Menú
Eliminar las grasas saturadas para mejorar la salud el corazón
SALUD DEL CORAZÓN

Eliminar las grasas saturadas para mejorar la salud el corazón

Descubre una forma de cuidar la salud de tu corazón y mejorar tu calidad de vida: elimina las grasas saturadas de tu dieta.

Mª José Roldán Prieto

Si quieres tener un corazón saludable deberás poner de tu parte y cuidarlo. Las enfermedades cardíacas no solo ocurren a las personas mayores, de hecho, más de la mitad de las muertes relacionadas con el corazón afectan a personas menores de 65 años. Es necesario ser consciente de la importancia de la buena salud y que las personas puedan tener una atención preventiva para mejorar su estado saludable.

Sin embargo, las enfermedades del corazón, que pueden prevenirse, siguen siendo una de las principales causas de muerte en todo el mundo. Las enfermedades del corazón son tan frecuentes que más de 17 millones de personas mueren cada año a causa de ellas. Es un número que impresiona y más cuando se considera que el 80% de estas muertes prematuras pueden prevenirse comiendo mejor, moviéndose más y evitando el fumar.

Es hora de que empieces a cuidar tu corazón haciendo algunos cambios en tu estilo de vida y en tu dieta. Si no sabes por dónde empezar, deberás saber que eliminar las grasas saturadas de tu dieta es la mejor manera para que la salud de tu corazón mejore, así como para que te sientas mejor tanto por dentro como por fuera. ¡Te sentirás más saludable e incluso con más energía!

Las grasas saturadas sin duda contribuyen a las enfermedades del corazónLas grasas saturadas sin duda contribuyen a las enfermedades del corazón

Elimina las grasas saturadas

La abrumadora evidencia científica vincula el consumo de carne a numerosas enfermedades. De hecho, las personas llaman a la carne el nuevo tabaco después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) puso a la carne roja y procesada en el mismo nivel de peligro que los cigarrillos.

El riesgo de muerte si comes carne procesada es del 50%, mientras que en una dieta vegetariana es del 15% y en una dieta vegana es del 4%. Estos hallazgos provienen de una acumulación de estudios citados en el documental de investigación de salud 2017, What The Health.

Las grasas saturadas sin duda contribuyen a las enfermedades del corazón. Estos estudios controlan el colesterol en un intento de aislar el efecto de la grasa saturada sobre la enfermedad cardíaca, es decir, si un sujeto tenía colesterol alto, se eliminaron estadísticamente del estudio o análisis. Esto se hizo porque el colesterol es un predictor de la enfermedad cardíaca por lo que sería difícil saber si era la grasa saturada la que causa la enfermedad cardíaca o el colesterol.

El problema con esto es que el principal mecanismo por el cual las grasas saturadas causan enfermedades del corazón es mediante la elevación de los niveles de colesterol, que hace que el hígado produzca más colesterol. Las grasas saturadas se encuentran en la carne y productos animales como la carne de vacuno, cordero y productos lácteos, como el queso y la mantequilla. También se encuentran en aceite de cocina a base de plantas, aderezos para ensaladas y coberturas de postres.

Comer grasas saturadas aumenta la cantidad de colesterol presente en la sangreComer grasas saturadas aumenta la cantidad de colesterol presente en la sangre

Según expertos médicos de la American Heart Association (AHA) (Asociación Americana del Corazón), comer grasas saturadas aumenta la cantidad de colesterol presente en la sangre lo que acaba por provocar un mayor riesgo de enfermedades cardíaca y de accidentes cerebrovasculares. Al reemplazar los alimentos de origen animal y carbohidratos altamente refinados con alimentos enteros de plantas es una forma comprobada de reducir el colesterol y reducir el riesgo de enfermedades del corazón.

Esto no quiere decir que tengas que eliminar todas las grasas saturadas de tu dieta, ni que elimines toda la carne que consumes en tu dieta si te gusta comerla y tus ideales no son vegetarianos ni veganos. Pero lo ideal es que tengas presente que no son saludables para ti y que en medida de lo posible, es adecuado que reduzcas su consumo y optes por alimentos vegetales.

Si no sabes cómo empezar a reducir las grasas saturadas de tu dieta porque estás demasiado/a acostumbrado/a a ellas, habla con tu médico para que te dé algunas orientaciones al respecto.

Artículos recomendados

Comentarios