Menú
Cuáles son las opciones de tratamiento para la apnea del sueño
PROBLEMAS AL DORMIR

Cuáles son las opciones de tratamiento para la apnea del sueño

Una apnea del sueño es un trastorno que afecta a muchas personas, pero, ¿qué opciones de tratamiento hay?

Marta Cabrera Benito

La apnea del sueño es un trastorno respiratorio que se produce cuando una persona, mientras duerme, sufre diversas paradas respiratorias, llamadas apneas, que le hacen quedarse sin respiración durante un tiempo. Este tipo de personas suelen tener sueño durante todo el día ya que no pueden dormir tanto como quisieran por la aparición de la apnea. También se caracterizan por roncar cuando duermen, lo que no quiere decir que toda aquella persona que ronque padezca apnea del sueño.

Las causas de la apnea del sueño pueden ser variasLas causas de la apnea del sueño pueden ser varias
Temas relacionados

Las causas de la apnea del sueño pueden ser varias, pero todas coinciden en que son las responsables de la anomalía respiratoria que se produce en la persona que la padece mientras duerme. Algunas de estas causas son la obesidad, la forma de la boca, tener una maxilar inferior corto, el cuello largo o una lengua que puede retrotraerse y acabar bloqueando las vías respiratorias. Estas razones pueden llegar a explicar por qué se produce la apnea siendo factores de riesgo.

Tratamiento para la apnea del sueño

Como cualquier trastorno, será necesario acudir al médico para que pueda ponernos un tratamiento con el que poder reducir sus efectos. Pero no todos los tratamientos para evitar la apnea tienen que venir de manos de un médico. Por ello, aquí te dejamos los distintos tipos que existen para que los conozcas todos.

Tratamientos médicos

1. CPAP. Éste se trata de un generador de presión continua que transmite, a través de una mascarilla nasal, una presión continua a la vía aérea superior impidiendo que ésta se colapse. Es válido para todas las personas que sufren alguna apnea mientras están durmiendo, pero es posible que les lleve un tiempo acostumbrarse a dormir con él.

2. APAP. Estamos antes un generador de presión parecido al anterior, sólo que en este caso esta presión ya no es continua sino automática. Este tratamiento de la apnea del sueño varía automáticamente la presión de aire durante la noche para responder a los cambios en las necesidades de presión. Aunque el CPAP es más común, éste debería resultar más cómodo para los afectados.

3. Aparatos dentales. Estos dispositivos se introducen en la boca mientras se duerme y ayudan a mantener la mandíbula hacia adelante y, por lo tanto, a que las vías respiratorias permanezcan abiertas.

4. Cirugía. Esta opción es escogida por aquellas personas que, habiendo intentado utilizar los distintos tratamientos que ofrece la medicina, no han obtenido el éxito buscado. También pueden incluirse en este grupo aquellas personas que padecen apnea del sueño por razones mucho más graves. Acaban pasando por quirófano quienes necesitan que se les extirpen las amígdalas, quienes tienen alguna malformación severa que debe ser solucionada o para hacer una apertura en la tráquea que facilite la respiración.

Hábitos saludables

1. Bajar de peso. Como hemos dicho a la hora de explicar las causas que pueden dar lugar a la aparición de la apnea del sueño, la obesidad es una de ellas. Por lo tanto, ponerles remedio a esos kilos de más ayudará a que la respiración vuelva a ser la correcta a la hora de dormir.

2. Dejar de fumar. Una de las razones más conocidas de problemas respiratorios es fumar. Por lo tanto, si se abandona este mal hábito, las vías respiratorias se encontrarán más abiertas y no habrá problema alguno que impida el correcto flujo de oxígeno.

3. Hacer deporte. Relacionado con la necesidad de bajar peso, está el deporte. Aun así, éste también es importante por otros beneficios que aporta a nuestra salud. Abandonar la vida sedentaria puede ayudar a que nuestra capacidad respiratoria aumente y, por lo tanto, nuestros problemas respiratorios puedan verse disminuidos.

4. Consumir menos alcohol. El consumo de esta bebida está relacionado con la relajación de los músculos que interfieren en la respiración haciendo que ésta no sea correcta. Por lo tanto, si queremos que estos cumplan correctamente con sus funciones deberemos reducir la ingesta de alcohol.

5. Moderar el consumo de cafeína. Tanto las bebidas azucaradas que la contienen, así como el café, suponen una alteración del sueño en muchas personas si no se modera su ingesta.

Para mejorar la respiración por las noches, será necesario que elevemos la cabeza Para mejorar la respiración por las noches, será necesario que elevemos la cabeza

6. Dormir sobre un lateral. Cuando dormimos de lado, independientemente del lateral sobre el que lo hagamos, el aire entra con mayor facilidad a nuestros pulmones. Por lo tanto, busca trucos que te hagan dormir en esta postura. Algún ejemplo puede ser dormir contra una pared o poner algo molesto en la cama que te haga coger esta postura en lugar de boca arriba o boca abajo.

7. Dormir con la cabeza en alto. Para mejorar la respiración por las noches, será necesario que elevemos la cabeza y, en la medida de lo posible, también la zona del pecho. Esto se puede conseguir poniendo cojines en caso de que no tengamos una cama reclinable. Si te es muy molesto subir de golpe, puedes ir añadiendo altura paulatinamente según te vayas encontrando.

Artículos recomendados

Comentarios