Menú
Examen de fondo de ojo
PRUEBAS MÉDICAS

Examen de fondo de ojo

¿Te tienes que hacer un fondo de ojo y no sabes en qué consiste esta prueba médica? No pierdas detalle para saber qué es y cómo se realiza.

María del Valle Mejías Morón

El examen de fondo de ojo, también conocido como oftalmoscopia, es una prueba médica muy sencilla que se realiza en los centros ambulatorios para observar la parte posterior del ojo y así poder detectar o descartar posibles enfermedades que puedan diagnosticarse a través de la observación del mismo. Estas enfermedades pueden ir desde una hipertensión o un glaucoma, hasta el desprendimiento de la retina u otras enfermedades del cuerpo que se ven reflejadas en el fondo del ojo, como la esclerosis múltiple o la diabetes.

Como hemos dicho, es una prueba para la que no se necesita ingreso hospitalario, sino que se realiza con una visita al oftalmólogo y dura varios minutos, dependiendo del procedimiento a seguir y la reacción del ojo de cada persona.

Es una prueba para la que no se necesita ingreso hospitalarioEs una prueba para la que no se necesita ingreso hospitalario

Técnicas para realizar la prueba

Existen tres formas para realizar la prueba, dependiendo de los resultados a buscar, de la edad del paciente y del estado de su ojo:

- Oftalmoscopia directa: se lleva a cabo la observación del fondo de ojo mediante la proyección de una luz a través de la pupila con un oftalmoscopio. El oftalmoscopio es un instrumento muy parecido a una linterna que emite una luz muy brillante y directa, que puede ser molesta pero no dolorosa.

- Oftalmoscopia indirecta. La observación se lleva a cabo con el mismo aparato que en la oftalmoscopia directa, pero se observa la retina a través de una lente de forma convexa que se coloca entre la luz y el ojo.

- Oftalmoscopia con lámpara de hendidura. Se lleva a cabo cuando el oftalmólogo quiere unos resultados más precisos y necesita una visión más extensa del ojo, e incluso comparar ambos para obtener los resultados. En este caso el paciente debe colocar la cabeza en un aparato en el que la frente y la barbilla quedan apoyados para que no haya movimiento. El procedimiento es un poco más largo con esta técnica.

En los dos últimos casos es posible que se tengan que añadir unas gotas en los ojos del paciente para dilatar la pupila y que la visión del fondo de ojo sea más exacta.

¿Cómo se lleva a cabo el examen del fondo de ojo?

A veces esta prueba médica no se realiza con cita previa, sino que se realiza sobre la marcha por alguna urgencia o para descartar cualquier enfermedad grave, pero en la mayoría de los casos acudes con cita previa al centro ambulatorio especializado en este tipo de consultas.

Es importante que sepas que no debes realizar ningún tipo de dieta especial antes de realizar esta prueba, ni dejar de tomar ningún medicamento para el que estés recetado. Esta situación solo debes comentársela al oftalmólogo, sobre todo si el medicamento está relacionado con la vista, ya que pueden verse alterados los resultados.

Una vez en la consulta, se te suministrarán unas gotas que pueden escocer un poco, pero nada importante. Estas gotas tienen como función dilatar la pupila, hacerla más ancha para que la luz del oftalmoscopio pase mejor a través de ella y el trabajo sea mucho más sencillo. Cuando estas gotas hagan su efecto verás mucho más borroso, llegando incluso a no percibir los objetos.

El efecto de las gotas no desaparecerá hasta pasadas unas horasEl efecto de las gotas no desaparecerá hasta pasadas unas horas
Cuando las gotas hayan dilatado tu pupila por completo, pasarán a realizarte la prueba, que se hace a oscuras para que la luz artificial no afecte a los instrumentos. En el caso en que se trate de una oftalmoscopia directa o indirecta, la prueba se realizará sentado o inclinado sobre una silla o camilla. En el caso en que el médico utilice una lámpara de hendidura, tendrás que situar la barbilla y la frente en los sitios ubicados para ello, para que el médico pueda realizar la prueba sin que te muevas.

En cualquiera de los casos la prueba durará solo unos minutos y después podrás irte a casa. El efecto de las gotas no desaparecerá hasta pasadas unas horas, por lo que ese día no podrás conducir ni realizar tus tareas de trabajo o estudios.

Riesgos y efectos secundarios

El examen de fondo de ojo no supone ningún riesgo ni efecto alterno, salvo en los casos en los que se produzca alguna reacción a los componentes de las gotas. Lo que sí debes saber es que es recomendable ir acompañado a la realización de la prueba ya que no verás de forma correcta hasta pasadas varias horas.

Artículos recomendados

Comentarios