Menú
Cómo saber si estás embarazada
EMBARAZO

Cómo saber si estás embarazada

Aunque cada mujer es un mundo, existen algunos síntomas que pueden dejarte claro que quizá estés embarazada, sobre todo si has tenido relaciones sexuales sin protección.

Noelia Rodríguez Alvarez

Los vómitos por las mañanas o un retraso en la menstruación suelen ser las primeras señales de alarma que saltan ante un posible embarazo, pero no son los únicos síntomas. Ni mucho menos son una prueba inequívoca de que una mujer está esperando un bebé. Son muchas las razones que pueden explicar las nauseas matutinas o un retraso y muchos más los motivos que pueden indicar que se ha producido una concepción.

Los síntomas y pruebas caseras están bien para ponernos en alarma de que es posible que se haya producido un embarazo pero no son exactas, lo mejor es acudir al médico para que confirme los indicios e inicie el proceso de asesoramiento de lo que serán los próximos meses de concepción.

Los primeros síntomas

Es evidente que una mujer no acude al médico hasta que empiece a notar los primeros síntomas -excepto quizás si está inmersa en un proceso de inseminación artificial. Pero hay que ser cautelosos porque pueden darse ocasiones en que, quizás por la ansiedad de tener un bebé se puede llegar a tener esos síntomas sin que de verdad se haya producido el embarazo. De aquí que no hay que fiarse mucho de ellos.

La ausencia de regla es el síntoma más claro de embarazoLa ausencia de regla es el síntoma más claro de embarazo

Además los síntomas de embarazo lo son de esto y de muchas cosas más, por lo que tampoco se les puede dar ningún tipo de veracidad. Actúan como una señal de alarma, pero pueden avisar de un embarazo o de que otra cosa no marcha bien.

La ausencia de la menstruación es el síntoma más claro de un embarazo para muchas mujeres, pero hay que tener en cuenta que por diversos motivos se puede retrasar. Y eso en el caso de tener una regla regular, cuando se tienen periodos irregulares no se debe considerar como un síntoma, pero sí vigilar que surjan otros síntomas y la menstruación falte durante varios meses.

El otro síntoma más común son las nauseas matutinas propias del primer trimestre. Para muchas mujeres son la señal de embarazo, incluso antes de notar la ausencia de la regla, pero tener vómitos puede deberse a muchísimas razones más allá de estar en cinta. Estrés, nervios, malas digestiones, alergias alimentarias ... Son muchísimos los motivos que pueden provocar las nauseas y como comentamos antes si estás ansiosa por quedarte embarazada esa misma ansiedad puede provocarte las ganas de vomitar.

El tercero de los síntomas más habituales es un cambio en los pechos, que desde la concepción se transforman para que en el futuro la madre amamante a su hijo. Se vuelven más sensibles e incrementan su tamaño notablemente. La sensibilidad puede deberse a varios motivos pero el aumento de las mamas no es demasiado habitual por lo que si se tiene este síntoma junto a alguno de los vistos anteriormente hay motivos para sospechar que se puede estar embarazada.

Otras señales de embarazo son insomnio, cambios de humor o una temperatura basal alta al finalizar el ciclo. Hay mujeres que aseguran tener antojos en las primeras semanas del embarazo, aunque nada de esto es determinante para saber si se está embarazada.

Confirmar las sospechas

Ante esta situación lo que hay que hacer es confirmar las sospechas para afrontar la posibilidad de un embarazo, sea deseado o no. Lo más rápido, fácil y cómodo es someterse a un test de embarazo de los que se compran en la farmacia y en algunos centros comerciales. La prueba se realiza en casa, lo que quita presión al hecho de estar en una consulta médica.

Los test de embarazo pueden comprarse en farmacias y se realizan en casaLos test de embarazo pueden comprarse en farmacias y se realizan en casa

El proceso es de lo más sencillo. Basta que la mujer orine sobre la prueba para obtener el resultado en unos minutos. Hay consejos para aumentar la eficacia de este sistema, que por sí es del 99%, como someterse a la prueba por la mañana, recién levantada, orinar en un recipiente y luego echar con un gotero una pequeña cantidad en el instrumento, no hacerlo directamente y sobre todo estar relajada en el momento de someterse a la prueba.

El funcionamiento es simple, de ahí que sea tan creíble su resultado. A los pocos días de producirse la concepción en las células de la placenta se desarrolla una hormona llamada gonadotropina coriónica humana que aparece en la orina y provoca una reacción en la prueba, dando lugar a un indicador positivo o negativo de embarazo. De ahí que para tener una mayor seguridad del resultado se recomienda hacer la prueba cuando se detecte la primera falta de la menstruación, de nada sirve hacerla al día siguiente de haber practicado sexo porque no se habrá desarrollado aún la hormona.

Cuándo acudir al médico

A pesar de la alta tasa de acierto de los tests de embarazo caseros la confirmación oficial la dará el médico, a quien se debe acudir cuando se haya obtenido un resultado positivo. En la consulta se realizan análisis de sangre que confirman el embarazo incluso antes que los tests basados en la orina. El examen de la pelvis y la ecografía son las pruebas definitivas para confirmar un embarazo aunque no se suelen hacer hasta la sexta semana de ausencia de menstruación porque es cuando ya son determinantes.

A partir de la confirmación del embarazo y los cálculos de para saber cuándo se espera el bebé los especialistas iniciarán el seguimiento del mismo con la convocatoria a nuevas pruebas médicas, sesiones de control y asesoramiento a la madre sobre la alimentación más recomendada, de actividad a desarrollar durante la gestación, medicamentos que puede o no tomar y preparación para el parto.

Artículos recomendados

1 Comentario

Caro

23/08/2016 18:17

Hola buenos dias tengo 20 años me llamo carolina en el mes vez de julio estuve con una mancha marron todo el mes y en agosto vambio de color por una blanca y tengo un dolorsito abdominal bajo y en los costados y me dan muchas ganas de ir al baño a orinar y aproximadamente hace ocho meses no me cuido