Menú
Falsos mitos sobre cosas que podrían causan cáncer
CÁNCER

Falsos mitos sobre cosas que podrían causan cáncer

Existen falsos mitos sobre cosas que pueden causar cáncer pero que en realidad no hay estudios suficientes para demostrarlo o simplemente no es cierto.

Sara Poyo Lorenzo

Es muy difícil encontrar una correlación entre el cáncer y elementos que podrían producirlo. Se necesitan hacer multitud de estudios que afirmen que realmente es así. Por eso, muchos mitos se han transmitido acerca del cáncer que se han creído ciertos. Pero ¿cómo podemos saber si lo que leemos es verdadero o falso? A continuación te dejamos con una lista de cosas que NO producen cáncer.

Edulcorantes artificiales

Todavía hoy, hay una gran preocupación acerca de las consecuencias de los edulcorantes artificiales. Se han hecho muchos estudios sobre esta temática dando resultados contradictorios. Tal vez el más controvertido (y falso) fue el realizado en los 70, donde se relacionaba el uso de sacarina combinada con ciclamato con el cáncer de vejiga en ratas. Estudios posteriores concluyeron que no se podían extrapolar los resultados a los seres humanos porque el mecanismo de ambas especies era diferente y en humanos no había realmente pruebas demostrables de que produjese cáncer.

Existen falsos mitos acerca de las cosas que producen cáncerExisten falsos mitos acerca de las cosas que producen cáncer

Para rizar más el rizo, incluso hay un estudio en el que se afirma que la sacarina puede inhibir la proliferación de células cancerígenas al retrasar su crecimiento. El estudio fue realizado por la facultad de Medicina en la Universidad de Florida.

Aparatos electrónicos y estructuras de alto voltaje

En esta categoría se incluyen los microondas, los móviles, televisores, ordenadores, etc. No hay estudios que demuestren esta realidad, por lo tanto se debe desmentir.

En el caso del microondas, se sabe que la exposición a una gran cantidad de radiación proveniente de ellos si podría causar cáncer pero es imposible que los aparatos de uso doméstico emitan tales cantidades. Por eso, no tiene cabida pensar que las pequeñas emanaciones de los microondas domésticos puedan dar lugar a estos problemas.

Por otro lado, los teléfonos móviles emiten energía de baja frecuencia de onda pero no es peligrosa para los humanos porque esa energía no modifica los genes, condición que es necesaria para que un cuerpo desarrolle células cancerosas.

Por último pero no menos importante, otros de los mitos comunes es el referente a infraestructuras con un nivel alto de voltaje y torres de comunicación. Según la OMS aunque si es cierto que la exposición a la radiación puede producir cáncer cuando es a largo plazo, no se demuestra que estas infraestructuras emitan la necesaria como para generarlo.

Alimentos quemados

Otro de los mitos es que la comida quemada (y más concretamente las carnes) producía cáncer en humanos. No es cierto.

Descubre algunos mitos sobre cosas que provocan cáncerDescubre algunos mitos sobre cosas que provocan cáncer

Beber de botellas de plástico reutilizadas

Hace tiempo, esta creencia tuvo su apogeo. Se creía que el plástico del que están hechos las botellas con el desgaste diario soltaba sustancias supuestamente cancerígenas al agua llamadas DEHA. Es falso. Actualmente en España y en la mayoría de los países no ocurre así. Es más, si te fijas en la parte de atras de la botella hay un simbolito en forma de circuito cerrado de flechas con las siglas PET debajo, esto significa que está hecho con tereftalato de polietileno. Es una sustancia utilizada para hacer plástico con una buena estabilidad térmica y resistente al desgaste. Se han hecho bastantes estudios donde se analizan el agua para ver si hay restos de estas sustancias y se corrobora lo dicho anteriormente, no hay restos de DEHA y si los hubiese son en cantidades tan pequeñas que no afectan al ser humano.

El azúcar blanco

Otro de los mitos que más se han extendido es la idea de que el azúcar blanco de mesa produce cáncer. ¿Es cierto? Todas las células necesitan glucosa para poder funcionar, tanto las normales como las patógenas (o cancerosas), estas últimas suelen preferir los azúcares porque son más sencillos y fáciles de obtener, sin embargo, cuando necesitan energía les vale cualquier tipo de carbohidrato, por eso, aunque no tomemos azúcar blanco se alimentarán a partir de carbohidratos de otros alimentos, como la fructosa proveniente de la fruta.

El consumo excesivo de azúcar está relacionado con el sobrepeso del cual se conoce que hay una correlación con el cáncer, pero ocurre con cualquier tipo de azúcar, que en exceso no es bueno.

Las patatas fritas

Otro alimento mitificado. Las razones por las cuales afirmaban que producían cáncer es porque al freírlas a altas temperaturas se creía que soltaban una sustancia llamada acrilamida. No obstante, el Instituto Nacional del Cáncer en EEUU afirma que no hay evidencias de que la acrilamida sea realmente cancerígena. De todos modos, un consumo excesivo de esta comida no es nada recomendable porque aunque por si misma no cause cáncer (igual que en el caso del azúcar), puede contribuir a estados de salud insalubles que SI se han relacionado con él.

El estreñimiento

Según Antonio Llombart, el actual portavoz de la SEOM, antiguamente se creía que el estreñimiento producía ciertos tipos de cáncer. Está claro que el estreñimiento es mejor evitarlo en la medida de lo posible. Sin embargo, no hay datos que evidencien esta idea.

Los antitranspirantes

Se han hecho multitud de estudios sobre si los antitranspirantes e incluso algunos tipos de desodorantes podçian producir cáncer mama por la proliferanción de algunas sustancias que podían modificar las células mamarias. Los datos obtenidos hasta ahora (en más de 50 años desde que empezó su comercialización) defienden que solo es un mito más.

Los tintes para el pelo

Es falso . No hay ninguna prueba que lo afirme. El mito proviene de la creencia de que las sustancias químicas que contienen los tintes sob absorbidas por el cuero cabelludo y puede producir en el usuario ciertos tipos de cánceres. Pero, sin embargo, varios estudios defendían que los peluqueros que tenían contacto diario con estos productos era un factor de riesgo de padecer cáncer de vejiga.

Conclusiones finales

Existen variedad de mitos acerca del cáncer, sobre cosas que lo producen y también sobre sustancias o alimentos protectores contra él. Por eso, es recomendable que no te fíes a la primera de lo que oyes en la televisión o lees por internet porque muchas páginas o programas buscan el sensacionalismo y engrosar el número de espectadores.

Por otro lado, es importante no obsesionarse con estos temas porque el cáncer desgraciadamente es una enfermedad multifactorial cuyo origen es impredecible para el ser humano. Por ejemplo, antiguamente se creía que era principalmente genética cuando realmente solo del 5% al 10% de los casos se transmite de una generación a otra el gen mutado.

Artículos recomendados

Comentarios