Menú
¿Es malo para la salud no estar en el peso ideal?
SALUD FÍSICA

¿Es malo para la salud no estar en el peso ideal?

Es necesario que sepas qué es estar en peso saludable y qué es no estarlo. No estarlo puede causarte una enfermedad.

Sara Poyo Lorenzo

Todos tenemos un peso ideal. Es un rango de kg recomendados para una persona dependiendo de unos determinados parámetros: altura, sexo, edad y constitución corporal. Para saberlo la OMS propuso el cálculo del IMC (Índice de Masa Corporal) que te da una primera aproximación de si estás dentro de tu peso ideal. Si quieres saber el tuyo accede a nuestra sencilla aplicación.

IMC: >30 obesidad mórbida

IMC: 25 a 29 sobrepeso

IMC: 19 a 24 normal

IMC: <18 delgadez extrema

Últimamente el IMC está sufriendo muchas controversias, ya que una persona puede tener un IMC correcto (e incluso estar dentro de su peso ideal) pero a la vez no estar sano. ¿Cómo es posible? Debido a que la grasa pesa mucho menos que el músculo, por lo que podemos encontrar a personas fibradas que pesen lo mismo que alguien que les dobla la anchura. Aunque ambos se encuentren dentro de su peso ¿estarán igual de sanos? La respuesta es no. Una persona puede encontrarse dentro de esos parámetros pero tener mucha grasa acumulada en zonas peligrosas del cuerpo, por lo que puede seguir siendo vulnerable a enfermedades potenciales relacionadas con el sobrepeso.

A pesar de los fallos que presenta el IMC, no podemos negar que aun así es una medida a priori para conocer si a grandes rasgos vamos por el buen camino, ya que salirse fuera de los rangos considerados normales es peligroso para la salud, tanto por arriba como para abajo.

Cuando una persona sobrepasa el IMC entra en el rango de sobrepesoCuando una persona sobrepasa el IMC entra en el rango de sobrepeso

Riesgos de sobrepasar el peso ideal.

Cuando una persona sobrepasa el IMC entra en el rango de "sobrepeso". A largo plazo las consecuencias no son muy alentadoras. Sin embargo, depende también de como esté distribuida la grasa en su cuerpo. Si la persona tiene la grasa distribuida proporcionalmente por todo el cuerpo es menos peligroso que si la tiene principalmente en la zona abdominal del cuerpo. La grasa en ese área es más peligrosa porque las células adiposas tienden a segregar sustancias nocivas de una forma más activa que en el resto del cuerpo, por otro lado en esa zona tenemos órganos delicados que están continuamente sufriendo el peso de los "michelines". El sobrepeso producido por grasa abdominal suele ser el más frecuente.

-Riesgo de demencia. Un estudio realizado por la revista científica The Journal of the American Geriatric Society demostró que en las mujeres mayores tendían a sufrir de problemas de memoria a medida que su peso también aumentaba, también los efectos eran peores si además la grasa se concentraba abdominalmente.

-Síndrome metabólico. Las personas con sobrepeso tienen más riesgo de sufrir este síndrome, que ocurre cuando aparecen unidos varios síntomas, entre ellos un porcentaje alto de grasa abdominal, riesgo de sufrir arteriosclerosis y resistencia a la insulina, y por tanto, el riesgo de sufrir diabetes también aumenta.

-Tener ciertos tipos de cáncer. Concretamente cáncer de colón e ambos sexos y de mama y endiometro en las mujeres.

-Infertilidad. Tanto en hombres como en mujeres el riesgo de no poder tener hijos aumenta.

-Trastornos psicológicos como la depresión (personas con sobrepeso tienen una autoestima por lo general más baja, por lo cual aumenta el riesgo de trastornos relacionados con el estado de ánimo.

-Artritis reumatoide. Las personas con sobrepeso tienen mayor predisposición a sufrir artritis reumatoide.

Riesgos de no llegar al peso ideal.

Al igual que tener sobrepeso conlleva problemas serios de salud que pone en riesgo la vida. Incluso hay un consenso de médicos y nutricionistas que afirman que es más peligroso en cuanto a salud no llegar al mínimo requerido de peso que sobrepasarse, es decir, si tu IMC es menor de 18.5 puntos estás poniendo en grave peligro tu salud.

-Amenorrea en mujeres. Es el primer síntoma de bajo peso en mujeres. Con pocos niveles de grasa corporal el organismo no está preparado para tener hijos, por eso, la mujer deja de ser fértil. Si estás buscando tener un hijo tienes que acudir primero al médico para que pueda aconsejarte una dieta adecuada y llegar a un peso saludable.

-Osteoporosis. En personas con bajo peso el metabolismo se enlentece como un esfuerzo para mantener activos los órganos vitales a la vez que se le deja de dar importancia a otras partes del cuerpo, como el sistema muscular y esquelético. El resultado son músculos que se atrofian con el tiempo (se pierde masa muscular) y huesos porosos debido a la pérdida de calcio. En adolescentes y niños que aun no se han desarrollado no llegar al peso ideal les hará tener retrasos en su desarrollo, que serán difícil de superar después.

-Sistema inmunológico débil. La falta de hierro en el cuerpo da lugar a que estes continuamente con las defensas bajas. Es decir, a que tenemos más riesgo de sufrir enfermedades e infecciones. Los síntomas de un sistema inmunológico débil es la fatiga, cansancio, enfermar con facilidad y sufrir anemia.

-Problemas psicológicos y posibles trastornos mentales. Si estás en bajo peso tu humor va a ser muy cambiante, aunque normalmente estarás con un estado de ánimo deprimido e irritable, y sin saber muy bien el motivo, simplemente la persona se siente así. También tendrás problemas de concentración, te resultará muy difícil centrarte aunque sea en una sola actividad.

-Trastornos relacionados con la circulación. Aquí incluimos no solo el riesgo de infartos porirregularidades cardiacas si no también a lo mucho que tarda la persona en cicatrizar sus heridas y el riesgo de tener accidentes cerebrovasculares.

-Daños en la piel, cabello y uñas. Todos estas partes del cuerpo "accesorias" también se verán afectadas por la falta de vitaminas, minerales y proteínas. Nuestro pelo se caerá y las uñas se romperán con facilidad, la piel perderá su hidratación natural y tendremos un aspecto envejecido.

No es bueno obsesionarse con el IMCNo es bueno obsesionarse con el IMC

Mantente en tu peso ideal sin obsesionarte

Tanto si estás por encima como si estás por debajo de tu peso ideal deberás cambiar tus hábitos de alimentación y buscar unos que promuevan la salud, aquí el objetivo es cambiar no para adecuarte a una imagen estereotipada acorde a un ideal de belleza, si no a estar sano y no poner en riesgo tu salud. Tampoco te obsesiones con el IMC porque es una medida que casi está ya obsoleta y se utiliza solamente de forma teórica y como primera aproximación (por ejemplo, como ya dijismos antes es más importante la distribución de la grasa que la cantidad que uno posea). Si te identificas con algunos de esos síntomas ve al médico o a un nutricionista y pide que diseñe una dieta acorde a tu constitución y necesidades calóricas, nunca empieces una dieta para subir o bajar peso por ti mismo.

Artículos recomendados

Comentarios