Menú
Exceso de ejercicio, ¿en qué punto el deporte se vuelve perjudicial?
EXCESO DE EJERCICIO

Exceso de ejercicio, ¿en qué punto el deporte se vuelve perjudicial?

Practicar deporte de manera moderada es beneficioso, pero el exceso puede traer consigo malas consecuencias.

Irmina Merino Vidal

El deporte nos ayuda a mantener la figura, fortalecer nuestros músculos, sentirnos mejor con nosotros mismos y quemar aquella adrenalina que hemos acumulado después de un largo día de estrés. Muchos son los beneficios del deporte, sin embargo, hay que tener en cuenta que (como todo en esta vida) practicarlo en exceso puede llegar a ser perjudicial para nuestra salud.

En Bekia te contamos cuáles son los motivos por los cuales hacemos esta afirmación y qué debes tener en cuenta a la hora de realizar deporte, ya seas un simple aficionado o todo un profesional.

La obsesión con el deporte puede acabar derivando en un trastornod e vigorexiaLa obsesión con el deporte puede acabar derivando en un trastornod e vigorexia

Cuando el deporte se convierte en una obsesión

Puede que el deporte sea tu profesión y le dediques muchas horas al día, no obstante, debes marcarte un horario y no sobrepasarlo. Cualquier persona con otro tipo de trabajo intenta no trabajar más de ocho horas diarias y respetar el tiempo libre para pasarlo junto a su familia, amigos o haciendo lo que más le gusta. Aunque el deporte sea lo que más te apasione en la vida y quieras convertirte el mejor en el tuyo, debes tener en cuenta también que la vida está para vivirla, y obsesionarte con una sola cosa hará que te pierdas miles de maravillosos momentos.

Hay muchas personas que se obsesionan con su cuerpo y simplemente realizan deporte a diario y durante muchas horas para conseguir esa figura que tanto anhelan. Aunque está bien hacer un poco de ejercicio a diario, este no debe convertirse en las horas más importantes de tu vida. La vigorexia es el trastorno que sufren las personas obsesionadas con hacer ejercicio, algo parecido a la anorexia, pero estas personas no se ven siempre gordas, sino que se ven siempre delgadas y tienen la necesidad de hacer un exceso de más y más deporte sin límite para llegar a tener esa figura que tanto desean, pero que nunca parecen conseguir.

Eso les hace alterar sus hábitos alimenticios, comiendo más proteínas y carbohidratos, y pasando todo el tiempo que tienen libre en el gimnasio. Pierden amistades y se pasan todo el día hablando de deporte, no tienen tiempo para conocer una pareja sentimental o hacer nuevos amigos, porque están totalmente obsesionados con su cuerpo y con hacer deporte.

Los casos más extremos toman vitaminas y complementos alimenticios que venden en las tiendas especializadas, u otras sustancias ilegales que se venden en Internet para aumentar los músculos o la resistencia al deporte que pueden llegar a ser fatales para su salud.

Cuando el deporte se convierte en una obsesión sin límite y no te deja disfrutar la vida pierde toda su esencia. El deporte es para pasar un buen rato y mantener tu cuerpo ligeramente en forma. Cada uno tiene el cuerpo según su constitución y debe pesar lo que le diga el médico para mantenerse sano. La mayoría de personas que están en su peso correcto, deben andar o hacer algo de running (media hora máximo al día), pero no necesitan mucho más (a no ser que su medico le haya recomendado lo contrario).

Los atletas profesionales deberán siempre tomar los consejos de los profesionales de la salud con tal de no poner su vida en riesgo, ya que poner tu cuerpo siempre al límite puede también tener consecuencias fatales.

Forzar mucho una zona del cuerpo la debilita y son más frecuentes las lesionesForzar mucho una zona del cuerpo la debilita y son más frecuentes las lesiones

Riesgos del deporte en nuestra salud

Cuando practicamos deporte estamos forzando a nuestro cuerpo a ponerse en situaciones límite en las que no se encuentra durante todo el tiempo en la naturaleza. Porque es una actividad no natural del ser humano, esta puede tener consecuencias perjudiciales para nuestra salud.

Por ejemplo, cuando corremos nuestro corazón bombea más deprisa que de costumbre. Nuestra respiración también se acelera y eso hace que toda la energía de nuestro cuerpo esté concentrada exclusivamente en nuestra caja torácica. Si acabamos de comer copiosamente y nos disponemos a hacer ejercicio, la energía que debería estar depositada en nuestro estómago para hacer la digestión se dirigirá a nuestro corazón y pulmones por lo que podremos cortar la digestión, algo peligrosísimo para nuestro cuerpo.

El forzar nuestro corazón a bombear con más intensidad y con menos períodos de tiempo puede hacer que, a la larga, se convierta en un problema cardíaco para los atletas profesionales. También, el realizar un ejercicio continuado con la misma parte de nuestro cuerpo puede debilitarla, como las rodillas de la gente que practica ciclismo o spinning pueden llegar a cargarse en exceso y sufrir dolencias irreparables.

Por lo tanto, como en todo, con el deporte hay que tener cabeza. Realizarlo como entretenimiento, para conseguir un cuerpo más moldeado, tener una mejor salud profesionalmente no tiene nada de malo. Simplemente, no te obsesiones con él. Aprovecha los momentos en que lo realizas para relajarte y disfrutarlo, pero no lo conviertas en toda tu vida.

Come adecuadamente y visita al médico con asiduidad. Él mejor que nadie podrá recomendarte qué ejercicios son buenos para ti y qué hacer si tienes alguna dolencia por causa del deporte.

Uno tiene que conocer sus límites, pero si ves que algún amigo o familiar se preocupa por tu obsesión con el deporte no le ignores, quizás tenga razón y estés realizando un exceso de ejercicio que podría llegar a ser dañino o fatal para tu salud.

Artículos recomendados

2 Comentarios

julian

13/04/2016 10:19

bodybuilding a tope, cada uno lo que le dice el medico? Lo que te pida el body. Gracias jajajaja saludos.

0 0

Responder

Yolanda

18/02/2015 14:45

Es que una nunca sabe dónde está el término medio: hacer deporte es bueno, hacer demasiado deporte es malo, pero luego lees que los corredores de maratón viven más años, a la vez que dicen que es al revés. Yo creo que lo mejor es, en la línea de lo que decís, hacerlo de manera moderada, sin obsesionarse ni pasarse. Lo justo para activar un poco el cuerpo y darte energía, porque sí que he notado desde que hago running que tengo más energía el resto del día. Lo que no me gusta es ver en el gimnasio a tanta gente hablando son parar de su físico, de su dieta, de lo que hace o deja de hacer... Parece que sólo quieren presumir...

1 0

Responder