nos cepillamos los dientes.

Por ello te recomendamos que si presentas alguno de estos síntomas acudas al médico para recibir el tratamiento adecuado.

Medidas para prevenir la candidiasis bucal

En primer lugar debes cepillarte los dientes 2 o 3 veces al día, es aconsejable que lo hagas después de cada comida. También es recomendable que reemplaces tu cepillo de dientes con bastante frecuencia y es importante que uses hilo dental para eliminar todos los restos de comida.

Usar enjuague bucal suele alterar el equilibrio de los microorganimos que viven en nuestra boca, también es importante que acudas al dentista al menos 2 veces al año y más frecuentemente si llevas dentadura postiza, si eres diabético o tienes algún tipo de infección como el VIH o SIDA. El dentista es capaz detectar un brote de candidiasis bucal por lo que puede darte un tratamiento para de esta forma evitar que este hongo se reproduzca en tu boca.

Es importante que evites consumir productos con mucho azúcar o que contengan almidón, ya que este hongo crece en el azúcar, por lo tanto a mayor cantidad de azúcar favorece la aparición de la candidiasis bucal. También hay productos como los cereales, la cerveza, el alcohol o el vino que cuando se consumen de forma excesiva pueden ser los causantes de la aparición de este tipo de hongo.

Otro hábito dañino como fumar puede hacer que el hongo cándida se desarrolle en nuestra boca, por lo que los fumadores tienen más posibilidades de desarrollar este hongo que las personas que no fuman.

Tratamiento

Si el diagnóstico es leve puede tratarse tan solo con tomar yogures u otros productos lácteos o también con la toma de antibióticos especializados en esto. Esto puede ayudar a que se restablezca los microorganismos de nuestra boca. El tratamiento generalmente empieza con tabletas de acidophilus, que aunque no eliminan el hongo, sí que ayudan restaurar la flora de nuestro organismo.

Es aconsejable que enjuagues tu boca con una solución caliente de agua saladaEs aconsejable que enjuagues tu boca con una solución caliente de agua salada

También es aconsejable que enjuagues tu boca con una solución caliente de agua salada, ya que tenemos que recordar que el hongo se reproduce con el azúcar, por lo que la sal es un lugar inhabitable para él. Si el caso de candidiasis bucal es más grave, ya que por ejemplo además de ello padeces alguna enfermedad como el SIDA se usan antifúngicos sistémicos. Ya que este tipo de enfermedades hacen que el sistema inmunitario este debilitado, por lo que no tratar a tiempo la candidiasis bucal puede provocar una infección que afecte.

Cuando acudas al dentista algunas de las pruebas que se te hará, será en primer lugar será una revisión general para saber cual es el estado de tu boca, una exploración periodontal, por la cual el dentista conocerá el estado de tus encías, una dental para saber cómo están tus dientes y otra oclusal para conocer cuál es el tipo de mordedura que tienes.

Artículos recomendados

Comentarios