Menú
Cómo evitar las agujetas después de hacer ejercicio
REMEDIOS Y PREVENCIONES

Cómo evitar las agujetas después de hacer ejercicio

Una fuerte práctica deportiva después de mucho tiempo sin pisar el gimnasio puede provocar la aparición de las indeseadas agujetas.

Patricia Cámara Romero

Estamos a pocos meses de dar la bienvenida al verano y las inscripciones en los gimnasios parecen haberse disparado, como suele ser habitual. Es ya una tradición que por estas fechas la operación bikini se apodere de nosotros más de lo normal y comencemos a ejercitar nuestro cuerpo a un ritmo frenético. Esto también implica que quienes prefieran el aire puro abarroten los parques de sus ciudades, recorriéndoles de punta a punta y realizando ejercicios físicos de todo tipo. Sin embargo, someter nuestro cuerpo a esta serie de esfuerzos también conlleva sus consecuencias.

Meses y meses evitando la palabra "deporte" tanto en tu diccionario como en tu rutina diaria y que de repente pase a formar parte de tu día a día, también produce una serie de resultados poco reconfortables. ¿Cuántos no se han pasado un día entero en el gimnasio, después de mucho tiempo sin pisarlo, y al día siguiente se han levantado sin apenas poder moverse? Seguro que ésto le resultará familiar a más de uno. En efecto, se trata de las tan dolorosas agujetas. Una sensación no muy agradable que impide que podamos realizar ciertos movimientos durante una serie de días.

Agujetas y deporte, una mala combinación

Aunque sean comúnmente conocidas como agujetas, también suelen recibir el nombre de dolor muscular de origen retardado (en inglés DOMS). Pero, ¿en qué consisten realmente? ¿Cómo podemos llegar a evitarlas?Antes de adentrarnos en su formación y posterior solución, primero es necesario resolver una serie de mitosque llevan envolviendo a la sociedad desde antaño. Y es que aún todavíase sigue creyendo que los principales causantes de que aparezcan las agujetas son los cristales de ácido láctico, quienes se encargan de pinchar al músculo y producir este dolor.

El deporte es bueno para la salud y además puedes prevenir las agujetasEl deporte es bueno para la salud y además puedes prevenir las agujetas

Pero lo cierto es que esta teoría ha sido desmentida por multitud de científicos. ¿Cuáles son los argumentos que lo sustentan? Sencillamente, que personas con la enfermedad de McArdle, que hace que la producción de ácido láctico sea nula, también han llegado a experimentar este tipo de reacciones al realizar algún tipo de sobreesfuerzo o ejercicio físico. Por lo tanto, esta teoría queda rotundamente eliminada de los posibles 'porqués' que rondan a todos aquellos que sufren agujetas. Asimismo, uno de los falsos remedios que siempre se ha escuchado, y que ha ido pasando de generación en generación, es el clásico vaso con agua y azúcar.

Una especie de "antídoto" perfecto que de nuevo queda obsoleto, ya que se creía perfecto para disolver los posibles cristales que producían el dolor en el músculo. Y ya que esta razón ha sido desmentida, su correspondiente cura también queda eliminada de las posibles soluciones. De esta forma, y tras haber desechado aquellos mitos inciertos, es necesario aclarar la veracidad que encierra esta sensación tan molesta. En concreto, todo apunta a que se trata de una reacción inflamatoria producida por microlesiones musculares y tendinosas al exponer nuestro músculo a una serie de ejercicios físicos a los que no está acostumbrado.

Lo que significa que, además de generar esas microlesiones, el problema acaba derivando en una inflamación del músculo ejercitado y una irritación de las fibras nerviosas, dando lugar a las conocidas agujetas. Y es que a la hora de practicar deporte no solo hay que tener en cuenta la constancia y la fuerza de voluntadsino que también hay que aplicar los correspondientes parámetros para que su realización sea del todo saludable y evolutiva. Por lo tanto, uno de los factores a tener en cuenta, si no queremos acabar cayendo entre las garras de las agujetas, es el del desarrollo paulatino del ejercicio.

Existen remedios contra las agujetas para que no tengas que padecerlas después de hacer el deporteExisten remedios contra las agujetas para que no tengas que padecerlas después de hacer el deporte

Remedios contra las agujetas

No podemos pasar de tener una vida casi sendentaria, en cuanto a deporte se refiere, a estar horas y horas pegados a la elíptica de nuestro gimnasio. Lo más recomendable es que cada uno establezca su propia tabla de ejercicios, adaptada a sus capacidades, y que con el paso del tiempo vaya aumentando su intensidad de forma gradual. Pero en muchas ocasiones, este dato previsible se pasa por alto y la necesidad de un plan B se vuelve imprescindible. Aquí es donde entran en acción los remedios o curas en contra de las agujetas.

Algunas de ellas, y las más directas, son hacer uso de antiinflamatorios no esteroideos, la crioterapia (aplicación de frío sobre el organismo) o la utilización de cremas antiinflamatorias. Otro de los remedios, y quizá el más sencillo, es el de realizar el mismo tipo de ejercicio que nos ha provocado las agujetas pero con una potencia mucho menor. Esto ayudará a que el riego sanguíneo aumente y ayude a paliar, en cierto modo, el dolor. Sin embargo, para conseguir que nada de esto ocurra, es necesario que realicemos un buen calentamiento antes de comenzar a hacer ejercicio. Tampoco debemos olvidar que una buena dieta y una buena hidratación también ayuda a nuestro organismo a la hora de realizar deporte.

Artículos recomendados

Comentarios