Menú
¿En primavera también hay que usar crema solar?
SOL EN PRIMAVERA

¿En primavera también hay que usar crema solar?

Hay quienes piensan que solo en verano se debe echar protección solar, ¿y en primavera hace falta?

Ainoa Poveda García

La llegada de la primavera nos trae los primeros rayos de sol. Acentuado gracias al buen tiempo y la ropa más ligera, la gente empieza a salir más horas de casa y disfrutar del aire libre. Pero la protección es igual de importante, ya que los rayos del sol inciden de manera cada vez más fuerte en nuestra piel.

Aunque pueda no parecerlo, el uso de la crema solar a lo largo de todo el año es más que recomendable. Esto ocurre porque la incidencia del sol es mayor entre las últimas semanas de primavera, así como en pleno verano. La inclinación de la tierra y la entrada de luz de manera perpendicular benefician que más gente acuda a la llamada del astro rey.

A partir de las 16 horas es cuando el sol empieza a decaer y sus rayos ya no son tan agresivos.A partir de las 16 horas es cuando el sol empieza a decaer y sus rayos ya no son tan agresivos.

Las mejores horas de sol

El día se alarga y el sol cada vez aparece antes para irse más tarde. Por eso es importante saber a qué horas nuestra piel podría estar en peligro. Los expertos recomiendan saber que las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde son las más recomendables, pero ¿cuáles son esas horas exactamente?

Desde que aparecen los primeros rayos del sol hasta las 10 de la mañana, aproximadamente, el sol no es tan agresivo como en las horas posteriores. Durante este periodo podemos tomar el sol sin protección alguna, una recomendación que no debe alargarse más de 15 o 20 minutos para que la Vitamina D se genere mejor en nuestro organismo. Este es un horario que también se puede amoldar perfectamente a verano, teniendo mayor precaución en las jornadas que más sol y calor haga.

A partir de las 16 horas es cuando el sol empieza a decaer y sus rayos ya no son tan agresivos. A partir de este periodo también se podría tomar el sol durante unos 20 minutos como máximo para esa adquisición de vitamina. Eso sí, la crema solar es imprescindible entre las 11 horas y las 16 horas del día.

Tipos de protección

La protección y el uso de crema solar depende de varios factores. Aunque en primavera no es necesario utilizar uno extremadamente fuerte, sí que se recomienda utilizar al menos de una fuerza intermedia. El sol en esta época del año puede engañar y las primeras quemaduras se producen durante estos meses.

Dependiendo de la actividad que vayamos a realizar al aire libre, así como las horas que pretendamos estar ante el astro rey y la sensibilidad de la piel de cada uno utilizaremos más o menos fortaleza de la crema solar. También la cantidad es importante, ya que si vamos a realizar ejercicio se sudará más, por lo que habrá que aplicar más y expandirla mejor por todo el cuerpo.

La ropa es un aliado más

La ropa de diario ofrece un nivel de protección mínima en algunos casos, por lo que no debemos dejarnos llevar por su capa contra la incidencia del sol en nuestras piel y no prevenir con crema solar. Esto ocurre porque no todas las prendas protegen por igual.

Dependiendo del tipo de material del que esté hecha, las fibras de que se componga, el grosor de la prenda y el mismo color la ropa puede protegernos más o menos. En el caso de la lana, su efectividad es superior, pero no es un material que vayamos a utilizar mucho en estas fechas, por lo que hay que ponerse crema solar bajo aquellas prendas realizadas en sedas o algodón fino.

Recomendaciones

Utilizar una crema solar es importante a lo largo de todo el año. En cada época será suficiente con un tipo de efectividad baja, por eso existen de menor protección frente a otras que tienen un factor extremo. Lo que sí es aplicable a todas las personas es que la piel sufre con el sol si no la tratamos correctamente, aunque también padece sin él.

Es importante no descuidar el cuidado de todo tu cuerpo durante el año entero y no reservar la protección solo para el verano. En invierno, por ejemplo, el sol pega de manera menos agresiva, pero toca igualmente nuestra piel. La alimentación y la hidratación continua también son factores que nos ayudarán a mejorar la calidad de nuestra piel.

Utilizar una crema solar es <b>importante a lo largo de todo el añoUtilizar una crema solar es importante a lo largo de todo el año

La importancia del sol

El sol es una de nuestras mayores fuentes de vitaminas, por eso es importante dedicar unos 15 o 20 minutos diarios a tomar el sol. Aunque sea de manera parcial, durante todo el año deberían rozarnos sus rayos durante las horas menos agresivas para evitar enfermedades y mejorar nuestra salud.

La Vitamina D es una de las propiedades que más conocemos. Esta también está presente en alimentos pertenecientes al grupo de los pescados, los cereales y los lácteos. Pero los niveles que nos aporta el sol son mucho mayores y más recomendables. A su vez, el sistema inmunológico se hace más fuerte, ya que hay un aumento de la producción de los glóbulos blancos, que son los que nos protegen de las infecciones.

Los niveles recomendados de colesterol se mantienen gracias al calor que nos aporta. Al abrir los poros, hace que nuestra propia piel regenere nuestro organismo, ya que elimina un nivel saludable de grasas y calorías que ayuda a mantener un corriente sanguíneo continuo donde el colesterol no puede adherirse a las paredes de las arterias. Este hecho hace que nuestra presión arterial sea también buena por su efecto vasodilatador.

Por último, esa generación de Vitamina D ayuda a nuestros huesos y dientes de manera indirecta. Esto ocurre porque este tipo de vitaminas del grupo D generan una mejor fijación del calcio en nuestro sistema.

Artículos recomendados

Comentarios