Menú
5 cosas sobre la depresión que no conocías
TRASTORNOS EMOCIONALES

5 cosas sobre la depresión que no conocías

La depresión es una realidad para muchas personas, pero nunca está de más conocerla un poco mejor. Descubre 5 cosas que quizá no conocías sobre este trastorno emocional.

Inmaculada Jiménez Peral

En la actualidad vivimos en una sociedad muy avanzada y muy moderna. En la que la mayoría de nosotros tenemos nuestras necesidades básicas cubiertas, en la que la prisa y el estrés marca nuestro día a día, y debido a ello, cada vez existen nuevas enfermedades. Enfermedades relacionadas con el estilo de vida al que estamos sometidos, y una de las más comunes es la depresión.

Todos conocemos en nuestro entorno más cercano a alguna persona que sufra o haya sufrido depresión y muchos somos los que sabemos todo lo que conlleva, aunque hay muchos aspectos desconocidos acerca de esta enfermedad, conocida como la enfermedad del siglo XXI. Solo quien la han sufrido pueden llegar a comprender ciertos matices que muchas personas no conocen.

5 Cosas sobre la depresión que no conocías

 La depresión consiste en la enfermedad más extendida a nivel mundial La depresión consiste en la enfermedad más extendida a nivel mundial

1. La depresión consiste en la enfermedad más extendida a nivel mundial.

Más de la tercera parte de la población sufre o ha sufrido alguna vez depresión. Vivimos en una sociedad en la que el ritmo de vida al que estamos sometido conlleva que muchos de nosotros caigamos en depresión.

2. Depresión no es lo mismo que ansiedad o estrés.

Mientras que la ansiedad es un trastorno relacionado con la inquietud, preocupación, estado de nerviosismo, cuyos síntomas se vinculan a la aceleración del corazón, bloqueo de la digestión, aumento de la frecuencia respiratoria, bloqueo de la digestión etc.

La depresión consiste en una enfermedad que está asociada al decaimiento, al cansancio, al trastorno del sueño, sentimiento de culpabilidad o cansancio. La depresión en muchas ocasiones surge tras un largo periodo de ansiedad, aunque no siempre tienen porqué estar relacionados, ya que la depresión puede surgir de un acontecimiento traumático como el fallecimiento de alguien muy cercano o a algún cambio brusco en nuestras vidas.

3.Podemos salir de una depresión a través de la alimentación.

Los alimentos ricos en triptófano son muy importantes en la cura de la depresión. Se trata de un aminoácido que afecta en nuestro estado de ánimo de forma directa, ya que está íntimamente relacionado con la serotonina, sustancia muy presente en las neuronas.

Podemos decir que trata de alimentos que nos aportan buen rollo y entre ellos queremos destacar las carnes magras, cereales integrales, legumbres, productos lácteos, la alcachofa, la piña y el plátano. Llevar una alimentación sana y equilibrada puede conseguir unos resultados increíbles a la hora de curar una depresión, por lo que abusar de la comida basura y las grasas puede conseguir en nosotros un efecto contrario al deseado.

Las mujeres son más propensas a sufrir depresión que los hombresLas mujeres son más propensas a sufrir depresión que los hombres

4.Dormir con la televisión encendida puede aumentar el riesgo de padecerla. Altamente relacionado con el buen funcionamiento de la hormona de la melatonina que afecta directamente a la regulación del ritmo circadiano, dormir con la luz o la televisión encendida puede provocar un trastorno en nuestro organismo que, en ocasiones, desencadena en una depresión.

5.Las mujeres son más propensas a sufrir depresión que los hombres.

Las hormonas, en este caso, juegan una mala pasada a las mujeres, ya que la alteración de estas puede provocar depresión. Por otro lado, muchas de nosotras estamos sometidas a una vida en la que la presión social, conseguir compaginar trabajo con las tareas del hogar e, incluso, temas de sexismo en la vida general, crean una inseguridad y una imposición que nos hace sufrir una responsabilidad extrema que puede llegar a desencadenar en depresión.

Sufrir depresión o convivir con alguien que la sufre es hoy en día una situación bastante común entre nosotros, lo cual no quiere decir que sea una tesitura fácil de llevar y de afrontar. Disfrutar de nuestro día a día, de la gente que nos rodea, sin presiones e intentando ser feliz, es la mejor forma de evitar que esta enfermedad que ha invadido la sociedad del siglo XXI aparezca en nuestras vidas.

Artículos recomendados

Comentarios