Menú
La varicela en niños: todo lo que debes saber
VARICELA

La varicela en niños: todo lo que debes saber

La varicela en niños es una de las enfermedades más comunas en nuestro país, no te pierdas todo lo que debes saber para afrontar esta enfermedad.

Coral Ferrero Ibáñez

La varicela es una de las enfermedades en niños más comunes en nuestro país. Suele durar entre 5 días y 2 semanas y es muy contagiosa, razón por la cual es recomendable mantener a los niños alejados de otros que todavía no la hayan pasado. A continuación te explicamos más a fondo qué es esta enfermedad.

¿Qué es la varicela?

La varicela es una enfermedad viral que está catalogada como 'extremadamente contagiosa'. Es causada por el virus varicela-zóster. Se caracteriza porque provoca erupciones rojas en todo el cuerpo que pican mucho. Los niños además también sentirán posiblemente síntomas de la gripe como malestar o nauseas. Cuando se coge en la infancia no suelen haber secuelas pero si el contagio se produce durante la adolescencia o la edad adulta puede llegar a considerarse peligrosa.

¿Cómo se contagia?

El virus de la varicela se contagia tanto por el aire (estornudos y tos) como por el contacto directo con mocos, saliva u otros fluidos. El contagio se puede llevar a cabo incluso dos días antes de que salgan los sarpullidos en la piel de los niños, por lo que pueden transmitir la enfermedad incluso antes de saber que la padecen.

La varicela es una enfermedad viral extremadamente contagiosaLa varicela es una enfermedad viral extremadamente contagiosa

Cuando un niño ha cogido la varicela se le ha de mantener alejado de la escuela hasta que las llagas se hayan secado, lo que sucede tras una semana aproximadamente. Es normal que si varios niños que no han pasado la varicela viven bajo el mismo techo uno se la contagie al otro, de modo que los dos la padecerán al mismo tiempo. Para frenar en medida de lo posible la transmisión los niños deberán lavarse las manos a menudo, en especial antes de comer y tras usar el baño.

¿Existe una vacuna?

La varicela se puede prevenir generalmente con la vacuna, concretamente la evita en un 85% de los casos. Esta enfermedad puede provocar en los niños cicatrices e incluso en mínimas ocasiones neumonía o daño cerebral y aquellos que han sido vacunados tienen muchas menos probabilidades de cogerla. En el extraño caso de que se contagien, la varicela será mucho más leve, las erupciones serán pocas y la picazón no muy fuerte.

En España se ha paralizado la distribución de esta vacuna y actualmente sólo se aplica a los niños y niñas de 12 años que no han pasado la enfermedad. En general, la vacuna de la varicela se distribuye en dos dosis: la primera cuando los niños tienen entre 12 y 15 meses, y la segunda cuando han cumplido entre 2 y 4 años. Como todos los medicamentos que tratan enfermedades, la vacuna puede provocar efectos secundarios pero no es probable que sucedan. Algunos de ellos pueden ser fiebre, hinchazón en la zona donde se ha administrado la vacuna, erupciones o convulsiones.

Síntomas y causas de esta enfermedad.

Normalmente, la varicela empieza del mismo modo que muchas otras enfermedades, como por ejemplo la gripe: con fiebre, dolor de cabeza, inflamación en la garganta o dolor de estómago. Estos síntomas pueden durar varios días y la fiebre suele variar entre los 38,3º y 38,8º. La varicela, como hemos dicho, produce erupciones rosáceas que causan mucho picor. Suelen aparecer primero en el abdomen, la espalda o la cara para luego propagarse al resto del cuerpo, incluyendo el cuero cabelludo, la boca, los brazos, las piernas e incluso en la zona genital.

Los sarpullidos empiezan como pequeños bultos rojosLos sarpullidos empiezan como pequeños bultos rojos

Los sarpullidos empiezan como pequeños bultitos rojos que tienen el aspecto de granos o picaduras de insecto, de un tamaño aproximado de un centímetro. Tras tres o cuatro días desde su aparición se transforman en ampollas llenas de fluidos. El recubrimiento de las ampollas se rompe y es cuando se abren las llagas, que cuando se secan se convierten en unas costras de un color más oscuro.

Tratamiento de la varicela.

Aunque tendremos que esperar a que la varicela se pase sola hay algunos métodos que podemos seguir para aliviar el malestar de los niños. Ponerles compresas mojadas de agua tibia o darles baños cada 4 horas puede aliviar la picazón, así como mantenerlos en un ambiente fresco. La comida y bebida fría aliviará las llagas que pueden producirse en la boca.

Para evitar el escozor en esta zona evita proporcionarles alimentos demasiado cítricos o salados. Evita todo lo que puedas que los niños se rasquen, ya que solo causará más picor y pueden hacerse sangre en los sarpullidos. Por eso, asegúrate que tengan las uñas bien recortadas o colócales guantes por las noches para que no se hagan daño si se rascan.

En cuanto a medicamentos, se desaconseja totalmente el uso de las aspirinas, ya que pueden provocar el Síndrome de Reye en niños pequeños. El ibuprofeno tampoco es recomendable para menores, por lo que el paracetamol será la mejor opción si queremos aliviar su fiebre. Los talcos y cremas específicos también ayudarán a aliviar el picor.

No olvides que el médico podrá darte más información e indicarte los pasos que tendrás que seguir si tu hijo o hija se ha contagiado de varicela o de otras enfermedades.

Artículos recomendados

Comentarios