Menú
FIMOSIS

En qué consiste la operación de fimosis

Es posible que alguna vez hayas escuchado hablar de la operación de fimosis, pero es buena idea que sepas qué es exactamente.

Sara Vidal Pérez

¿Qué es la fimosis?

La fimosis es una dificultad que sufren los hombres. Es una patología propia del pene, en la que no hay posibilidad de retirar la piel del prepucio, la cual recubre la punta del pene, para dejar descubierto el glande. Al nacer, todos los niños tienen fimosis, ya que desde el nacimiento el glande y el prepucio están unidos. Durante la infancia y la pubertad, esta unión comienza a desaparecer, produciendo la posibilidad de que la piel del prepucio pueda bajar.

¿En qué consiste la operación de fimosis?

La operación de fimosis consiste en la realización de una circuncisión sistemática, cirugía ambulatoria que permite dar el alta al paciente el mismo día de la operación. Su duración suele oscilar entre los treinta y los cuarenta minutos. Esta intervención consta de una serie de etapas.

La operación de fimosis es una circuncisión haciendo un corte en el prepucioLa operación de fimosis es una circuncisión haciendo un corte en el prepucio

La circuncisión realizada en esta intervención consiste en hacer un corte en el prepucio (piel que recubre el pene) con el fin de conseguir que el glande quede al descubierto sin dificultad. Después, para suturar la piel se utiliza un material que es reabsorbible, para que pueda desaparecer sin necesidad de manipularlo. La desaparición suele darse a las dos semanas tras su colocación, aunque dependerá de la persona.

Tras la operación y la recuperación hospitalaria tras la eliminación de la anestesia, aparecerán los primeros dolores en la zona que pueden desaparecer con medicamentos recetados por el médico. Los dolores se notarán más durante los primeros días, pero a medida que se realicen las curas pertinentes y los días pasen, el paciente notará cada vez menos dolor en la zona.

Con esta técnica no sólo se permite bajar la piel que recubre el pene, sino también se obtienen varios beneficios como:

- Ayuda a prevenir el cáncer de pene.

- Proporciona la posibilidad de mantener una mayor higiene del pene, porque la liberación del prepucio sobre el glande ayuda a que se reduzcan las secreciones.

- Potencia el rendimiento sexual, prolongando el placer y retrasando el momento de la eyaculación.

- Previene infecciones en el tracto urinario, ya que se acumulan menos sustancias en el glande.

- Es posible que el pene aumente de tamaño, tanto en longitud como en grosor, debido a la tensión liberada que el prepucio ejerce sobre el glande.

¿Por qué se realiza la circuncisión?

Esta operación es muy frecuente en niños y adolescentes, aunque se realiza a cualquier edad. Además, en otras culturas la circuncisión se realiza como ritual. El hecho de que el prepucio no pueda retirarse para que el glande quede al descubierto, puede originar infecciones en el pene, dificultades para orinar o para tener encuentros sexuales satisfactorios. Por ello, cuando estas complicaciones surgen en los hombres, se recomienda realizar esta operación, que además de ser rápida y eficaz, los principales beneficios que ofrece son: evitar infecciones, eliminación del dolor durante las relaciones sexuales y mejora de las mismas.

Son varios los motivos por los que se realiza una operación de fimosisSon varios los motivos por los que se realiza una operación de fimosis

Con respecto a los riesgos que conlleva esta cirugía, se asemejan a otras operaciones en las que se utilicen anestesia. Durante el postoperatorio, el único riesgo que se puede tener es que los puntos de la herida salten.

¿Cuándo se recomienda hacer esta intervención?

Además de la fimosis, esta operación puede ser recomendada en los hombres cuando aparecen las siguientes causas médicas:

1. Balanitis: se trata de la infección e inflamación del glande.

2. Postitis: se trata de la infección e inflamación del prepucio.

3. Balanopostitis: cuando se combinan las dos anteriores.

4. Parafimosis: cuando la fimosis se agrava. El glande es estrangulado debido a que una inflamación del prepucio provoca que este se retraiga. Esto puede suponer que el paciente deba operarse de urgencia.

Estas causas médicas están estrechamente relacionadas con la fimosis, ya que esta última provoca la acumulación de sustancias secretadas y la posible aparición de colonias de bacterias, hongos o virus en el interior del prepucio.

¿Cuánto tarda en curarse?

La operación de fimosis es una cirugía ambulatoria, por lo que el paciente abandona el hospital cuando elimina los efectos de la anestesia. Antes de recibir el alta hospitalario, el cirujano o un enfermero/a explican al paciente cómo debe realizar las curas en casa para evitar infecciones. Estos cuidados son sencillos. Lo primero a tener en cuenta es que se debe mantener la herida limpia y seca, realizando curas diarias con suero fisiológico y betadine, así como mantener todo tapado con gasas o vendas. Algunos de los cuidados postoperatorios son:

1- El paciente puede orinar sin miedo a que esto le produzca dolor o le haga sangrar la herida ya que esto no ocurre. Es importante evitar que las gasas se mojen en las primeras 24 horas.

2- Una vez que se retira la gasa, hay que cambiarla todos los días después de lavar la herida. Para no tener infección, es necesario mantener limpia la zona del glande.

3- En la operación de fimosis se utilizan puntos reabsorbibles que tienden a desaparecer a partir de los 14 días.

4- Hasta la tercera o la cuarta semana es aconsejable no mantener relaciones sexuales porque las erecciones pueden ser muy dolorosas. Después de transcurrir ese tiempo, el paciente puede tener encuentros sexuales sin ningún problema ni dolor.

5- El paciente debe proteger el glande con una gasa y usar ropa interior ajustada para que el pene se mueva lo menos posible y no sufra roces.

Las principales complicaciones se originan a través del roce del pene con la ropa interior y de las erecciones involuntarias cuando los puntos aún no han desaparecido. Esto puede provocar momentos de dolor y sangrado en la zona, por lo que se recomienda la aplicación del hielo sobre la zona (no de forma directa) de manera intermitente y nunca superando los diez minutos de duración, además de usar ropa interior ajustada como se ha señalado anteriormente.

Por lo tanto, tras la operación de fimosis, la recuperación total puede durar unos quince días, aunque a la hora de mantener relaciones sexuales los hombres deben esperar hasta cuatro semanas para tenerlas.

A pesar de la información del presente artículo, es importante consultar con un médico especialista para conocer mejor cómo se debe cuidar el pene una vez que ha sido circuncidado.

Artículos recomendados

Comentarios