Menú
Cuál es el mejor tratamiento para la epicondilitis
CODO DE TENISTA

Cuál es el mejor tratamiento para la epicondilitis

Sufrir epicondilitis es muy molesto, por eso es importante saber cuál es el mejor tratamiento para esta dolencia y mejorar tu calidad de vida.

Sergio Gallego Uvero

La epicondilitis no es más que una tendiditis en la zona del codo y que se suele denominar de forma popular como codo de tenista. A día de hoy es un problema bastante común en gran parte de la sociedad y que debe ser tratado con gran celeridad para que la cosa no vaya a más. A día de hoy dicha tendiditis se suele tratar mediante infiltraciones de cortisona, lo que ayuda a rebajar el dolor a corto plazo aunque a largo plazo el problema permanece provocando que la persona pueda tener secuelas para toda la vida.

Síntomas de la epicondilitis

Si padeces epicondilitis es normal que tengas un dolor intenso en toda la zona del codo. Se trata sin lugar a dudas del síntoma más habitual del codo de tenista. Con sólo coger un vaso, la persona siente un fuerte dolor en la parte externa del codo provocando una molestia continua. Si la molestia persiste en el tiempo y se produce sin hacer ningún tipo de movimiento es probable que el problema de dicha tendiditis sea de origen cervical.

A día de hoy dicha tendiditis se suele tratar mediante infiltraciones de cortisonaA día de hoy dicha tendiditis se suele tratar mediante infiltraciones de cortisona

Causas de la epicondilitis

Una de las causas más comunes por las que la persona pueda padecer el llamado codo de tenista se debe a una actividad física constante como puede ser el trabajar en una cadena de montaje. Durante muchas horas al día, la persona fuerza los tendones del codo dando lugar a dicho problema. Las personas que suelen jugar al tenis llegan a sufrir dicha tendiditis al realizar continuos movimientos con el brazo y el antebrazo llegando a forzar en exceso los músculos de dicha zona del cuerpo. Alguna caída o golpe también puede ser la causa de este intenso dolor en la zona del codo.

Cómo tratar la epicondilitis

Una primera medida a la hora de tratar un problema como la epicondilitis es la crioterapia o aplicación de hielo. Con el frío se rebaja la inflamación en los tendones del codo y acto seguido se aplica un poco de calor para rebajar el dolor en toda la zona. El segundo paso del tratamiento es el reposo total durante unos días que debe tener la persona que sufre dicha tendiditis.

Otras de las medidas que se suele tomar para tratar la epicondilitis es el uso de diferentes productos antiinflamatorios ya sea de aplicación tópica o ingeridos. La fisioterapia, el láser o ejercicios de rehabilitación son otro tipo de medidas ideales a la hora de tratar dicha dolencia en el codo. Como ya te he comentado más arriba existen un poco de controversia sobre el uso de infiltraciones de cortisona ya que aunque a corto plazo ayudan a rebajar el dolor, con el tiempo el problema no desaparece y se agrava en exceso. En casos extremos de epicondilitis se puede llegar a realizar una operación quirúrgica con el fin de liberar el tendón del hueso.

El codo de tenista o epicondilitis es una dolencia muy presente en una parte de la población El codo de tenista o epicondilitis es una dolencia muy presente en una parte de la población

Prevención del codo de tenista

A la hora de prevenir cualquier tipo de problema en la zona del codo lo mejor realizar una serie de movimientos bien ejecutados que no lleven al límite a los tendones. Además de ello, después de realizar algún tipo de actividad que sea constante en la zona del codo, es aconsejable el descansar para evitar cualquier tipo de problema muscular. Por otra parte los estiramientos y los masajes previos son muy beneficiosos para no padecer dicha tendiditis.

El codo de tenista o epicondilitis es una dolencia muy presente en una parte de la población que debe ser tratada con gran rapidezpor un experto en el tema para evitar que la tendiditis se agrave mucho más y la persona en cuestión acabe con importantes secuelas en un futuro.

Artículos recomendados

Comentarios