Menú
Medicamentos para el colesterol alto, cuáles existen y cómo actúan
COLESTEROL

Medicamentos para el colesterol alto, cuáles existen y cómo actúan

Los medicamentos contra el colesterol deben ser combinados con dieta y ejercicios.

Héctor Félix Lasheras Diez

Algunas de las enfermedades que en los últimos años más se están extendiendo por todo el mundo desarrollado son las asociadas al corazón. Esto se debe al sobrepeso y al colesterol alto, que aunque es necesario, en exceso tapona nuestras arterias y nos provoca fallos coronarios, con una alta probabilidad de muerte. Si su médico le ha recomendado iniciar un tratamiento del colesterol, debe saber que el objetivo es deshacernos del LDL o colesterol malo.

Esto no se logra exclusivamente con un tratamiento del colesterol o medicamento que resuelva todos nuestros problemas, deben de ser siempre acompañados por cambios radicales en el estilo de vida y la dieta. En caso de que su médico ya le haya iniciado en el tratamiento del colesterol significa que tenemos entre manos una situación bastante grave que hay que tomarse muy en serio.

Antes de citar los medicamentos existentes, debemos saber qué se considera colesterol alto. Los médicos consideran un colesterol normal a las cifras menores de 200 mg/dl, normal-alto entre 200 y 240 y alto por encima de 240 de formal total.

El colesterol se considera normal si se encuentra por debajo de los 200 mg/dlEl colesterol se considera normal si se encuentra por debajo de los 200 mg/dl

Referente al colesterol malo o LDL, pues el total es la suma de LDL y HDL se considera normal menos de 100 mg/dl, normal-alto entre 100 y 160 y alto por encima de los 160 mg/dl. A continuación os explicaremos los tratamientos y medicamentos existentes para combatir el LDL y el colesterol alto.

Estatinas

Las estatinas también son conocidas como inhibidores de la HMG-CoA reductasa. Retrasan la producción de colesterol del cuerpo y eliminan la acumulación del colesterol en las arterias y vasos sanguíneos. Actúan principalmente en el hígado impidiéndole producir colesterol. Existen hasta 6 variedades de productos relacionados con la familia de las estatinas son: Atorvastatina, Fluvastatina, Lovastatina, Pravastatina, Rosuvastatina y Sinvastatina. Estas, a su vez, tienen un medicamento asociado, vinculado a su nombre comercial, que será el que el médico le recete, que pueden ser: Lipitor, Lescol, Mevacor, Altoprev, Pravachol, Crestor y Zocor.

Resinas

Las resinas, o también conocidas como secuestrantes de ácidos biliares, pues su función es unirse a estos y neutralizarlos. Los ácidos biliares, que ayudan a la digestión, se producen en el hígado, usando colesterol. Cuando estas resinas se unen a ellos, el cuerpo procede a eliminarnos por la vía digestiva por lo que éste se ve obligado a producir más LDL, aumentando así la eliminación del colesterol alto. Dentro de la familia de los fijadores de ácidos biliares están: las Colestiramina, Colesevelam, Colestipol que disminuyen la cantidad de grasa absorbida de los alimentos. A su vez los medicamentos comerciales que existen son Questran, Welchol y Colestid.

Inhibidores

Inhibidores de la absorción de colesterol. Estos medicamentos se centran en reducir la cantidad de colesterol que es absorbida en los intestinos. Generalmente, se suelen combinar con las estatinas para lograr un doble efecto, quemar más LDL y evitar la absorción de más, equilibrando así la balanza. En este caso el nombre genérico del genérico es Ezetimiba y el medicamento comercial es el Zetia.

Fibratos

Otro medicamento son los basados en los fibratos o derivados del ácido fíbrico. Reducen el colesterol, al reducir los triglicéridos, aumentado el colesterol bueno o HDL. Estos medicamentos actúan sobre el hígado ayudándolo a descomponer el LDL. Los medicamentos disponibles son el Lopid cuya base es el Gemfibrozilo y el TriCor y Lofibra con base de Fenofibrato.

Niacina

La niacina, también conocido como acido nicotínico, es una vitamina B. En grandes dosis, reduce los triglicéridos y el colesterol alto, reduciendo el malo LDL y aumentando el bueno HDL. Los medicamentos asociados a la niacina son el Niacor y el Niaspan. También existen otro tipo de vitaminas y suplementos, como el Lovaza, centrado en los ácidos grasos omega 3, cuyo mecanismo es el mismo, reducir el LDL y aumentar el HDL.

Uso del tratamiento

Generalmente el tratamiento consistirá en combinar 4 factores. Un medicamento de la familia de las estatinas con algún otro de la lista, ejercicio y dieta. La combinación de medicamentos solo puede determinarla el medico, pues depende de cada caso y solo se puede saber después de diversas analíticas.

Los medicamentos deben ir acompañados de una correcta dietaLos medicamentos deben ir acompañados de una correcta dieta

Lo que sí es genérico a todas las personas que tenga que tomar el tratamiento del colesterol es que un medicamento solo no vale. De ahí que sea necesario combinarlo con una dieta consistente en alimentos variados y generalmente altos en fruta, vegetales y cereales, que a su vez limite la ingesta de calorías derivadas de las grasas y aumente el consumo de fibra. En casos de detección temprana con una dieta de 6 meses a un año se logra evitar el uso de medicamentos, ya que a pesar de cumplir su función puede tener una seria de contraindicaciones nada recomendadas, por lo que hablamos de casos extremos y como última solución.

Si somos recetados con una interacción farmacológica, es decir tomar dos medicamentos a la vez, la manera con la que el cuerpo procesa ambos puede variar. Es en este momento cuando el riesgo de efectos secundarios se dispara pudiendo hacer que los medicamentos no funcionen como deberían. En este caso hasta las vitaminas y suplementos naturales pueden afectar al funcionamiento del resto de medicamentos y la forma en la que nuestro hígado los procesa.

Incluso determinados alimentos pueden alterar el funcionamiento de los fármacos, de ahí que siempre se recomiende seguir la dieta recetada por nuestro médico, en este caso se denomina integración fármaco alimenticia. Por eso, si queremos evitar los efectos secundarios que a continuación os comentamos, debemos no solo seguir la dieta recomendada sino también la pauta de toma de los medicamentos. Incluso aunque estos sean complejos vitamínicos que podamos considerar "inofensivos".

Efectos Secundarios

Entre los efectos secundarios que nos podemos encontrar están los problemas estomacales y las diarreas, que suelen desaparecer con el tiempo. El problema son los efectos secundarios graves, que en menos casos se dan pero también están presentes. Hablamos de problemas musculares y daños en el hígado.

En estos últimos casos, de ser así, tendremos un grave problema, pues como podéis comprobar, la mayoría de los medicamentos actúan sobre el hígado o sobre el estómago. Por tanto, si debido a un problema con los efectos secundarios de un medicamento debemos dejar de tomarlo, nuestras opciones se verán limitadas a la dieta y el ejercicio, pero si ya estamos tomando medicamentos, el tiempo de usar el deporte y la dieta en exclusiva ya habrá pasado.

Artículos recomendados

2 Comentarios

Teresa

07/06/2016 16:01

Él crestor es peligroso para la salud escucho que las estatinas son malas Saludos

joe sandoval avila

29/04/2016 22:50

Paciente de 54 años, presión arterial 90/70, contextura delgada, temp. 37.5, cefalea, parestesia miembros superiores, colesterol 300, estamos en la sierra de Lima, a 4,700 sobre el nivel del mar, clima frio, con problemas de estrés laboral, no tengo coramina, que me receta???