Menú
Las 10 enfermedades que más muertes provocan en el mundo
MORTALIDAD

Las 10 enfermedades que más muertes provocan en el mundo

Los hábitos de vida actuales nos llevan a padecer enfermedades que pueden ser mortales.

Esther Pilar Álvarez García

Cuando pensamos en las enfermedades que causan más muertes en el mundo, seguramente nos parezca que la mayor parte de la mortalidad, se deba a epidemias de tipo infeccioso, como habremos visto en clase de Geografía e Historia; recordando cómo la peste negra, el cólera o la gripe española diezmaban la población, produciendo millones de muertes en el mundo.

Pero las mejoras de las condiciones higiénicas y de alimentación, y sobre todo los numerosos avances médicos tanto en prevención como en tratamientos fueron cambiando las estadísticas de mortalidad, a nivel global, históricamente hasta nuestros días. Todos los progresos médicos, especialmente los de los últimos 20 años, han contribuido a un aumento de la esperanza de vida y han cambiado radicalmente las principales causas de mortalidad a nivel mundial. Tanto es así, que actualmente el 68% de las muertes a nivel global se deben a enfermedades no transmisibles, reduciendo hasta un 23% las muertes producidas por enfermedades transmisibles, maternas, perinatales y las relacionadas con la nutrición, y a un 9% las muertes por traumatismos.

La cardiopatía isquémica es la mayor causante de muertes a nivel mundialLa cardiopatía isquémica es la mayor causante de muertes a nivel mundial

Actualmente, nuestros malos hábitos como el tabaquismo, el abuso del alcohol, el sedentarismo o la "comida basura", son la causa de las grandes epidemias que nos afectan a nivel global en el siglo XXI como son: la diabetes, la hipertensión y la obesidad, que están detrás de las enfermedades con mayor índice de mortalidad en el mundo.

¿Cuáles son las principales causas de mortalidad en el mundo?

Después de saber que las enfermedades que provocan una mayor mortalidad a nivel mundial, no solo no las produce un contagio, sino que derivan directamente de nuestros malos hábitos, pasamos a ver cuáles son las diez primeras y sus respectivos porcentajes, según los informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS):

1. Cardiopatía isquémica (13,2%)

Fundamentalmente se trata de una enfermedad que provoca el estrechamiento de las arterias coronarias, ocasionado por la arterioesclerosis; puede tener como consecuencia el infarto agudo de miocardio o angina de pecho. Se da predominantemente en hombres, en las mujeres la frecuencia aumenta a partir de la menopausia. El tabaquismo, los antecedentes de esta cardiopatía en familiares, aumento del colesterol, hipertensión arterial, diabetes, obesidad o sedentarismo, aumentan los riesgos de padecer esta enfermedad. El principal síntoma suele ser un dolor de tipo opresivo en el pecho que se extiende hacia los hombros, cuello y brazos (preferentemente del lado izquierdo), este dolor suele venir acompañado de sensación de nauseas, vómitos y sudoración fría.

2. Accidentes cerebrovasculares (11,9%)

Suceden cuando el suministro de sangre a una parte del cerebro se interrumpe de manera repentina, en el caso de que sea un accidente cerebrovascular isquémico, o cuando un vaso sanguíneo en el cerebro se rompe, cuando se trata de un accidente cerebrovascular hemorrágico. En este caso, con la edad aumentan nuestros riesgos de padecerlo, tiene una mayor incidencia en los hombres, pero es la primera causa de mortalidad en mujeres. Para prevenirlos debemos de contralar adecuadamente la hipertensión arterial, dejar de fumar, controlar el colesterol, tratar la diabetes, evitar el sobrepeso y realizar una actividad física moderada regularmente.

La característica principal de sus síntomas es que se dan de manera repentina y a menudo se da más de uno a la vez, entre ellos están: el entumecimiento o debilidad repentina en un lado del cuerpo, confusión, problemas en el habla o comprensión, problemas repentinos al andar, en la vista, pérdida de coordinación o un dolor de cabeza severo sin explicación.

3. Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (5,6%)

Es una enfermedad que dificulta progresivamente nuestra capacidad para respirar; causa sibilancias (silbidos al respirar), falta de aliento, presión en el pecho o tos (con mucha producción de mucosidad). La principal causa de esta enfermedad es el tabaco, así como la exposición a largo plazo a sustancias que irritan nuestros pulmones como el aire contaminado o vapores químicos. La enfermedad pulmonar obstructiva crónica abarca dos afecciones: la bronquitis crónica, en la que nuestras vías respiratorias están constantemente irritadas e inflamadas, y el enfisema, en la que las paredes de los alveolos se debilitan y disminuye nuestra capacidad para respirar dificultando el intercambio de oxígeno en nuestros pulmones.

4. Infecciones de las vías respiratorias inferiores (5,5%)

Entre las que nos encontramos con la gripe, la bronquitis aguda o la neumonía. El principal síntoma de la bronquitis aguda es una tos persistente a largo plazo que no tiene otra explicación, es decir, una patología pulmonar preexistente. En niños y bebés produce una sibilancia o tos durante semanas. En cuanto a los síntomas de la neumonía, la tos viene acompañada con fiebre y dificultad para respirar.

La causa es el contagio por bacterias o virus; en casi el 90% de los casos la bronquitis agua está relacionada con la gripe o los rinovirus, tan sólo el 10% se debe a bacterias. En cuanto a la neumonía la mayor parte de los casos está vinculada a bacterias. La mejor forma de prevenir estas infecciones es a través de la vacunación de los grupos de mayor riesgo (como personas mayores) y extremar la precaución ante la exposición personas enfermas.

