Menú
Medicamentos que no son seguros para conducir
MEDICAMENTOS Y CONDUCCIÓN

Medicamentos que no son seguros para conducir

Debemos prestar especial atención a qué medicamentos estamos tomando si necesitamos desplazarnos en coche

Irmina Merino Vidal

Cuando el médico o el farmacéutico nos prescriben o venden un medicamento debemos siempre leernos el prospecto. Hay quienes creen que no es importante hacerlo, sin embargo, el hecho de leerlo puede salvarte la vida. Al hacerlo, no solamente evitarás posibles alergias o efectos secundarios, debido a sus componentes o a la mezcla con otros medicamentos que puedas estar tomando, sino que además, serás capaz de ver qué otros efectos secundarios pueden producirte.

Para quienes conduzcan a diario o trabajen con maquinaria pesada es esencial leerse el prospecto de la medicina para saber si esta le afectará en su vida diaria o en el trabajo. Cuando un medicamento puede producir somnolencia, estamos poniendo en riesgo nuestro bienestar, ya que quedarse dormido al volante o trabajando con maquinaria pesada nos puede costar la vida o la de los que están a nuestro alrededor. Otros medicamentos, en cambio, pueden afectar a tu visión o generar otros efectos secundarios, que también pueden ser contraindicados si necesitas tener los cinco sentidos en máxima alerta cuando llevas el coche.

En Bekia te contamos qué medicamentos no son seguros para conducir y cuándo deberías hablar con tu médico o farmacéutico al respecto.

Medicamentos que pueden producir somnolencia

El 25% de los medicamentos, aproximadamente, que se encuentran en el mercado pueden producir somnolencia. Los más conocidos son los antihistamínicos, aquellos que suelen ser recetados para las personas que sufren de alergia. No obstante, estos medicamentos se pueden conseguir también en la farmacia sin necesidad de receta previa. Existe una gran parte de la población con alergias, como por ejemplo al polen, quienes van directamente a comprarse la medicina sin pasar por un médico, que además de ser muy peligroso automedicarse, hace que no siempre se le pueda avisar de los posibles efectos secundarios de esta medicina. Dependiendo de la marca y la cantidad este tipo de tratamiento, suelen producir diferentes grados de somnolencia que pueden ponerte en peligro al volante.

Es importante leer los prospectos de los medicamentos que tomamosEs importante leer los prospectos de los medicamentos que tomamos

Muchos de los medicamentos recetados para calmar la ansiedad o la depresión suelen producir también un alto grado de somnolencia. Estos medicamentos ayudan a la persona a calmar los nervios y a tener la mente más tranquila, por lo que es normal que se encuentren un poco distraídos y no tengan los sentidos al cien por cien.

Por eso, si te han recetado algunos de estos medicamentos es muy importante que evites la conducción.

Habla con tu médico y farmacéutico en el caso de que necesites conducir y no puedas evitarlo, y léete siempre el prospecto de todo medicamento que adquieras para saber si puede producirte somnolencia u otros efectos secundarios.

Medicamentos que pueden producir efectos secundarios en la visión

La fotosensibilidad, es decir, que la luz nos moleste más de lo normal en los ojos, es otro efecto secundario que pueden causar ciertas medicinas. Son muchos los medicamentos que pueden producir este efecto secundario, en mayor o menor grado, por eso es muy importante que antes de conducir nos leamos el prospecto y, en caso de duda, lo consultemos con un experto. Ejemplos de este tipo de medicinas son: el ibuprofeno, el omeprazol, el timetroprim o la benzocaína, entre otros. Algunos de estos medicamentos los tomamos a diario o sin receta médica, por eso debemos tener ser siempre previsores antes de coger el coche.

Otro efecto secundario que pueden tener los medicamentos sobre la visión es la oculotoxicidad, es decir, la visión borrosa. Esto es muy peligroso cuando estamos conduciendo, porque nos hará perder reflejos y no veremos bien. Necesitamos el sentido de la vista al 100% mientras llevamos el coche, por lo que debemos evitar conducir a toda costa si estamos tomando alguna de estas medicinas. Algunos ejemplos de medicamentos que puedan ocasionarnos visión borrosa, en mayor o menor grado, son: los antidepresivos, los antihistamínicos, los contraceptivos orales, los corticoides o el oxígeno.

No todos estos compuestos generan el mismo tipo de visión borrosa y no en todas las personas del mismo modo. Hay quienes no sientan este efecto secundario en absoluto. Sin embargo, si te han recetado una de estas medicinas mencionadas, lo mejor es que lo consultes con tu médico o farmacéutico antes de conducir.

 Algunos medicamentos puede producirnos, además de somnolencia, fotosensibilidad, visión borrosa o pérdida de reflejos Algunos medicamentos puede producirnos, además de somnolencia, fotosensibilidad, visión borrosa o pérdida de reflejos

Medicamentos que pueden alterar nuestros reflejos

Existen medicamentos que pueden afectar la función normal de nuestro cerebro y esto haga que se vean alterados nuestros reflejos. Cuando nos encontremos al volante, necesitamos tener nuestros reflejos al máximo, ya que un pequeño descuido podría costarnos la vida o la de terceros.

Esto también puede ocurrir si estás tomando más de una medicina a la vez y no se lo has comentado a tu médico o farmacéutico. Es esencial comentar siempre qué medicación estás tomando, con tal de no poner tu vida en riesgo y no solamente mientras conducimos.

Medicamentos para la depresión, la ansiedad o la migraña pueden afectar a nuestros reflejos y eso hará que no nos encontremos dispuestos para conducir. Así que, si estás tomando alguno de estos compuestos evita coger el coche y busca una método alternativo para dirigirte al lugar que necesites.

Así pues, es muy importante leerse el prospecto de los medicamentos cuando nos son recetados o los adquirimos en la farmacia sin receta previa. Debemos consultar siempre con el profesional si van a afectarnos a la hora de conducir. En caso positivo, evita coger el coche e intenta buscar otro modo para desplazarte.

Sobre todo, nunca mezcles alcohol, te automediques, ni tomes drogas si vas a conducir. Tu vida, tu salud y la de los demás estará en riesgo.

Artículos recomendados

Comentarios