Menú
Todo lo que necesitas saber para donar sangre
DONAR SANGRE

Todo lo que necesitas saber para donar sangre

Sólo el 5% de la población en condiciones de donar sangre lo hace, te ayudamos a dar el paso con toda la información necesaria.

Sara Menéndez Espina

Las campañas para donar sangre son muy numerosas, en nuestra ciudad es común encontrarse con llamamientos de Cruz Roja para acudir a dar un poquito de nosotros para ayudar a otras personas. Realmente, aunque hay muchas personas voluntarias a donar su sangre, se necesitan constantemente más y más donantes, sin embargo, a muchas personas aún les suscita dudas. Miedo a marearse, a las agujas, dar por hecho que tenemos alguna característica que no nos permita donar... También puede ocurrir que no estemos seguros de cómo es el procedimiento y dónde acudir a realizarlo.

En cifras, Cruz Roja informa de que 1 de cada 2 españoles necesitará sangre alguna vez en su vida, cada 3 segundos alguien necesita una transfusión y que al año sólo dona el 5% de las personas que están en condiciones de hacerlo. Se trata de un proceso que no nos llevará más de media hora, no nos traerá consecuencias para la salud y además estaremos realizando una gran labor altruista. Una bolsa de sangre puede salvar hasta 3 vidas, ¿te animas a regalarles vida a otras personas? Pues en Bekia queremos darte toda la información que necesitas saber para donar sangre.

¿Puedo donar sangre?

Tal y como informa Cruz Roja Española, los principios para donar sangre son: ser mayor de edad, pesar más de 50 kilos y encontrarse bien de salud. Incluso si tenemos la menstruación, hemos tomado medicamentos como aspirinas, paracetamol o antiinflamatorios (aunque en ese caso debemos avisar previamente), nos hemos vacunado de la gripe, tomamos anticonceptivos orales, o tenemos hipertensión. En este último caso deberemos esperar a tener unos niveles de tensión normales para poder acudir a la donación.

La donación no nos traerá ningún problema de salud ni malestarLa donación no nos traerá ningún problema de salud ni malestar

Hay situaciones en las que no podemos donar sangre, pero sí podremos hacerlo pasado un tiempo. Es en casos en los que hemos estado enfermos recientemente (si hemos tenido fiebre esperaremos 15 días para donar), nos han practicado una endoscopia, nos hemos puesto ciertas vacunas (repetimos que con la de la gripe podemos donar perfectamente), si hemos tomado antibióticos, hemos sido operados recientemente (para cirugía menor el período de espera es de 1 semana, al igual que si nos han extraído una muela), o si convivimos con enfermos de hepatitis B y no hemos sido vacunados contra esta enfermedad.

Por otro lado, las mujeres embarazadas deberán esperar hasta 6 meses después del parto, o en caso de aborto esperaremos el mismo tiempo. También si hemos realizado alguna conducta en la que hayamos tenido riesgo de contagiarnos por una enfermedad infecciosa.

Si nos hemos hecho un tatuaje o pendientes, esperaremos 4 meses. Los mismo ocurre si nos han realizado sesiones de acupuntura con material no desechable, si lo ha sido entonces no tenemos que esperar. Has sido sometido a acupuntura sin material desechable, debes esperar cuatro meses.

Avisaremos al médico en las siguientes circunstancias: Si hemos realizado alguna conducta en la que hayamos tenido riesgo de contagiarnos por una enfermedad infecciosa (reacciones sexuales sin preservativo, compartir jeringuillas, cuchillas o cepillos de dientes); si hemos viajado a un país tropical en los últimos meses.

Ante cualquier duda, en las unidades de donación de sangre nos pueden asesorar sobre nuestro caso concreto, es posible que en alguna ocasión nos aconsejen llevar un informe médico si hemos tenido algún episodio o enfermedad con el que se puedan tener dudas. Además, cuando vamos a la unidad de donación de sangre nos piden rellenar un cuestionario y nos hacen una entrevista para conocer si estamos en condiciones de donar.

