Menú
Cómo debe ser la higiene vaginal en la menopausia
HIGIENE FEMENINA

Cómo debe ser la higiene vaginal en la menopausia

La menopausia es un momento que le llega a toda mujer de este planeta... Pero, ¿la higiene vaginal debe ser igual que antes o se debe tener en cuenta algún cambio?

Inmaculada Jiménez Peral

Cumplir años, en las mujeres, muchas veces es síntoma de que vamos debilitándonos cada vez más. Los huesos los tenemos cada vez más frágiles, nuestra piel se arruga y nuestra menstruación se retira. Esto que a muchas de nosotras nos supone un cambio muy trágico en nuestras vidas, no es más que un ciclo natural que todas tenemos que vivir, y lo mejor siempre es tratar de llevarlo de la mejor manera posible, adaptando nuestra vida a todas las situaciones, para ello es muy importante la higiene vaginal.

Es importante llevar una higiene diaria Es importante llevar una higiene diaria

Consecuencias de la menopausia

Cuando aparece la menopausia en nuestras vidas, nuestro cuerpo vive unos cambios hormonales que se traducen en una transformación de nuestro estado físico que sobre todo lo notamos en nuestra zona íntima.

Lo más normal es que durante este periodo aparezcan picores y sequedad vaginal, ya que el ph de nuestra zona íntima cambia debido a los cambios hormonales a los que nuestro organismo está sometido en la menopausia.

Cómo cuidar nuestra zona íntima durante la menopausia

Llevar una higiene vaginal correcta y mantener unos cuidados en nuestra zona íntima es muy importante y esencial para que notemos de la menor forma posible estos cambios que nuestro cuerpo está experimentando.

Mantener limpia la zona vaginal con lavados diarios utilizando geles y productos específicos para nuestra zona íntima, va a prevenir la aparición de infecciones y de los malos olores que durante este periodo aparecen.

Lavar la zona más de dos veces al día puede provocar el efecto contrario al que buscamos, ya que estamos eliminando las bacterias que tenemos en nuestra vagina, que nos van a ayudar a mantener a esta libre de infecciones y de virus que quieran atacar la zona vaginal. Por ello, el exceso de higiene vaginal es muy desaconsejable en estos casos.

Utilizar ropa que no sea demasiado ajustada va a favorecer al cuidado de la zona genital y a la higiene vaginal . En el caso contrario podríamos contraer infecciones debido a que la zona se mantienen constantemente húmeda y puede, incluso, aparecer las temidas rozaduras en la zona genital, que con los años se vuelve mucho más sensible.

Cambiar las compresas de forma más habitual. Si antes lo hacíamos cada 6-8 horas, ahora debemos hacerlo cada 4-5 horas. Esto es porque con la menopausia puede aparecer la incontinencia vaginal que va a provocar que la zona pueda estar húmeda durante mucho tiempo, provocando así un aumento de posibilidades de contraer infecciones.

Cuando vayamos a limpiar nuestra zona íntima, hacerlo siempre de delante hacia atrás. Esto evitará que padezcamos de infecciones por las bacterias fecales, que son muy dañinas para nuestra salud

vaginal.

Es importante limpiar la zona vaginal con los dedosEs importante limpiar la zona vaginal con los dedos

Limpiar la zona vaginal con nuestro dedos, evitando las esponjas o guantes, van a favorecer a una higiene vaginal más productiva. Utilizar una esponja expondría a nuestra vagina a posibles infecciones ya que estas suelen tener muchas bacterias. Lo ideal es aplicar un poco de jabón o gel indicado para la zona genital específicamente en nuestros dedos y limpiar bien haciendo hincapié en los pliegues de la vagina, que pueden portar bacterias. El secado es también muy importante, ya que si dejamos la zona húmeda podemos contraer hongos y si lo hacemos de forma arisca o con una toalla demasiado áspera podemos dañar la zona.

Por último, elegir con mimo nuestra ropa interior y lavarla con productos libres de químicos, es también muy importante a la hora de nuestra higiene íntima. Si utilizamos braguitas de un tejido que no sea transpirable podemos crear una humedad continua en nuestra zona genital, por lo que los hongos no tardarían en aparecer. Por otro lado, utilizar productos de limpieza de nuestra ropa sin químicos, va a conseguir que nuestra vagina no entre en contacto con esos químicos y, por tanto, quedará libre de posibles infecciones.

Artículos recomendados

Comentarios