Menú
¿Cómo prevenir el VPH?
SEXO Y SALUD

¿Cómo prevenir el VPH?

Aunque algunas veces el VPH no tiene efectos sobre quienes la padecen, pueden seguir trasmitiéndolo a otras personas.

Sara Poyo Lorenzo

El VPH o Virus del Papiloma Humano es la enfermedad de transmisión sexual más común que existe actualmente, tanto que la mayor parte de las personas sexualmente activas llegan a padecerlo en algún momento de sus vidas. Consiste en una infección vírica que se transmite por vía sexual (oral, genital y anal) de una persona a otra. Hay más de un centenar distinto de variedades por lo que los síntomas son muy variables, incluso hay personas que lo padecen sin ser conscientes de ello porque no siempre son observables. Es más, la mayoría de estas infecciones no tienen efectos significativos sobre las personas pero sin embargo pueden transferirlo a otras y si causar daños a estas.

Los síntomas más comunes consisten en verrugas en la zona genital y anal pero también en plantas de los pies y manos. Incluso pueden aparecer verrugas en el recto y cuello uterino. Cuando los signos principales son solo verrugas se habla de un VPH de bajo riesgo. Por otro lado, hablamos de un VPH de alto riesgo cuando este virus es capaz de modificar células vecinas y genera distintos tipos de cánceres.

Detectar si una persona tiene el VPH es difícil. Normalmente la infección de este virus suele desaparecer al año de padecerlo pero a veces no llega a desaparecer del todo y sigue latente en el cuerpo sin que seamos conscientes. Por este motivo es complicado determinar el momento exacto en el que una persona fue infectada y quien le transmitió la infección. El papiloma de bajo riesgo si puede detectarse si nos fijamos en los síntomas. Por ejemplo, si observas algún tipo de verruga o protuberancia lo mejor es que vayas directamente al médico a que te examinen para salir de dudas, no solo por ti si no también por las personas a las que puedas contagiárselo. Desgraciadamente el papiloma de alto riesgo (el que potencialmente puede causar cáncer) no presenta signos, quien lo padece se siente bien y no es consciente de que lo tiene. Después de haber sido infectado por el virus es imposible saber si se ha erradicado del todo y el cáncer puede desarrollarse muchos años después, aunque se sospecha que personas con un sistema inmunitario débil (como en el caso de VIH o malnutrición) son más propensas a padecerlo en un futuro.

DescripcionUno de los síntomas más característicos del VPH son verrugas en la zona genital, pero también pueden aparecer en las plantas de los pies o las manos

¿Hay algún tipo de tratamiento?

Como ya hemos anteriormente, es difícil obtener un diagnóstico porque puede estar latente durante mucho tiempo y no darnos cuenta de que lo tenemos. Sin embargo hay algunas pruebas que nos ayudan a detectarlo en mujeres. Con la prueba de Papanicolau se puede observar si hay células anormales en el cuello uterino. Si esto es así, se sospecha del virus y se procede a hacer una prueba específica para el papiloma que nos dará más información. Como el VPH es un virus común que una gran parte de la población tiene pero que acaba desapareciendo sin consecuencias graves no se hacen pruebas específicas a no ser que en las revisiones rutinarias con la prueba de Papanicolau se observen alteraciones de células. Actualmente en hombres es más difícil detectarse.

Por otro lado, tampoco hay un tratamiento específico para el VPH que nos permita hacer desaparecer el virus en sí, pero no debe preocuparnos porque suele desaparecer solo en la mayoría de los casos. En el caso de que se presenten células cancerosas los tratamientos a elección consisten básicamente en erradicar la zona para evitar su extensión, al igual que en otros cánceres se usa la quimioterapia y la radioterapia.

Hay veces que se observan células precancerosas que aun no han empezado a multiplicarse, en esos casos se usan normalmente otros métodos que no sean tan invasivos como los anteriores. Uno de los más usado es la crioterapia, se congela el tejido canceroso con una sonda enfriada a base de óxido nitroso. Tiene una alta tasa de efectividad del 90%.

Prevención del VPH

-Vacuna para el VPH. El método más fácil para prevenir el VPH es la vacuna tanto para hombres como para mujer. Puede hacerse a partir de los 9 años de edad en mujeres hasta los 26 y a partir de los 12 en hombres. Es muy aconsejable porque protege contra la mayor parte de los virus que a largo plazo pueden producir cánceres de útero, recto, etc. La más utilizada es Gardasil, tanto para las verrugas genitales como para la aparición de células precancerosas. Se hace vía intramuscular.

-Uso del preservativo. La mejor prevención siempre va a ser la abstinencia, pero si estás decidido a tener relaciones sexuales un preservativo va a ser la solución más fácil, su protección no es tan eficaz hacia el VPH como en otras ETS, por ejemplo la clamidia, pero reduce una parte importante del riesgo de padecerlo. Por otro lado, al tener relaciones sexuales las zonas genitales que no estén cubiertas del todo por el condón quedan expuestas al contagio y hay que tener cuidado, sobre todo respecto a los genitales femeninos, así como usarlo desde el principio hasta el final del encuentro sexual, no solo en la penetración. Para el sexo oral es recomendable también el uso del preservativo.

Por último, si la persona ha presentado verrugas genitales es recomendable abstenerse sexualmente hasta que hayan pasado al menos 3 meses después de la desaparición de estas. Como último recurso puede usarse el preservativo aunque es más seguro evitar el sexo durante ese periodo prudencial.

-Una sola pareja. Una manera de reducir las probabilidades de padecerlo es limitarse a tener una pareja sexual estable, reducir el número o escoger una pareja que no haya tenido relaciones sexuales anteriores. Aun así sigue existiendo un riesgo, pero por supuesto, menor.

DescripcionLos fumadores tienen más probabilidades de contraer VPH

-El tabaco. Los fumadores tienen más probabilidades de ser contagiados por el virus del papiloma humano porque las células epiteriales están más sensibilizadas y por lo tanto la integración y mantenimiento de la infección es mayor. En general el tabaco va a tener efectos perjudiciales en muchas áreas de la salud, pero aquí juega un papel de mayor peso.

-Una dieta equilibrada. Puede parecer un tópico pero lo cierto es que influye. Es lógico si pensamos que una persona que esté bien nutrida y que no le falte ningún tipo de vitaminas o nutrientes va a estar más protegida contra infecciones externas porque su sistema inmunitario está más fortalecido.

Finalmente, el VPH es un virus que casi todas las personas activas sexualmente pasarán a lo largo de sus vidas, en la mayoría de los casos estará un tiempo en nuestro cuerpo y desaparecerá pero si no queremos arriesgarnos a padecerlo toma las medidas oportunas y se cauteloso desde el principio.

Artículos recomendados

Comentarios