Menú
Conjuntivitis: cómo curarlo en los niños
OJOS

Conjuntivitis: cómo curarlo en los niños

Te contamos qué hacer ante la conjuntivitis en los niños pequeños, una infección ocular que puede ser muy molesta.

Irmina Merino Vidal

La conjuntivitis es una enfermedad bastante común en los niños. Como todavía son muy jóvenes, no son conscientes de que no podemos tocarnos los ojos constantemente y mucho menos si no tenemos las manos limpias. Además, al estar en contacto con otros niños, es probable que se contagien este tipo de enfermedades, ya que no están tan concienciados como lo estamos los adultos del contacto directo y la importancia de tener siempre las manos limpias, tocando todo tipo de superficies los más pequeños.

Es normal que los niños jueguen en el suelo y que estén en contacto directo con otros niños. Forma parte de su aprendizaje y de descubrir poco a poco el mundo. Sin embargo, si cogen alguna enfermedad como la conjuntivitis deberás llevarlos al médico lo antes posible para que puedan diagnosticarlos y darles el tratamiento adecuado para que sus ojos mejoren lo antes posible.

La conjuntivitis es bastante molesta y puede pasarse de un ojo al otro, ya que es muy contagiosa. Además, también puede contagiársela a los otros niños si acude a la escuela o a los familiares en casa. Por eso, es muy importante hacer entender al niño que debe escuchar los consejos del médico y de los adultos para que sus ojos mejoren lo antes posible y pueda curarse de la conjuntivitis para volver a estar bien.

La contjuntivitis es muy fácil de contagiarLa contjuntivitis es muy fácil de contagiar

Descubre cómo ayudar a los niños a curar su conjuntivitis y algunos de los consejos para evitar que los demás miembros de la familia o niños en la escuela terminen contagiándose por la misma dolencia de los ojos.

Qué es la conjuntivitis

La conjuntivitis es la inflamación de la capa que recubre la parte interior de los párpados y superior de los ojos. Cuando se inflama se produce la nombrada conjuntivitis, que causa dolor e irritación en la persona afectada. El niño empezará a notar molestia en uno o ambos ojos, lo que hará que sienta la necesidad constante de frotárselo. Probablemente note como si tuviese un poco de arena dentro.

A medida que la conjuntivitis vaya avanzando el ojo podrá ponerse cada vez más rojo e incluso llegar a hincharse, dependiendo de cuán avanzada esté la irritación. Es muy importante acudir al médico lo antes posible para que pueda determinar si el niño realmente tiene esta dolencia. Debes tener en cuenta que una conjuntivitis mal curada puede tener daños irreversibles en la vista del niño o del adulto, por lo que el diagnóstico del médico debe conseguirse lo más rápido posible.

Además de por culpa de las bacterias o los virus, la conjuntivitis también puede ser causada por una alergia. Por lo que dependiendo de cuál sea la causa que haya causado esta molestia en los ojos del niño el médico determinará un tratamiento u otro.

Aunque es muy difícil no rascarse el ojo, los niños deben evitar tocar el ojoAunque es muy difícil no rascarse el ojo, los niños deben evitar tocar el ojo

Cómo curar la conjuntivitis en niños

En el caso de los niños quizás sea un poco más complicado tratar la conjuntivitis que en los adultos. Esto se debe a que los niños serán más propensos a tocarse los ojos constantemente, incluso si no deberían, ya que esto puede hacer que su conjuntivitis empeore. Además, estarán en contacto con otras superficies y sustancias jugando, por ejemplo en el parque, y después se frotarán los ojos, siendo esta otra de las posibles vías de empeoramiento o contagio.

El estar en contacto con otros niños puede hacer que les transmita la conjuntivitis por el contacto directo o bien por utilizar las mismas toallas o juguetes y acercárselos al rostro. Por lo tanto, es recomendable que los niños con conjuntivitis no acudan a la escuela, al menos no hasta que deje de ser contagiosa.

El tratamiento dependerá según cuál sea la causa de la conjuntivitis. Es probable que el médico le recete al niño unas gotas antibióticas para curar la infección. Deberás aplicárselas en los ojos del niño tantas veces como sea necesaria. Busca una manera de hacer que sea receptivo a tomarse el medicamento y que intente no tocarse los ojos ni rascárselos con alguna prenda de ropa u objeto. De esta manera conseguirás que pueda curarse de la conjuntivitis lo antes posible y pueda encontrarse bien haciendo un pequeño esfuerzo. Deberás supervisarlo constantemente para ayudarle a no tocarse los ojos con las manos sucias, no frotárselos y hacer que así pueda curarse sin que la conjuntivitis le afecte más adelante.

Artículos recomendados

Comentarios