Menú
Glutamina para la recuperación muscular, cuándo y cómo tomarla
EJERCICIO INTENSO

Glutamina para la recuperación muscular, cuándo y cómo tomarla

Te contamos las propiedades de la glutamina, cómo consumirla y qué precauciones has de tomar.

Iván Martínez de Miguel

Cuando escuchamos hablar de glutamina rápidamente nos vienen a la cabeza imágenes de chicos de gimnasio fornidos y capaces de levantar enormes cantidad de peso, pero la glutamina no es solo un complemento deportivo, es mucho más.

¿Qué es la glutamina?

La glutamina es un aminoácido no esencial que nuestro cuerpo crea a partir de otro aminoácido. Aunque se le cuelga el cartel de 'no esencial', es capaz de favorecer la recuperación del musculo y tiene importantes beneficios si se usa con moderación y bajo la supervisión de un especialista.

La glutamina se conoce por su relación con el deporte, pero tiene otras propiedadesLa glutamina se conoce por su relación con el deporte, pero tiene otras propiedades

Los niveles de glutamina del cuerpo crecen de acuerdo a las necesidades del organismo, cuando éstas no están satisfechas el descenso de los niveles puede perjudicar las funciones metabólicas relacionadas con la recuperación del músculo. Es un complemento que ayuda con la síntesis de la masa muscular y la actividad del sistema inmunológico, digestivo y renal, entre otras muchas funciones.

Lo alimentos ayudan en este proceso, puesto que aquellos que contienen altos niveles de proteínas gozan de una cantidad de glutamina. Sin embargo ninguno tiene una cantidad importante, por eso se convierte en un complemento o suplemento deportivo destacado para los aficionados al gimnasio que entrenan de manera intensa.

¿Cuándo se recomienda usarla?

Este complemento no solo sirve para la recuperación muscular tras el ejercicio, hay una larga lista de situaciones en los que podríamos tomarlo y beneficiaría a cualquier persona.

Es muy útil por ejemplo para combatir el estrés, los golpes, para entrenamientos de larga distancia o ejercicios muy intensos, en la recuperación de lesiones, para infecciones musculares y de la piel, en personas que han sufrido quemaduras, para estados de agotamiento, desequilibrios alimenticios, estados patológicos y sobre todo en deportes con mucho desgate físico.

Los beneficios de la glutamina también se aplican a otro tipo de situaciones como favorecedor de la recuperación glucogénico o de la síntesis proteica para proteger el tejido del músculo. Además podría ser eficaz en el dolor y la inflamación de la boca causada por tratamientos de quimioterapia, para mejorar el bienestar de las personas con lesiones traumáticas y en problemas intestinales de personas con SIDA.

Glutamina como complemento para el gimnasio

Pese a todos estos beneficios, el caso más extendido de empleo de la glutamina es como complemento deportivo para la recuperación muscular tras un gran ejercicio. Se toma sobre todo en la práctica de deporte de intensidad alta o con un nivel de resistencia considerable donde el deportista gozará de una recuperación del músculo más rápida.

La glutamina debe utilizarse como suplemento sólo en ejercicios de intensidad altaLa glutamina debe utilizarse como suplemento sólo en ejercicios de intensidad alta

Es útil en la recuperación muscular de actividades relacionadas con la musculación, por eso no es extraño ver a personas en el gimnasio tomando glutamina ya que ayuda en el levantamiento de pesas y el uso de maquinas estáticas ganando o manteniendo masa muscular y mejorando la eficiencia en los procesos posteriores. Si se trata de actividades amateur el uso de glutamina es innecesario, con una dieta equilibrada se aportan los elementos necesarios para esa recuperación del músculo.

La ingesta de glutamina no debe tomarse a la ligera, siempre hay que hacerlo de manera gradual y controlada por un profesional. Para los más curiosos se habla que la toma general del día debería ser una dosis media entre 5-20 g. repartido en al menos dos tomas: una hora antes del entrenamiento o sesión de gimnasio y después del ejercicio; de esta manera se obtendrán los máximos beneficios. Se puede incluir una tercera toma antes de acostarse con una cantidad reducida de 5g.

Riesgos y seguridad de la glutamina

El consumo de glutamina, siempre y cuando esté controlado por un especialista, es una manera segura para la recuperación muscular; los riesgos y problemas derivados suelen producirse cuando la ingesta es demasiado elevada a la recomendada y se fuerza este proceso con altas cantidades.

De cualquier manera hay que tomar precauciones especiales durante el embarazo, la lactancia, si sufres enfermedades hepáticas graves ya que podría agravar su condición, en personas con sensibilidad especial al glutamato monosódico, en trastornos mentales o si sufre convulsiones.

Artículos recomendados

Comentarios