Menú
¿Es saludable el consumo moderado de alcohol?
ALCOHOL

¿Es saludable el consumo moderado de alcohol?

Muchas personas no beben alcohol asiduamente pero sí lo hacen de forma moderada, ¿es saludable?

Sara Poyo Lorenzo

Todos sabemos que el consumo excesivo de alcohol es dañino para la salud y una de las causas más frecuentes de enfermedades como cirrosis, hígado graso, hipertensión, obesidad y accidentes fatales como los de tráfico. Sin embargo, poco se ha hablado de los efectos en el cuerpo del consumo moderado de alcohol porque se supone que no son malos. Es más, se han hecho muchos estudios sobre los beneficios de las bebidas fermentadas en el cuerpo humano en ciertas cantidades. Sin embargo, ¿qué hay de cierto en esto? ¿Es realmente el consumo moderado de alcohol bueno para la salud?

 Consumo moderado de alcohol es la cantidad en gramos de alcohol que puedes consumir diariamente sin poner en riesgo tu salud. Consumo moderado de alcohol es la cantidad en gramos de alcohol que puedes consumir diariamente sin poner en riesgo tu salud.

Cuando hablamos de consumo moderado de alcohol nos referimos a la cantidad en gramos de alcohol que puedes consumir diariamente sin poner en riesgo tu salud. En mujeres son 20 gr de alcohol al día mientras que en los hombres son 30 gr.

Para poder hacer cálculos tenemos que saber la cantidad de gramos que tiene cada bebida. Por ejemplo, una copa de vino de 150 ml y 8 º de graduación tiene una media de 9,6 gr. Así mismo, un botellín de cerveza con 6º de alcohol son 13 grados. En el caso de las bebidas etílicas los valores aumentan porque la graduación de alcohol disuelto es mayor, de esta manera un simple chupito de 5 cl de whiskey de 43º ya contiene 17 gramos. Si quieres calcularlo de manera exacta usa la siguiente fórmula:

Gr de alcohol= graduación x volumen en cl x 0,8 / 10

De esta forma, un par de copas de vino para una mujer adulta se considera un consumo moderado (20 gr), mientras que para el hombre podrían llegar hasta a tres (30 gr).

¿Es bueno un consumo moderado de alcohol?

Estamos escuchando continuamente que una copa de vino en las comidas es bueno para la salud porque fortalece el sistema cardiovascular y protege el hígado contra la cirrosis hepática. Pero, ¿es cierto?

Un estudio publicado en la Universidad de Victoria en Canadá y publicado en la revista "Journal of studies on Alcohol and Drugs" hizo una revisión de las investigaciones más famosas de los últimos años relacionados con el tema. Muchos de ellos defendían que produce un beneficio para aquellas personas que consumen una o dos copas al día. Sin embargo, en esta revisión se demostró que muchos de los estudios no fueron metodológicamente rígidos.

Tim Stockwell, el responsable del estudio explica que la comparación se realizaba entre personas que bebían de forma moderada y aquellas que se consideraban abstemias, sin tener en cuenta que aquellos que no bebían podrían no hacerlo por decisión propia, sino por imposición médica, por sufrir de otro tipo de enfermedades que les impidiese beber. Es decir, personas que en realidad no tenían buena salud. Entonces nos podemos preguntar: ¿Es relmente bueno consumir alcohol para protegernos o es que estamos comparando a los bebedores moderados con personas no bebedoras pero enfermas por otros motivos?

Tim Stockwell analizó 87 estudios que tocaban el tema de los últimos años y de ellos solo 13 cumplían con las condiciones metodológicas necesarias. Desgraciadamente se observó en estos no se vieron diferencias significativas entre ambos grupos, dando a entender que consumir moderadamente alcohol no tiene efectos positivos relevantes en la salud. El grupo que mayor longevidad tenía era el que bebía de forma muy ocasional, menos de una vez por semana. Tim Stockwell explicó que enn este grupo los gramos de alcohol eran escasos y no tenían efectos relevantes en la salud de la persona (ni paa bien ni para mal), por eso no se puede atribuir que su mayor longevidad estuviese causada por este patrón de consumo.

Por otro lado, otras investigaciones realizadas por la BBC demostraban que lo importante no era tanto la forma en cómo se consumía el alcohol si no las cantidades, en general a menor cantidad se tomaba más sano se encotnraba el cuerpo. En las pruebas que se hicieron se ponían a tres grupos diferentes de personas compuestas por gemelos idénticos en el que tenían que consumir siguiendo patrones distintos de consumo de sustancia. El resultado que encontraron fue que los gramos finales de bebida eran los que más contaban a la hora de desarrollar un problema, de forma que incluso un consumo moderado podía llegar a ser un peligro para la salud a largo plazo.

¿Qué riesgos conlleva un "consumo moderado"?

-El hígado se vuelve rígido. Al compararse al hermano que bebía excesivamente con el que bebía moderadamente no se encontraron diferencias significativas en la rigidez de sus hígados. En el hermano que abusó la rigidez subió de 3,9 a 4,9 mientras que en el hermano que bebió moderadamente subió de 3,9 a 4,8.

-Aumento de los niveles de endotoxinas. Las endotoxinas son sustancias de desecho internas que al aumentar su concentración se incrementan a su vez las posibilidaddes de que estas baceterias pasen del intestino a la sangre. Ocurría en ambos hermanos.

-Inflamación del sistema. En ambos hermanos hubo una inflamación sistémica tras el consumo de alcohol, si bien es cierto que el que consumió en exceso presentó unos niveles superiores a los que tenía el otro hermano.

El consumo moderado de alcohol puede ser perjudicial para la salud a largo plazoEl consumo moderado de alcohol puede ser perjudicial para la salud a largo plazo

-Aumento de algunos tipos de cáncer. Hay muchos estudios que muestran que incluso un consumo leve de alcohol aumenta las probabilidades de padecer algunos tipos de cáncer. Por ejemplo, la Sociedad Americana Contra el Cáncer afirma que incluso dos bebidas por semana aumenta un poco el riesgo de padecer cáncer de seno respecto a aquellas personas que no beben. Este riesgo aumenta en mujeres con bajas concentraciones de folato. Por eso, si eres una mujer menopáusica es mejor que dejes de consumir alcohol directamente, o al menos hacerlo de forma muy ocasional.

Como conclusiones finales, incluso el consumo moderado de alcohol puede ser perjudicial para la salud a largo plazo, cuanto menos alcohol se beba es mejor. Sin embargo, no debemos confundirnos con ser abstemios, simplemente intentar beber de forma ocasional.

El ejercicio podría reducir los riesgos

Por último, un punto muy interesante es que el ejercicio físico regular puede reducir el impacto que el consumo moderado de alcohol produce en nuestro cuerpo. Ten en cuenta que la actividad física es un protector para de la salud en general y por tanto reducirá los efectos negativos que el alcohol pueda generar sobre ella. Si no quieres renunciar al alcohol compensa el daño.

Artículos recomendados

Comentarios