Menú
4 platos (deliciosos) para celíacos
CELIAQUÍA

4 platos (deliciosos) para celíacos

La intolerancia al gluten no tiene por qué ser un obstáculo para disfrutar de platos sanos y llenos de sabor.

Sandra Ramírez Cherbuy

Aunque la celiaquía es una enfermedad que cada vez se está aceptando más en la sociedad, todavía hay ciertos problemas a la hora de entenderla y saber si la padecemos.

Solo un 1% de la población en España padece celiaquía, es decir, intolerancia al gluten, una proteína que podemos encontrar en la harina de diversos cereales ( trigo, avena, cebada, centeno, etc. ). No existe ninguna prueba por la que se pueda descartar la enfermedad, ni un cuadro clínico único, ya que la enfermedad se puede presentar de múltiples maneras. Lo común es la diarrea o el estreñimiento, pero también puede producir mareos, anemia...

Así, las mayores dificultades del celíaco es la comida, donde la oferta de alimentos disminuye considerablemente. Por eso, os dejamos aquí unas cuantas recetas que podréis elaborar en casa, de manera sencilla y divertida.

Pan sin gluten

El pan, un alimento básico en la dieta diaria se ve anulado cuando padeces celiaquía. Pero aunque hoy en día en muchas panaderías y grandes superficies podemos encontrar pan sin gluten, siempre tenemos la opción de hacerlo nosotros mismos en casa. Aquí os traemos una receta de pan sin gluten casero, es mucho más barato y divertido de hacer, aunque más laborioso para aquellos que sufren esta intolerancia.

Ingredientes

250 gramos harina sin gluten

150 ml de agua templada

50 gramos de mantequilla

5 gramos de levadura fresca sin gluten

sal

Receta

Desmigamos la levadura en un cuenco con 100 ml de agua templada y reservamos durante 15 minutos. Una vez pasado ese tiempo vertemos la harina y la sal sobre la levadura hidratada.

Vamos removiendo e incorporamos la mantequilla mientras amasamos. Ahora incorporamos el resto del agua mientras seguimos amasando hasta que se forme una bola compacta pero suave, no debe quedar muy seca ni romperse.

DescripcionAunque se puede encontrar en grandes superficies, el pan sin gluten casero es muy fácil y divertido de hacer

Una vez hecha la masa la cubrimos con un trapo húmedo o con papel film y reservamos durante dos horas en un lugar cálido, como el horno encendido por ejemplo pero sin estar calentando.

Una vez transcurrido ese tiempo, extendemos la masa en una superficie lisa y enharinada. Amasamos y dejamos reservar otra hora más. Volvemos a amasar una vez pasada la hora y formamos el pan o lo dividimos en varias piezas.

Horneamos el pan durante 45/50 minutos a 210 grados. Más o menos hasta que veamos que se encuentra dorado el pan. Una vez hecho, retiramos el pan del horno y lo dejamos enfriar en una rejilla.

Croquetas de Pollo

Esta sería una comida que un celíaco tendría prohibida debido a que se elaboran con harina de trigo. Pero la receta que aquí proponemos tienen la particularidad de que están elaboradas con almidón de maíz en lugar de gluten. Así tenemos un plato apto para una persona con celiaquía.

Ingredientes

150 gr. de carne de pollo

1 cebolla

1 ajo

1 huevo

pan rallado sin gluten

Para la salsa bechamel:

200 gr. de almidón de maíz o maicena

50 gr. de mantequilla

2 cucharadas soperas de aceite de oliva

½ litro de leche

sal y pimienta al gusto.

Receta

Para realizar la salsa bechamel que es la base de las croquetas ponemos a fundir la mantequilla con el aceite de oliva en una cazuela. Una vez la mantequilla esté bien fundida, se añade el almidón de maíz y se rehoga el conjunto durante un par de minutos.

Luego se añade la leche, la sal y la pimienta. Se cocina todo a fuego suave hasta conseguir una bechamel más bien espesa.

Luego dejamos picado en trozos pequeños el ajo y la cebolla que sofreímos. Añadimos la carne de pollo. Lo cocinamos todo hasta que la carne esté cocinada y lo mezclamos con la bechamel. Cocina todo durante 5 minutos, hasta que quede como una masa. Lo dejamos enfriar en una bandeja.

Una vez tengamos la masa enfriada, les damos forma y las pasamos por el huevo y el pan rallado sin gluten. Una vez hechas, las freímos en abundante aceite de oliva, debe de estar muy caliente.

Ensalada de pasta sin gluten con queso feta y tomate

El celíaco también puede comer pasta, siempre que no esté hecha de trigo. Por eso algunas marcas hacen pasta para celíacos, la podemos encontrar de arroz o de maíz, el que más os guste, siempre y cuando no lleven gluten. Así, aquellos con intolerancia no tendrán que privarse de una buena ensalada de pasta.

Ingredientes

1paquete de macarrones de arroz o de maíz

½ paquete de queso feta

½ pimiento rojo

1 cebolla

3 tomates secos

Al gusto sal y pimienta

Receta

Ponemos los macarrones a hervir con orégano y con aceite de oliva. Se cortan los ingredientes en cuadrados pequeños y los dejamos a un lado. Igualmente cortamos el queso feta en cuadrados.

Una vez que la pasta esté lista, la escurrimos. Una vez enfriada la pasta añadimos la cebolla, el tomate, el pimiento y el queso feta que hemos dejado guardado y removemos bien.

Ya tenemos lista nuestra ensalada de pasta para un celíaco, solo falta que la dejamos reposar en el frigorífico hasta la hora de comer.

Bizcocho sin gluten

En los supermercados podemos encontrar harina sin gluten que permite a aquellos con intolerancia poder disfrutar de algo dulce para el postre o la merienda sin tomar trigo. Aquí os dejamos la receta de este bizcocho que encantará a los niños.

Ingredientes

330 gramos de Harina sin gluten

50 gramos de Maizena

200 ml de leche

2 huevos

50 gramos de mantequilla

80 gramos de azúcar

1 cucharada de miel

20 gramos de levadura fresca sin gluten

DescripcionSer alérgico al gluten no significa renunciar a ricos bizcochos y otros dulces

Receta

Deshacemos la levadura y la leche tibia en un bol. Una vez mezclado vamos añadiendo el azúcar, la sal, la maicena, la miel y los huevos. Batimos hasta que quede todo homogéneo.

Añadimos la harina y vamos batiendo. Añadimos la mantequilla poco a poco mientras vamos batiendo. Amasamos durante 5 minutos y dejamos reposar la masa tapada durante una hora.

Cuando pase el tiempo, precalentamos el horno a 200 grados por arriba y por abajo y horneamos 35 minutos el bizcocho. Una vez hecho, desmoldamos y lo dejamos enfriar. Ya está listo para comer.

Artículos recomendados

Comentarios