Menú
ALCOHOL

Los primeros pasos que necesitamos dar para dejar el alcohol

No es sencillo dejar el alcohol, sobre todo si está demasiado metido en tus hábitos... pero es posible. Sólo tienes que dar el primer paso para conseguirlo.

Sara Poyo Lorenzo

El alcoholismo es seguramente la adicción más difícil de suprimir que hay. En primer lugar porque el síndrome de abstinencia puede incluso llegar a matar a la persona si no se hace de manera controlada por expertos y poco a poco, y en segundo lugar, porque incluso una vez que la persona deja la adicción y se vuelve abstinente, es muy fácil recaer porque el alcohol es una droga muy accesible y barata. Por ejemplo, comprar drogas duras como la heroína o cocaína es caro y difícil de encontrar, sin embargo, en España nos encontramos un bar en cada esquina y a un precio económico (en otros países es más caro). Se necesita mucha fuerza de voluntad y dar un cambio radical en tu estilo de vida.

Por eso, si has reconocido que tienes una adicción y has decidido dejar de beber de una vez por todas... ¡muchas felicidades! ya has hecho lo más importante, reconocer el problema y tomar una decisión al respecto. A continuación te dejamos algunos consejos que pueden ayudarte.

Primeros pasos para dejar de beber alcohol

1. Nunca lo intentes solo por tu cuenta. Si llevas mucho tiempo con la adicción es fundamental que no lo hagas solo, es muy peligroso debido al síndrome de abstinencia. Lo mejor sería ingresar en una comunidad terapéutica durante un tiempo o recibir tratamiento ambulatorio. También puedes ponerte en contacto con asociaciones que se dediquen a esto y que puedan llevar tu caso de una forma más económica. Si no te convence la idea consulta al menos con tu médico para que te ofrezca soluciones diferentes. Lo más seguro es que te derive a psiquiatria y te recete psicofármacos que pueden ayudarte a controlar el síndrome de abstinencia. Los más comunes son las benzodiacepinas que amortiguan los síntomas ansiosos.

2. Conciénciate y comprométete. Es importante que reflexiones sobre tu vida y valores todas las ventajas que obtendrás al dejar de beber, como una vida sana tanto física como psicológicamente. Haz también una lista de todo lo negativo a lo que dirás adiós cuando dejes de beber y ponla en un lugar visible de tu casa. También es conveniente que te leas al menos una vez todas las consecuencias negativas que el alcohol tiene sobre tu cuerpo, te sorprenderá saber la cantidad de enfermedades directamente relacionadas con el alcoholismo.

Para dejar el alcohol sólo tienes que dar el primer pasoPara dejar el alcohol sólo tienes que dar el primer paso

Por otro lado, dile a todas las personas significativas en tu vida la decisión que has tomado con el fin de que puedan ayudarte. Esto también hará que tu nivel de compromiso sea mayor. También debes ir poco a poco a la hora de dejar la bebida, ir reduciendo primero los consumos hasta que llegue un momento en que debas pararlos definitivamente. Debes proponerte metas realistas.

3. Haz una limpieza general. Retira todo tipo de alcohol de tu casa, no busques pretextos para mantener ni una sola lata o botella. Hay personas que ponen la excusa de que si vienen invitados deberían poderles ofrecer al menos una cerveza. ¡Olvídalo! Si tus invitados son lo suficientemente importantes para ti entenderán que no tengas alcohol en casa. Ofréceles otro tipo de bebidas como refrescos o zumos.

4. Plantéate entrar en una asociación tipo Alcohólicos Anónimos. Es una ayuda muy beneficiosa porque te encontrarás con personas en una situación similar a la tuya. Te ayudará a tomar perspectiva del problema y te asignarán a un "padrino" con el que podrás contar en caso de que quieras desahogarte o pedir ayuda. Con un grupo de apoyo el porcentaje de éxito es más del 80% comparado al solo 25% de los que intentan dejar el alcohol por su cuenta.

5. Cambio en las relaciones sociales. Muchos bebedores van a tener que cerrar un capítulo de su vida y dejar durante un tiempo las viejas amistades con las que salía. No se trata de que no vuelvas a verlos nunca más pero ten presente que al menos durante un tiempo prudencial es recomendable que los evites. Si te acostumbras a beber con ciertas personas te van a volver a entrar deseos cuando los veas de nuevo porque durante mucho tiempo has asociado a esa persona con la bebida. Algo parecido pasa con los ex-fumadores cuando se encuentran con amigos con los que solían fumar, les entran más ganas de hacerlo.

Explícales la situación y si de verdad les importas lo entenderán y te apoyarán desde la lejanía. Pasado un tiempo y cuando te notes con más fuerzas puedes volver a retomar la relación. Por otro lado, no intentes "convertir" a esas personas en abstinentes porque intentar convencer a alguien que deje de beber cuando no es consciente de que existe un problema es como decirle a alguien con claustrofobia que se meta en un ascensor pequeño. La mejor manera de ayudarles es demostrar con el tiempo lo bien que lo estás llevando y como has encauzado tu vida porque puede que entonces ellos empiecen a interesarse.

6. Ocupa tu tiempo libre. Es importante que empieces a buscar actividades o hobbies para ocupar ese tiempo que antes pasabas bebiendo. Muchos ex-bebedores reconocen haber recaído porque se les caía la casa encima. Con el alcoholismo muchos pierden su trabajo y están la mayor parte del día en la vivienda, lo cual es muy agobiante y aburrido, por eso las tentaciones de beber son altísimas. Intenta recuperar las cosas con las que antes disfrutabas o simplemente intenta descubrir otras nuevas que te llenen.

Si dejas de beber tu salud mejorará enormementeSi dejas de beber tu salud mejorará enormemente

7. No uses sustitutos del alcohol. Ni actividades, ni comida ni otras bebidas. Con esto me refiero a que no bebas ni comas ni hagas una actividad en exceso, hasta el punto que puedas obsesionarte con ella. Hay personas que a raíz de dejar el alcohol se dan atracones o beben otro tipo de bebidas no saludables. Otras en cambio se enganchan a otro tipo de conductas que con el exceso se vuelven problemáticas, por ejemplo pasar tiempo conectado (chats, apuestas, videojuegos online, etc).

8. No tires la toalla. Dejar de beber será difícil y seguramente tendrás alguna recaída en el proceso. Sin embargo, no debes rendirte, tienes que seguir luchando cada día. Si por los motivos que sean tienes un desliz, no te culpes ni te lamentes continuamente, todo el mundo comete errores, sin embargo, también podemos intentar evitarlos. Por ejemplo, cuando sepas de antemano que te vas a encontrar en una situación potencialmente peligrosa escribe en una pequeña hoja una breve lista de autoinstrucciones (que debes guardar en un lugar accesible y que puedas leer rápidamente) de lo que tienes que hacer para salir airoso de esa situación y evitar el consumo.

Por último, recuerda que nunca se es demasiado tarde para salir del alcoholismo, incluso en casos graves de cirrosis dejar el alcohol produce una mejora más que significativa en la persona.

Artículos recomendados

Comentarios