Menú
Cuál es el tratamiento de la fibrosis pulmonar
ENFERMEDADES PELIGROSAS

Cuál es el tratamiento de la fibrosis pulmonar

La fibrosis pulmonar se da cuando las paredes de los pulmones se vuelven duras, pero, ¿cuál es su tratamiento?

Marta Cabrera Benito

La fibrosis pulmonar se da cuando las paredes de los pulmones se vuelven más fuertes y duras. Esto ocurre porque el tejido que las forma está cicatrizándose y, por ello, se vuelve más grueso. La gran consecuencia de esto es la dificultad que encuentran las personas que la padecen para respirar. El traslado del oxígeno a las distintas partes del cuerpo se ve dificultado provocando un gran número de problemas.

Aunque está estudiado, no se ha encontrado una causa que pueda explicar la aparición de la fibrosis pulmonar. Aun así, sí que hay factores que pueden favorecer la aparición de esta alteración de las paredes de los pulmones. Por una parte, se encuentra el ambiente contaminado en el que vivimos. El aire poco limpio que respiramos puede crear una infección pulmonar que acabe en una fibrosis pulmonar. En este punto, también habría que incluir el humo del tabaco, se sea fumador activo o pasivo. Por otra parte, puede tener una causa médica, ya sea por efecto secundario de un medicamento estemos tomando o como síntoma de una enfermedad.

No se ha encontrado una causa que pueda explicar la aparición de la fibrosis pulmonarNo se ha encontrado una causa que pueda explicar la aparición de la fibrosis pulmonar

- Síntomas de la fibrosis pulmonar

1. Asfixia. Como ya hemos dicho, la fibrosis pulmonar dificulta la circulación del oxígeno. Por ello, no nos resultará tan fácil recuperar la respiración después de hacer un gran esfuerzo. Por mucho que intentemos respirar más lento, escaso oxígeno que saldrá de nuestro pulmones dificultará nuestra recuperación dándonos la sensación de que nos falta el aire.

2. Cansancio. Al tener dificultades para respirar, nuestro cuerpo gastará el poco oxígeno que tenemos haciendo más difícil nuestra recuperación. Al no recibir todo el cuerpo el oxígeno necesario, trabajará más y, por lo tanto, nos hará sentir un mayor cansancio que si estuvieran bien abastecidos.

3. Problemas para realizar deporte. El deporte requiere una cantidad de oxígeno mayor que si estamos en reposo. Por esto, cuando lo llevamos a cabo y vemos que nuestra respiración no es la adecuada, tenemos una sensación de asfixia que nos hará parar. Por ello, existen dos tipos de personas. Por un lado, aquellas que quieren hacer deporte a toda costa e intentan llevar a cabo una actividad mucho más relajada. Por otro, hay personas que se ven incapaces hasta de dar un pequeño paseo por su problemas respiratorios y pasan a tener una vida sedentaria.

4. Piel azul. Como ocurre en gran parte de los problemas respiratorios, la piel adquiere un color azulado. Esto ocurre porque el oxígeno no llega a todas las partes de nuestro cuerpo. Las partes más afectadas son las extremidades por ser las últimas en nutrirse de éste. Por ello, suelen tener una temperatura inferior y puede darse el problema de que se duerman con una mayor facilidad.

5. Dolor en los músculos. Al igual que cualquier parte del cuerpo, los músculos también necesitan de oxígeno para su óptimo funcionamiento. Por ello, al verse escasos de nutrientes se agarrotan provocando un dolor intenso para la persona que padece la fibrosis pulmonar.

- Tratamiento de la fibrosis pulmonar

La fibrosis pulmonar no tiene un tratamiento médico al uso. Aunque sí que pueden ser recetados algunos medicamentos, la verdad es que estos sólo ayudarán a mejorar la calidad de vida, pero no pondrán remedio a esta afección. Es decir, la fibrosis pulmonar, hoy en día, no tiene cura ni tratamiento. Lo que no implica que no se puedan reducir sus efectos.

Muchos médicos, empiezan a paliar los síntomas de ésta introduciendo modificaciones en el estilo de vida de sus pacientes. En primer lugar, si éste es fumador, le hará dejarlo de forma radical, al igual que recomienda que lo dejen todas aquellas personas que comparten hogar con él.

La fibrosis pulmonar no tiene un tratamiento médico al usoLa fibrosis pulmonar no tiene un tratamiento médico al uso

Otra opción a la que puede recurrir el especialista es poner una bombona de oxígeno al enfermo. Ésta estará regulada atendiendo a las necesidades del propio afectado. En los casos más graves, tendrá que ir acompañado de ella a todas partes, incluido a la calle transportándola en una mochila especial.

Por último, se encuentran los casos más graves. En estos, la única solución de cura o de mejora de la calidad de vida es el transplante de pulmón. Aquí se juntan una serie de condiciones como el encontrar un pulmón válido y que no es algo que tenga un acceso fácil.

La fibrosis pulmonar es una enfermedad que tiene una tasa de mortalidad alta. Por ello, será necesario tener unos buenos hábitos de vida para evitar su aparición en el caso de que la posible causa esté en ellos.

Artículos recomendados

Comentarios