Menú
En qué consiste comer limpio
ALIMENTACIÓN

En qué consiste comer limpio

Comer limpio no solo es una forma de alimentación saludable, también implica un estilo de vida que te cambiará para siempre.

Blanca de la Merced Vega Rodríguez

Actualmente nos encontramos en la era de los alimentos ultra procesados. Hoy en día, existe una guerra alimenticia entre aquellos que abogan por tener una dieta rica en grasas saturadas y azúcares refinados, y aquellos que optan por consumir alimentos sin procesar o poco procesados, es decir,prefieren llevar un plan alimenticio basado en productos de calidad, donde se prima el origen y el tratamiento del mismo hasta que es consumido.

¿Qué es comer limpio?

A esta tendencia de consumir alimentos sin procesar, se le ha denominado comer limpio, a diferencia de lo que podamos pensar, no se trata de seguir una dieta específica, ni pasar hambre. Se trata de un estilo alimenticio en el que se pretende volver a lo natural, disfrutando de todos los nutrientes que nos pueden aportar los productos de calidad. Comer limpio es considerado también, una alimentación ética y moralmente sostenible.

Esta nueva forma de alimentarse no implica reducir la ingesta diaria de caloríasEsta nueva forma de alimentarse no implica reducir la ingesta diaria de calorías

¿Puede ayudar este plan alimenticio a perder peso? ¿Cuántas veces a la semana habría que comer limpio para estar sano? ¿Qué alimentos pueden ser considerados "limpios"? ¿Cualquiera puede comenzar a comer limpio? Seguro que estas han sido las primeras cuestiones que te has planteado acerca de este famoso estilo de vida. Sigue leyendo el artículo para saber todo acerca de comer limpio

Nuevo estilo de vida

Debemos saber que comer limpio además de alimentarnos de forma apropiada, también implica otras cuestiones que van ligadas a este nuevo estilo de vida, por ejemplo, hidratarse adecuadamente o realizar ejercicio físico que nos permita reducir el estrés, y reconciliarnos con un estilo de vida saludable y acorde a nuestras circunstancias.

Esta nueva forma de alimentarse no implica reducir la ingesta diaria de calorías, ni tampoco desterrar para siempre nuestros platos favoritos. Podemos permitirnos cada cierto tiempo un capricho que nos estimule a seguir adelante con este estilo de vida, o también buscar sustitutivos más saludables.

No debemos de coger este plan alimenticio como una dieta que abandonemos a los pocos días, ni tampoco obsesionarnos drásticamente, pues solo conseguiríamos entrar en un bucle de ansiedad y rechazo a la comida. Lo mejor según los especialistas en nutrición, es ir adaptándose poco a poco a este estilo de vida según nuestro metabolismo, así también notaremos mejoras de forma gradual.

Es cierto que comer limpio supone llevar un control en nuestra alimentación, por ejemplo, leer detalladamente las etiquetas de los productos que compramos. Muchos de los comestibles que encontramos en cualquier supermercado proporcionan una información engañosa o poco detallada, es fundamental que nos fijemos en los ingredientes principales o su procedencia. Otra alternativa, es recurrir a establecimientos locales o comercios especializados en comida ecológica, en los que podemos encontrar alimentos menos procesados que en las grandes superficies comerciales.

Ventajas de comer limpio

Todos los manuales de nutrición señalan unas pautas comunes para llevar una alimentación saludable, entre tantas destacan: aumento de la ingesta de fruta y verdura, elegir siempre alimentos integrales (¡ojo! Integrales de verdad), realizar varias comidas al día, reducir la ingesta de alcohol... un sinfín de pautas comunes a la comida limpia que si las cumples, podrás gozar de una salud plena.

Pero, ¿Cuáles son los beneficios reales que aporta el comer limpio? Además de sentirnos mejor en todos los aspectos, tendremos más energía, también eliminaremos toxinas de nuestro organismo al prescindir de alimentos refinados como el azúcar o la harina, incluso conseguiremos una piel más saludable. Pero lo más importante, es que aprenderemos a escuchar a nuestro cuerpo y conocer un poco más nuestro metabolismo.

A los beneficios en nuestro organismo que podemos gozar al comer limpio, hay que añadir; la reducción del impacto medioambiental al llevar este estilo de vida. Principalmente al no ingerir alimentos procesados estaremos reduciendo considerablemente la huella de carbono, optando por alimentos donde prime la calidad y el tratamiento de los mismos, estaremos apostando por una ganadería y agricultura más convencional y menos industrializada que al mismo tiempo, respeta el medio ambiente.

Alimentos considerados "limpios"

Y ahora que estamos preparados, es hora de preguntarse ¿Qué alimentos podemos ingerir para comer limpio?

Es importante señalar, que dentro de esta categoría no todos los alimentos llevan la etiqueta de "Light" pues tal y como hemos dicho anteriormente, la mayoría de estos productos están altamente procesados y contienen un gran porcentaje de aditivos y estabilizadores.

Partimos del consumo de cereales puramente integrales, estos a diferencia de los refinados, se encuentran en su forma original, conservando todos sus nutrientes. Dentro de esta categoría podemos encontrar: avena, arroz integral, mijo, maíz, trigo sarraceno...estos pueden ser una buena opción para tomar en el desayuno, ya sea añadiéndolo a un lácteo o realizando nuestro propio pan integral.

En cuanto a otros alimentos limpios, está el gran grupo de frutas y verduras, aquí casi todo es válido, siempre que no haya sido alterado por el hombre. En lo referente al consumo de verduras, aportaremos gran cantidad de fibra a nuestro organismo con su ingesta, destacamos: el brócoli, la alcachofa, las espinacas, la zanahoria...en cuanto a la fruta no debemos de excedernos en su consumo, si no queremos incrementar los niveles de glucosa en sangre debido al porcentaje de azúcar (natural) que contienen, los expertos señalan que cinco piezas diarias es lo adecuado.

Comer limpio es una nueva forma de alimentarnosComer limpio es una nueva forma de alimentarnos

Llegamos a la parte de carne y pescado, y es que no son pocas las personas que asocian el comer limpio a una alimentación vegana. Si bien, no hay un determinado plan especifico en lo referido a comer limpio, pero tampoco se prescinde del consumo de carnes y pescados. Se opta porque sean de calidad y de origen sostenible. Lo ideal es que compremos estos alimentos en mercados locales o tiendas ecológicas especializadas.

Aunque apartemos de nuestras vidas el consumo de grasas saturadas, azúcares y demás aditivos, no debemos olvidar las grasas saludables, las cuales constituyen una fuente de nutrientes fundamental para nuestro organismo. ¿Dónde encontrarlas? Las grasas saludables, están presentes en los diferentes aceites vegetales (Oliva, soja, maíz), en el pescado azul (Especialmente ricos en omega-3), o también en las carnes blancas (Carne de pollo o conejo).

Conclusión

Comer limpio es una nueva forma de alimentarnos, que tiene como base principal volver a consumir productos que no hayan sido alterados o manufacturados por el hombre, con el objetivo de conseguir un estilo de vida más saludable y disfrutar de la comida sin restricciones.

Artículos recomendados

Comentarios