Menú
Consejos para usar bien los antibióticos
TOMAR MEDICAMENTOS

Consejos para usar bien los antibióticos

Los antibióticos son un tipo de medicamentos que se utilizan para combatir las infecciones causadas por bacterias, no por virus. Pero, ¿cómo se hace un buen uso de ellos?

Cristina López Reques

Los antibióticos son un tipo de medicamentos que se utilizan para combatir las infecciones causadas por bacterias, no por virus. Es decir, los antibióticos actúan o matando a las bacterias o impidiendo que se reproduzcan. Es muy importante seguir una serie de instrucciones a al hora de tomar antibióticos. Por ejemplo, hay que tomarlos hasta el final, no terminar cuando nos sintamos mejor ni abusar de ellos. Desde Bekia te contamos cuáles son los consejos e instrucciones básicos para que los antibióticos sean efectivos y eliminen las bacterias de nuestro cuerpo.

¿Contra qué actúan los antibióticos

Como hemos señalado, los antibióticos no actúan contra los virus, sino que son un producto antibacteriano. Si se utilizan para este uso, pueden causar más daños que beneficios. Por tanto, debes saber que ni un resfriado ni una gripe se combate con antibióticos.

Si no tienes claro el motivo de la infección, no empieces a tomar antibióticos, acude al médico y que él sea quien determine la causa. De hecho, el medico es el único que puede indicar el tratamiento del antibiótico.

No lo tomes sin necesidad de hacerlo

Es muy importante que solo tomes antibióticos si te lo ha recetado el médico, es decir, si te hace falta porque la infección está detectada. Si les tomas cuando no los necesitas, tu cuerpo se hará inmune y reducirás su eficacia. Por tanto, cuando de verdad te haga falta tomarlos ya no te harán el mismo efecto y no te ayudarán a combatir esa infección.

Antes de tomarlo: deberás leer atentamente el etiquetadoAntes de tomarlo: deberás leer atentamente el etiquetado

Antes de tomarlo: deberás leer atentamente el etiquetado

Todos los antibióticos contienen una etiqueta o unas instrucciones que pueden variar en función del medicamento. Por tanto, es muy importante que las leas adecuadamente y sigas sus pasos. En ella encontrarás el tiempo y la cantidad que debes tomar. Seguramente, el médico te indique también estos pasos, pero si no es así, acude a las instrucciones. El tiempo y cantidad dependerá del antibiótico y de cada paciente y caso.

Debes tomarlo siempre a la misma hora

Entre una dosis y otra del antibiótico tienen que pasar unas horas marcadas. Por eso, es importante que antes de empezar a tomar los antibióticos pienses en esas horas que tienen que trascurrir entre una toma y otra para fijarte unos horarios adecuados. Es decir, marca las horas en las que mejor te venga tomarlos para que no se te olvide nunca. No tomarlo siempre a la misma hora u olvidarnos de alguna dosis puede reducir su eficacia y no eliminar la infección.

No consumas alcohol mientras tomas el antibiótico

Respecto al consumo de alcohol durante el tratamiento de antibiótico hay dos pensamientos muy generalizados. Primero, que pienses que no ocurre nada por beber alcohol y que el antibiótico sigue funcionando adecuadamente. También es frecuente pensar que es peligroso mezclar las dos cosas. Ninguna de las dos teorías es cierta.

Lo que el alcohol produce es un retraso en la absorción y una aceleración en la eliminación del antibiótico. Es decir, el alcohol no reduce el efecto de los antibióticos pero sí puede tener efectos secundarios. Por ejemplo, náuseas, vómitos, mareos... Por tanto, al igual que indicará el prospecto del medicamento, se recomienda no consumir alcohol durante la ingesta de los antibióticos, ya que sea un periodo corto de tiempo y ayudará a nuestro propio organismo a encontrarse mejor cuanto antes.

Bebe más agua

Si eres de los que beben la cantidad de agua recomendada diariamente, es importante que lo mantengas. En cambio, si no bebes lo suficientes, es más importante que aumentes la cantidad mientras dure la infección y el uso del antibiótico.

El agua sirve para limpiar el cuerpo, lo purifica haciendo que algunas impurezas lleguen hasta el hígado y sean eliminadas. Por tanto, mientras estamos enfermos es importante que bebamos agua para ayudar a que los medicamentos funcionen mejor y para ayudar a eliminar esas bacterias.

No dejes de tomarlo hasta el final

Seguramente según vayas avanzando con el antibiótico notes una mejoría y sientas que la infección ya se ha curado y ha desaparecido. Entonces quizás decidas dejar el antibiótico. Este es uno de los errores más frecuentes que solemos hacer las personas.

No hay que dejar de tomar el medicamento a pesar de sentirnos mejor. Hay que acabar las dosis marcadas hasta el día marcado. Si paramos de tomarlo antes, puede que alguna bacteria se haya quedado dentro del cuerpo y vuelva a desarrollarse volviendo a producir la infección.

Pueden provocar algunos efectos secundarios

Hay algunos antibióticos que son muy fuertes debido a los componentes que llevan. Por eso puede que causen dolores estomacales o mareos, es decir, efectos secundarios. En este caso, volvemos a aconsejarte que leas bien el etiquetado, ya que quizás para evitar estos problemas se recomiende seguir algunos pasos. Por ejemplo, quizás haya que tomar el antibiótico acompañado de comida y así contrarreste ese dolor estomacal o escozor.

Algunas advertencias sobre los antibióticos

- Quizás cuando acabes el tratamiento y los días marcados te sobren antibióticos. No debes guardarlos para la próxima vez, sino tirarlos a un sitio adecuado. Pregunta al médico donde deshacerte de ellos.

- Como hemos dicho, puede que los antibióticos te causen algunos efectos secundarios como malestar general o estomacal e incluso diarreas y vómitos. No debes preocuparte por esto, ya que desaparecerán en cuanto acabes. Sin embargo, si notas otros efectos, como la falta de aire, hinchazón de la boca o lengua o erupciones en la piel, acude inmediatamente al médico para que determine la cause y decida si debes dejar de tomarlos.

 Los antibióticos pueden tener un funcionamiento peor o interactuar con otros medicamentos Los antibióticos pueden tener un funcionamiento peor o interactuar con otros medicamentos

- Los antibióticos pueden tener un funcionamiento peor o interactuar con otros medicamentos. Por tanto, cuando el médico te los recete, deberás indicarle si estas tomando algún otro medicamento para que considere qué hacer. Por ejemplo, el uso de antibióticos reduce el efecto de los anticonceptivos. Pregunta al médico por los posibles efectos en caso de tomar algún medicamento.

- Siguiendo en esta línea, deberás indicarle al médico si estás embarazada, en periodo de lactancia o si tienes alguna enfermedad, especialmente en el hígado. Ya que estos factores también afectan al uso de los antibióticos.

- También deberás prestar atención en la forma en la que tienes que conservar el antibiótico. Algunos hay que mantenerlos en frío, en la nevera. Otros no. Algunos también tienen que agitarse antes de ser usados. Su conservación y forma de uso dependerá de la forma en la que esté el propio antibiótico.

Artículos recomendados

Comentarios