Menú
Cómo tomarse la tensión correctamente
PRESIÓN SANGUÍNEA

Cómo tomarse la tensión correctamente

Los tensiómetros caseros deben estar homologados por instituciones específicas, y debemos usarlos siguiendo ciertas instrucciones.

Héctor Félix Lasheras Diez

Medir la presión arterial tomándonos la tensión consiste en aplicar fuerza sobre las paredes de las arterias a medida que el corazón bombea sangre a través del cuerpo. Esta labor la podemos realizar tanto en casa, como en el medico o en las farmacias que dispongan del equipo necesario para ello, dependiendo de las circunstancias en las que nos encontremos.

Independientemente de donde realizamos la prueba de la presión arterial, deberemos de tener en cuenta una serie de consideraciones sobre cuándo y cómo acudir, que abordaremos más adelante. Ahora nos centraremos en tomar la tensión por nuestra propia cuenta. Esto por ejemplo resulta muy importante para las personas con hipertensión, pues deben de llevar un control estricto de las variaciones de la presión arterial, lo que hace imposible que estén acudiendo rutinariamente al médico y por ello deban de usar un tensiómetro de uso casero para tomar la presión de la sangre.

El brazo debe estar apoyado en una mesa, a la altura del corazónEl brazo debe estar apoyado en una mesa, a la altura del corazón

Actualmente existen dos formas de tomar la tensión al medir la presión arterial:

- El método auscultatorio o tradicional utiliza un manguito de goma que se coloca alrededor del brazo, unido a un sistema de mercurio o aneroide donde se mide la presión arterial, y mediante un fonendoscopio, colocado a nivel de la arteria del brazo, podemos 'oír' los sonidos que origina la sangre a medida que se desinfla el manguito, lo que permite establecer los valores de la presión arterial sistólica y diastólica, este el mecanismo tradicional que nos podemos encontrar en casi todas las consultas médicas de nuestro país.

- El método oscilométrico. Al contrario que el anterior, este en vez de usar el fonendoscopio y el oído del experto, posee en su interior un sensor de presión electrónico calibrado que analiza las oscilaciones de la arteria del brazo al colapsarla con el manguito, esta sería la máquina que nos topamos en farmacias.

Este último método es el que la mayoría de aparatos automáticos o semiautomáticos de uso casero utilizan, aunque también existen otros modelos, más caros, que emplean un doble sistema combinando tanto el oscilómetro como el auscultatorio, ya que este último resulta más preciso y es de manejo más sencillo.

¿Nos podemos fiar de los tensiómetros caseros?

La respuesta en sí, siempre y cuando compremos un tensiómetro que mida la presión arterial previamente homologado por las instituciones acreditadas. La homologación que debemos de buscar es la de la Sociedad Británica de Hipertensión (BHS) y el de la Asociación Estadounidense para el Avance del Instrumental Médico (AAMI). Ambos sistemas nos garantizan que las mediciones que nos va a arrojar el tensiómetro cumplen los requisitos previstos dándonos fiabilidad y exactitud en las medidas tomadas.

Obviamente, si adquirimos un tensiómetro que no ha sido validado siguiendo alguna de estas dos acreditaciones, corremos el riesgo de no obtener resultados fiables. Ojo en esto, pues las maquinas no validadas también se anuncian por la televisión y no necesariamente son marcas desconocidas o de dudosa reputación y pueden ser adquiridas en farmacias junto a las debidamente homologadas.

Medirse la tensión

Ahora que ya sabemos qué maquina comprar y cómo comprarla, vamos a abordar el tema de cómo medirse la tensión correctamente. Siguiendo los pasos que a continuación os ponemos no deberíais de tener ningún problema a la hora de tomar la tensión y obtener resultados fiables.

1. En primer lugar, el aparato utilizado debe de estar correctamente calibrado y ajustado, ya que el uso y el paso del tiempo reducen su fiabilidad. En la siguiente dirección de la Web de la Sociedad española de HTA dispone del listado de manguitos homologados.

2. La anchura del manguito debe de ser adecuada al perímetro del brazo. La anchura ideal es el perímetro de la extremidad en centímetros x 0,4 (por ejemplo, perímetro del brazo entre 26-33 cm, manguito de 12 cm de anchura).

3. El manguito de goma debe de estar ajustado y colocado directamente sobre la piel evitando que entre este y la piel haya ropa y otro tejido, debe de entrar en contacto directo y colocarse en el tercio medio del brazo.

4. Debes de estar sentado en una silla cómoda, sin cruzar las piernas y con el brazo en reposo generalmente apoyado sobre una mesa y situado a la altura del corazón, en horizontal.

5. Tienes que estar relajado, tranquilo, con la vejiga urinaria vacía y sin haber fumado o ingerido previamente sustancias estimulantes como bebidas energéticas, cafés o tés.

6. No hables ni muevas el brazo mientras realice la medición.

7. Finalmente, anota las cifras de presión arterial, así como la fecha y la hora de la medición. En este último apartado, si observas valores fuera de los límites aceptables que ha marcado tu médico de cabecera deberás hacer lo siguiente:

- Hacer 3 tomas separadas al menos 5 minutos y hacer la media.

- Hacer distintas mediciones en diferentes posturas: sentado o tumbado por ejemplo

- Realizar tomas en diferentes días separadas, al menos, una semana.

En caso de que las cifras sigan siendo altas, deberás de acudir a tu médico con urgencia.

El tensiómetro casero debe estar homologado para poder fiarnos de sus resultadosEl tensiómetro casero debe estar homologado para poder fiarnos de sus resultados

Consejos médicos para tomarse la tensión

Finalmente, después de hablar sobre los distintos tipos de mecanismos de medición, su homologación y la forma de usarlo os comentaremos algunos consejos que suelen dar los médicos a la hora de tomarnos la presión arterial, ya que no es una tarea que se pueda hacer sin ciertos preparativos previos como son los que os citamos a continuación.

- Tomarla tras cinco minutos de reposo por lo menos.

- La persona debe estar relajada y no tener prisa.

- Tampoco debe haber comido, bebido sustancias excitantes (café, té), ni fumado durante la media hora previa a la medición.

- La posición del cuerpo debe ser sentado, no estirado, con la espalda bien apoyada en el respaldo de la silla.

- Las piernas deben estar tocando el suelo, no cruzadas, y la mano relajada, sin apretar y en posición de descanso.

- Es importante que mientras el manguito se infla el paciente no hable, puesto que eso afectaría a los valores marcados.

- No redondear cifras.

- No haber realizado ejercicio físico intenso en las horas previas a la toma, al igual que tampoco realizar nada vas levantarnos de la cama.

Generalmente todas estas recomendaciones se enfocan a que la medición se realice en condiciones "marco" es decir, sin que factores tanto externos como el tabaco, o internos como la presión de la sangre, influyan en la cifra final que va a facilitarnos nuestro medidor y así poder estar seguros de que el resultado se corresponde con la realidad.

Artículos recomendados

Comentarios