¿Tengo que hacer algo antes de donar sangre?

No hay que realizar ninguna acción fuera de lo normal antes de ir a donar sangre, pero el personal sanitario sí que recomienda:

- Dormir bien la noche antes de donar sangre.

- La anterior comida que hagamos (desayuno, comida o merienda) debe ser pobre en grasas.

- No fumar durante una hora antes de la extracción.

- NO acudir en ayunas.

- Si tendemos a tener niveles de hierro bajos, durante unos días antes los reforzaremos consumiendo legumbres, carnes rojas, pescado, huevos e hígado.

Se extrae un total de 450 ml de sangre, no se puede pesar menos de 50 kilosSe extrae un total de 450 ml de sangre, no se puede pesar menos de 50 kilos

¿Cómo es el proceso de donación?

El proceso total dura unos 20-30 minutos. Primero debemos rellenar un pequeño cuestionario con algunas preguntas sobre nuestra salud. Después nos harán una pequeña entrevista para profundizar más en el tema, y descartar así cualquier situación que puedo poner en riesgo la salud del donante, o si no cumple los requisitos para donar. Posteriormente, y si dan el visto bueno a que donemos, nos medirán al tensión y harán una prueba de hemoglobina, para determinar los niveles de hierro en sangre.

En la donación nos extraerán 450 ml de sangre, una cantidad que no se puede extraer a una persona de menos de 50 kilos de peso. Mientras se realiza, la sangre se almacena en una bolsa que tiene líquido anticoagulante y conservantes, la cual se encuentra en una balanza que la va agitando para mezclar los materiales con la sangre.

Ante todo, ¡no olvides tu DNI! Debemos donar bajo identificación previa.

¿Me encontraré mal después de donar sangre?

No, pero es recomendable reposar un poco durante 10 minutos después de haber finalizado la extracción. Generalmente, las personas que han donado no tienen ningún problema, ni se encuentran mal. El síntoma que pudiera aparecer con mayor probabilidad, y al que teme mucho la gente, es sentir algún mareo o tener un desmayo.

El mareo posterior a la extracción no es frecuente, sobre todo si ya hemos donado con anterioridad, pero lo podemos prevenir si desde el día anterior procuramos ingerir abundante líquido. Además, si no nos alimentamos bien o vamos en ayunas a donar sangre, es más probable que nos ocurra, así que simplemente tenemos que asegurarnos de comer correctamente.

¿Quién necesita mi sangre?

La sangre de las donaciones se empleará para realizar transfusiones a pacientes a los que se les vaya a realizar un trasplante de corazón, hígado o médula ósea. También para las víctimas de accidentes de tráfico, quienes hayan tenido hemorragias y quemaduras, para enfermos de hígado, quienes tengan una intervención quirúrgica, para algunos partos con complicaciones y para algunos tratamientos de cáncer, como la leucemia. Se trata de situaciones bastante frecuentes, así que podemos imaginar el volumen de sangre que se necesita tener almacenado en un hospital.

¿Cuándo podré volver a donar?

Una vez hayamos donado, podemos volver a hacerlo dos meses después. No obstante, hay un número límite: 4 donaciones al año para los hombres y 3 las mujeres.

Los profesionales sanitarios recuerdan a los usuarios que la demanda de sangre en constante, además de que la sangre tiene una caducidad, los casos de personas que necesitan una transfusión se dan sin descanso. Además, hacen un llamamiento a que donemos durante los períodos vacacionales, por un lado porque en esas fechas el volumen de donantes baja mucho y el número de personas que necesitan sangre se mantienen.

Artículos recomendados

1 Comentario

Mónica

09/02/2015 21:34

Nunca me he atrevido a hacerlo porque me dan miedillo las agujas, pero creo que es una gran forma de ayudar a los demás. Quizá debería superar ese miedo, al fin y al cabo, cuando me tienen que hacer un análisis me tienen que pinchar ¡y no me quejo!