Menú
AUTOESTIMA

Cómo quererte más y mejorar tu salud

Descubre cómo quererte más y mejorar tu salud, ¡porque tus emociones están conectadas con tu salud directamente!

Mª José Roldán Prieto

Cuando se trabaja el amor propio sin darnos cuenta estamos mejorando nuestra salud física y también emocional. Querernos a nosotros mismos nos ayuda a estar y sentirnos mejor por dentro y por fuera. Las personas podemos ser nuestros peores críticos e incluso nos podemos juzgar continuamente casi sin darnos cuenta.

Cualquier imperfección se puede multiplicar con la edad o comenzar a desaparecer si aprendemos a querernos. Todos envejecemos con el paso de los años y es necesario sonreír para que esos cambios no nos afecten más de la cuenta. Mejora tu amor propio y mejorarás tu salud casi al instante. ¡Debes amarte para sentirte bien!

Acepta que tienes lo que tienes

No quieras más, no quieras lo que tienes otros. Sé agradecido con lo que la vida te ha dado. Siéntete afortunado de tener una familia que te quiere y un techo donde dormir cada noche, así como alimentos que mantienen tu salud en forma. Es necesario aceptar la realidad en la que vivimos para poder sentirnos bien con nosotros mismos.

Las circunstancias de la vida cambian continuamente, tanto en tu interior como en tu exteriorLas circunstancias de la vida cambian continuamente, tanto en tu interior como en tu exterior

No te juzgues

Las circunstancias de la vida cambian continuamente, tanto en tu interior como en tu exterior. Deja de sentirte culpable o de juzgarte... Encuentra el humor en los desafíos de la vida. La mayoría de las personas están demasiado ocupados y concentrados en ellos mismos que se olvidan de quererse realmente solo por el 'qué dirán o pensarán los demás'. Sonríe sin importar nada más y si tienes fallos, aprende de ellos para convertiré en una mejor versión de ti mismo, pero no te fustigues pensando lo mal que lo has hecho. ¡Los errores están para aprender de ellos!

Perdona de corazón

Perdona a los demás y perdónate a ti mismo. El perdón hará que tu corazón se sienta libre y que la culpa o el resentimiento no hagan mella en tu salud. Acepta a las personas que te han hecho daño en tu vida y permite el perdón para ti también. Sé una persona empática para entender la perspectiva de la otra persona, así no lo tomarás todo demasiado personal ni serás demasiado duro contigo mismo. Deja que la ira se marche y que el resentimiento no te haga daño. La tolerancia y el perdón es necesario para vivir una vida más tranquila... Y la tranquilidad interior te permitirá sentirte mejor de salud.

Conecta con los demás

No tienes que tener la agenda de tus contactos rebosantes de números esperando que les llames. Ni mucho menos. Las amistades son importantes, pero no el número de ellas, sino la calidad de las mismas. Es necesario que aprendas a conectar con los demás, tanto amigos como familiares para que de esta manera, disfrutes de relaciones sanas que te aporten y te llenen de energía.

 Es necesario que aprendas a conectar con los demás Es necesario que aprendas a conectar con los demás

Puedes organizar quedadas para verles o hablar con ellos de forma habitual aunque tengáis vidas demasiado separadas. Descubre a todas esas personas que te aportan y sacan la mejor parte de tid. En cambio, las personas que no sacan lo mejor de ti y que son incluso personas tóxicas que te roban la energía, deberás mantenerlas lejos. Las personas tóxicas además de robarte la energía pueden hacer que tu salud se vea resentida con sus malas energías e intenciones.

Además es importante que también mantengas una buena actitud ante la vida y sepas que cuidarte es tu primer trabajo para quererte más. Duerme bien, come equilibrado, ten propósitos en la vida que te hagan trazar un plan, sé una persona activa, muévete y haz ejercicio siempre que puedas o tengas ganas, disfruta de cada segundo que la vida te regala, disfruta de la tranquilidad y de tu buena salud. Es muy importante que seas una persona agradecida para aprender a quererte y a aceptarte tal y cómo eres. Y si hay algo que no te gusta... ¡solo debes cambiarlo!

Artículos recomendados

Comentarios