El tabaco y el sedentarismo aumentan las probabilidades de padecer una EPOCEl tabaco y el sedentarismo aumentan las probabilidades de padecer una EPOC

5. Cáncer de tráquea, bronquios y pulmón (2,9%)

Cuyo principal culpable es el tabaquismo aunque también la exposición a altos niveles de contaminación, asbesto o radicación aumentan el riesgo de padecer este tipo de cáncer. Entre los síntomas están: tos persistente, dolor constante en el pecho, falta de aire o ronquera, tendencia a padecer neumonía o bronquitis, pérdida de peso y fatiga. La prevención es fundamental para que el tratamiento sea efectivo.

6. VIH/Sida (2,7%)

También conocido como síndrome de inmunodeficiencia adquirida. Gracias a múltiples campañas de concienciación el índice de contagio se ha reducido. La vía de transmisión del virus de la inmunodeficiencia humana es a través del semen, secreciones vaginales, la sangre y la leche materna, es decir, vía sexual, vía sanguínea o vía vertical (de madre a hijo). La prevención se basa, fundamentalmente en evitar conductas de riesgo, es decir, no compartir jeringas o agujas, emplear instrumental esterilizado para tatuajes, inyecciones o piercings, y practicar sexo siempre con protección.

7. Enfermedades diarreicas (2,7%)

Son la mayor causa de muerte en el mundo de niños menores de cinco años. La mayor parte de las personas que fallecen por esta causa se debe a la grave deshidratación y pérdida de líquidos asociada a la enfermedad. Los niños que presentan malnutrición o con un sistema inmunológico débil presentan más riesgos de mortalidad. La manera de prevenirlo es a través de una alimentación e higiene correctas, una red de saneamiento adecuada y el acceso a agua potable.

Existen tres tipos de diabetes, una de ellas asociada a la obesidad y vida sedentariaExisten tres tipos de diabetes, una de ellas asociada a la obesidad y vida sedentaria

8. Diabetes mellitus (2,7%)

Se trata de una enfermedad crónica que se caracteriza por presentar altos niveles de azúcar en sangre, ya que el organismo o no produce insulina o no la utiliza adecuadamente. Existen 3 tipos: tipo 1, en la que hay una deficiencia absoluta de insulina; tipo 2, que es la más común en adultos con sobrepeso, sedentarios o con antecedentes familiares o en niños con obesidad, en la que el organismo no produce la suficiente cantidad de insulina, o ésta no actúa de forma adecuada o ambas; tipo 3 o diabetes gestacional, que se presenta en mujeres embarazadas, con mayor incidencia en las que padecen obesidad o con antecedentes familiares y generalmente desaparece después del parto. Algunos de los síntomas que nos alertarían de un posible diagnóstico son: cansancio o fatiga, dolor de estómago, nauseas, pérdida de peso sin explicación, visión borrosa, sensación de hambre constante o sed persistente.

Para prevenir esta enfermedad, debemos mantener una dieta sana y equilibrada, realizar actividades físicas regularmente y consultar con nuestro médico para llegar a cabo controles en caso de tener antecedentes familiares o presentar los síntomas.

9. Accidentes de tráfico (2,2%)

Aunque no es una enfermedad, al año causan al año 1,24 millones de muertes en todo el mundo y supone la principal causa de mortalidad de personas entre 15 y 29 años. La mitad de estas muertes en accidentes de tráfico son ciclistas, peatones y motociclistas, los usuarios más vulnerables. La mejor forma de prevención es evitar conducir bajo los efectos del alcohol, respetar las normas de tráfico, evitar el exceso de velocidad, emplear siempre el cinturón de seguridad y emplear los médicos de sujeción adecuadas para los más pequeños.

10. Cardiopatía hipertensiva (2%)

Se presenta en personas que padecen una hipertensión fuera de control. A largo plazo, si no se trata, puede debilitará las paredes del corazón, limitará su capacidad, debilitará su tejido muscular e incluso puede conllevar a un endurecimiento del ventrículo izquierdo. El control de la hipertensión arterial nos ayudará a prevenir cardiopatías, problemas en los ojos o enfermedades renales crónicas. También nos ayudará ser más activos, llevar una dieta saludable y bajar de peso y controlar el colesterol, así como la medicación que nos indique nuestro médico en caso de padecer hipertensión.

Como hemos podido ver, la mayoría de las enfermedades que causan una mayor mortalidad son fácilmente evitables si cambiamos nuestros hábitos. Como siempre, desde Bekia Salud os animamos a llevar una dieta sana y equilibrada, procurar hacer ejercicio diariamente evitando el sedentarismo, como por ejemplo salir a caminar una hora al día a un ritmo moderado, controlando el colesterol, evitando el tabaco y el consumo de alcohol, interesarnos por nuestros antecedentes familiares para tener en cuenta el factor hereditario de muchas de las afecciones, y acudiendo a nuestro médico ante cualquier duda o síntoma.

Artículos recomendados

3 Comentarios

Rutt

21/01/2018 00:49

Yo creo que la diabetes se puede revertir yo lo hice pero para hacerlo posible debes poner mucha voluntad y bastante responsabilidad contigo mismo. El proceso de revertir la diabetes me tomo como 3 meses en los cuales no deje el metodo ni un solo dia. Si deseas saber como revertir la diabetes puedes visitar este sitio: http://revertirdiabetesya.com/curar-la-diabetes

guillermo gasrcia m.

30/05/2016 22:21

Gracias por su ilustracion, sirve mucho para cambiar nuestros habitos del diario vivir.

eishat moreno

23/02/2016 00:45

me sirvio de mucha ayuda por que no sabia tantas cosas gracias me mandaron esa tarea