Menú
GLUCOCORTICOIDES

Cuáles son los efectos secundarios de la dexametasona

La dexametasona es un medicamento denominado dentro del grupo de los glucocorticoides y su efecto se asemeja al de la hormona esteroide, pero, ¿qué efectos secundarios tiene?

Inmaculada Jiménez Peral

La dexametasona es un medicamento denominado dentro del grupo de los glucocorticoides, y su efecto se asemeja al de la hormona del esteroide. Por lo general, se utiliza cuando el organismo humano no es capaz de fabricar de forma natural esta hormona, que por otro lado, es tan necesaria para nosotros. La dexametasona alivia la inflamación, por lo que se usa para combatir la artritis, para controlar ciertos tipos de edemas, enfermedades gastrointestinales, etc.

Los médicos suelen recurrir a ella en forma de inyección cuando tienen que tratar afecciones que afectan a la sangre, al tiroides, a la piel, a los ojos, a los riñones, a los pulmones y al sistema nervioso. Aunque en menor medida, la dexametasona también se usa para tratar cuadros de nauseas y vómitos causados por el tratamiento de quimioterapia y para intentar evitar el rechazo el cuerpo humano cuando se va a realizar un transplante de un órgano.

 La dexametasona también se usa para tratar cuadros de nauseas y vómitos La dexametasona también se usa para tratar cuadros de nauseas y vómitos

Efectos secundarios de la dexametasona

Aunque es un medicamento que hoy en día es muy utilizado por los médicos para combatir diferentes enfermedades y es muy comercializado, este puede ocasionar en el organismo unos efectos secundarios que deberíamos tener en cuenta si vamos a proceder a medicarnos con dexametasona. Entre los síntomas más comunes que podemos observar si pasamos varios días tomando medicamentos con dexametasona, ya sea vía oral o a través de una inyección, son los siguientes:

- Problemas estomacales: Sentir algunas alteraciones en el funcionamiento normal de nuestro sistema digestivo es de lo más normal cuando estamos tomando dexametasona. Estos efectos que causa pueden ser un malestar en el estómago, sensación de acidez, o incluso úlcera de esófago o duodeno.

- Aumento de peso: Esto se produce debido a que la dexametasona provoca un aumento del apetito en el paciente y por tanto es muy normal que se de una subida de peso.

- Problemas psiquiátricos: En algunos casos, este medicamento puede ocasionar en el paciente que no consume algunos trastornos de la personalidad, como por ejemplo cambios de personalidad, manía, euforia e irritabilidad.

- Reacciones en la piel: Entre los efectos secundarios de este fármaco se encuentran, sobre todo, problemas dermatológicos como pueden ser acné, sequedad en la piel, dermatitis alérgica, hematomas, aumento de la sudoración, estrías, disminución del cabello capilar y urticaria, entre otras reacciones de la piel.

- Hinchazón: sobre todo en la zona de las articulaciones, tales como las axilas, glúteos y piernas, que tendrá un mayor efecto en las zonas de la parte baja debido al efecto de la gravedad.

- Osteoporosis: En en caso que el tratamiento lo hagamos durante un periodo largo de tiempo, nuestro cuerpo puede reaccionar de esta manera.

- Catabolismo: este consiste en un índice de masa muscular bastante negativo. Esto quiere decir que el paciente puede presentar una pérdida en su masa muscular y por tanto sus músculos se volverán atrofiados.

Por otro lado, cabe destacar que si compaginamos la toma de dexametasona con otro tipo de medicamentos podemos aumentar el riesgo de potenciar algunas enfermedades que no teníamos.

Es un medicamento que hoy en día es muy utilizado por los médicos para combatir diferentes enfermedadesEs un medicamento que hoy en día es muy utilizado por los médicos para combatir diferentes enfermedades

Este es el caso, por ejemplo, de si combinamos la dexametasona con antiinflamatorios o alcohol, ya que podremos potenciar la aparición de una úlcera de estómago. Si lo alternamos con mineralocorticoides aumentamos el riesgo de padecer hipertensión, edemas o afecciones cardíacas.

Cabe destacar que una vez terminemos el tratamiento de dexametasona estos efectos secundarios que han podido aparecer durante el periodo en el que hemos estado medicándonos desaparecerán tras varios días, en los que nuestro organismo conseguirá deshacerse de todos sus restos. En el caso de que esto no ocurriera así lo mejor es acudir al médico que le recetó o le inyectó la dexametasona, ya que este será el que mejor podrá aconsejarle sobre qué hacer para que estos efectos secundarios que el fármaco ha ocasionado en tu organismo desaparezcan.

Artículos recomendados

Comentarios