Menú
Descubre por qué estás tan cansada en el primer trimestre del embarazo
EMBARAZO

Descubre por qué estás tan cansada en el primer trimestre del embarazo

El primer trimestre de embarazo es el más intenso y por eso una mujer puede sentir muchos síntomas, entre ellos el cansancio.

María Isabel Baena González

El embarazo es uno de los momentos más dulces en la vida de una mujer, siempre y cuando haya sido buscado y las condiciones en las que se encuentre sean las más propicias. Pero también puede llegar a ser uno de los procesos más estresantes, debido a toda la responsabilidad que conlleva tener a un bebé gestándose en su interior. Es un ser vivo que, en ese momento, depende total y completamente de la madre y de lo que ella haga. Eso hace que la madre tenga sobre sus hombros mucha más presión de la que había tenido hasta ese momento, con lo cual las consecuencias psicológicas de un embarazo pueden ser, también, importantes.

Los primeros meses tienden a ser los más complicadosLos primeros meses tienden a ser los más complicados

Los primeros meses tienden a ser los más complicados. La mujer no solo tiene que enfrentarse a todos los cambios que va a haber en su vida, sino que también comienza a sentir los primeros síntomas reales del embarazo. Podríamos hablar, sobre todo, de un extremo cansancio, pero esto no dejaría de ser un eufemismo; es un agotamiento que va mucho más allá del cansancio al que probablemente las mujeres estén acostumbradas a ese momento. Es en ese punto en el que comienzan las preocupaciones. ¿Irá todo bien? ¿Es normal estar tan cansada durante los primeros meses de embarazo? ¿Le sucede algo malo al feto?

Si os encontráis justo en estas primeras semanas de embarazo, y no entendéis los cambios que está sufriendo vuestro cuerpo, no os preocupéis. Son totalmente normales. El conocimiento siempre ayuda bastante a tranquilizarse, así que vamos a pasar a explicaros por qué os encontráis tan cansadas y, sobre todo, por qué este cansancio es completamente natural. ¡Así que no dejéis de leer!

El cuerpo sufre muchos cambios

Las primeras semanas de embarazo siempre se han considerado de las más complicadas, sobre todo para las madres. Comienzan a aparecer los primeros antojos; es decir, puede que hasta ese momento odiaras los pepinillos en vinagre y, no obstante, ahora te apasionen y sean prácticamente lo único que quieras comer. No es extraño, y seguramente si habláis con alguna de vuestras amigas que ya haya sido madre os explicaran que esos antojos son lo más normal del mundo, y que a ella también le pasó. Si a estos antojos tan extraños le sumamos los conocidos nervios del embarazo, encontraremos la fórmula perfecta para que la ansiedad os invite a querer comer cada prácticamente cinco minutos. Picad cosas sanas, y procurad llevar una dieta lo más saludable posible. Lo que está en juego es la salud de vuestro bebé, así que no os dejéis llevar por los antojos a todas horas.

Más o menos a los dos meses de gestación, vuestro bebé comenzará a ver cómo sus órganos más grandes comienzan a formarse, entre ellos el corazón, los pulmones, el hígado y el páncreas. Y todo esto lo está haciendo dentro de vosotras, usando vuestra energía, vuestra fuerza. ¿Entendéis ahora por qué es totalmente normal que vuestro cuerpo se encuentre agotado, así como que tengáis mucha más hambre? Hasta este punto de vuestra vida, solo habíais usado vuestra energía para vosotras mismas, para manteneros sanas, activas... No obstante, ahora hay otro pequeño ser que necesita crecer en vuestro interior. Está formando sus órganos, está comenzando a vivir, y para eso os necesita.

No os preocupéis en exceso: este cansancio extremo suele durar solo durante los tres primeros meses de embarazo, pero luego pasa y podréis volver a recuperar el ritmo normal de vuestra vida. Hay ocasiones en las que el cansancio puede durar más de lo previsto, pero son los menos casos; también hay mujeres que ni siquiera notarán esta fatiga, sino que se encontrarán estupendamente durante todos los trimestres del embarazo.

Vuestro cuerpo se encuentra trabajando prácticamente sin descanso para ser capaz de crear al bebé, y eso puede provocar que vosotras os encontréis mucho más cansadas. Si a esto le sumamos que, en algunos casos, comienzan a aparecer las primeras náuseas y los primeros vómitos, todo influye en que se tenga cada vez menos y menos energía.

¿Cuánto puede durar la fatiga?

Cada embarazo es un mundo, puesto que cada mujer y cada feto son totalmente diferentes. Es por eso que no se puede contestar de forma exacta a la pregunta de cuánto durará este cansancio extremo; en algunos casos, a partir del segundo trimestre comienzan a pasar los síntomas.

Si a partir del segundo trimestre no comenzáis a recobrar fuerzas, lo mejor que podéis hacer es acudir al médico. Puede que vuestro cansancio esté siendo generado por una anemia y, en ese caso, tendréis que tomar pastillas y mejorar considerablemente vuestra dieta para que se pase.

Lo habitual es que el cansancio regrese más o menos a partir del séptimo mes, puesto que es ahí cuando el bebé comienza a pesar realmente. Vuestro cuerpo habrá cambiado mucho, y necesitaréis de energía extra para llevar todo ese peso al que no estáis acostumbradas. Esto también es natural, así que no debéis preocuparos en exceso; ante cualquier duda más importante, acudid siempre a un especialista.

Cómo sobrellevar este cansancio

Estar tan cansada puede llegar a resultar incluso agotador mentalmente; hay muchas madres que acaban teniendo un recuerdo bastante negativo de su embarazo, incluso. Para evitar esto, queremos daros unos cuantos consejos para que tratéis de sobrellevarlo de la mejor manera posible, y así podáis disfrutar el máximo tiempo posible de este tierno proceso.

Lo primero que debéis tener claro es que, durante nueve meses, es vuestro cuerpo el que debe mandar. Si os encontráis cansadas, tratad de descansar el máximo tiempo posible. Explicadlo en vuestros puestos de trabajo, explicádselo a la familia, tratad de hacer que todo el mundo comprenda que no es un capricho, ni mucho menos. Son necesidades naturales a las que tendréis que hacer frente. Puede ser complicado conciliar la vida laboral con un embarazo, pero no tiene por qué ser imposible; y si vuestra empresa os pone demasiadas pegas, recordad que la justicia está de vuestro lado. Tomad cartas en el asunto siempre que lo consideréis pertinente.

Lo primero que debéis tener claro es que, durante nueve meses, es vuestro cuerpo el que debe mandarLo primero que debéis tener claro es que, durante nueve meses, es vuestro cuerpo el que debe mandar

Comed bien, muy bien. No solo productos saludables, sino también cantidad; necesitáis más calorías de las que consumíais hasta ese momento, por lo menos trescientas calorías por encima de vuestras necesidades tradicionales. Y dormid, dormid mucho, puesto que os ayudará a encontraros cada vez mejor.

Disfrutad de vuestro embarazo, pese a todos los posibles problemas que os podáis encontrar, puesto que es un momento único en la vida que no se repetirá jamás.

Artículos recomendados

Comentarios